Ery Acuña / Columna

Desde el Sótano / Ery Acuña

*** La 4ª  transformación y la salud en Chiapas 

Cinco razones bastan para que José Luis Días Selvas sea desterrado de la Sección 50 del Sindicato de Salud en Chiapas, e incluso enjuiciado por el presunto grave perjuicio a la salud de los chiapanecos:

Así, su inminente salida permitirá:

1.- Terminar con la tremenda corrupción que impulsó, aprovecho y toleró junto con altos funcionarios.

2.-Encumbrar a dignos representantes de los trabajadores del sector que han sido violentados de sus derechos.

3.- Terminar con la complicidad que este líder promovió, para que los hospitales se quedaran sin medicinas e insumos médicos.

4.- Empoderar a las mujeres en el sindicato de Chiapas, alineada a la política del presidente electo López Obrador, y del gobernador electo, Rutilio Escandón, para generar bienestar en los sectores más vulnerables, y

5.- Generar el respaldo de los 20 mil trabajadores de la salud en Chiapas a las nuevas políticas impulsadas por las nuevas autoridades entrantes, que faciliten un diálogo cercano, abierto y de combate a la corrupción que tanto han pregonado.

Chusita, en cambio, cuenta con el amplio respaldo de la inmensa mayoría de los trabajadores, pues demostró, al encabezar una huelga de hambre hace un año para exigir respeto a los derechos de las y los trabajadores, así como para la dotación de medicinas e insumos médicos en los hospitales del estado, que su movimiento demostrara valentía, honestidad y una genuina lucha en favor de la salud.

Mañana 8 de octubre se llevará a cabo la elección de la nueva Sección 50 del Sindicato de Salud en Chiapas (que Díaz Selvas ha ostentado por 12 años), en condiciones desiguales. No obstante, María de Jesús Espinosa de los Santos, mejor conocida como “Chusita”, encabeza la planilla Guinda, que logró aglutinar el apoyo de las tres planillas: la roja, la azul y la blanca.

Chusita tiene todo para ganar, además que en su favor está la rabia de los miles de trabajadores de la salud contra el corrupto líder que encabeza la Planilla Verde: Díaz Selvas, quien intenta perpetuarse en el poder del Sindicato con la única finalidad de tapar todas sus corruptelas.

Entre ellas el escándalo que recae sobre Díaz Selvas por el presunto mal manejo de al menos 70 millones de pesos, de la cual ya tiene conocimiento la Auditoría Superior de la Federación.

De imponerse a la mala con la compra de votos, de coerción a trabajadores y amenazas, se espera una rebelión de alcances impredecibles en el Sector Salud, solo porque un señor quiere a costa de lo que sea, ocultar su pasado corrupto que bien podría llevarlo a vivir unos años en El Amate, y porque esconde secretaros de otro corrupto que está ya en la mira de los órganos de fiscalización: Francisco Ortega Farrera, ex secretario de Salud, principal responsable de que los hospitales de Chiapas estén sin medicinas ni insumos médicos necesarios.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook