Héctor Estrada / Columna

En la Mira / Héctor Estrada

*** Velasco y sus excesos en gastos no prioritarios 

A sólo un mes de que concluya la actual administración estatal las irregularidades financieras del gobierno de Manuel  Velasco siguen brotando por todos lados. Esta vez ha sido el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) quien ha aportado pruebas contundentes sobre los excesos cometidos durante el sexenio que está a punto de concluir. Mediante un análisis hecho a diversos rubros de la Cuenta Pública Federal el Instituto Mexicano para la Competitividad detectó que entre los años 2016 y 2017 el gobierno de Velasco Coello incrementó en más del 120 por ciento los gastos por concepto de “viáticos y ceremonias oficiales”. En números precisos, el gobernador del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en Chiapas gastó nada más y nada menos que dos mil millones de pesos más que lo autorizado para ese rubro. Dos mil 81 millones de pesos adicionales para gastos en viajes, fiestas o celebraciones oficiales dentro de uno de los estados más pobres de México. El estudio hecho a las 32 entidades del país arrojó datos preocupantes sobre el posibles casos de desvío de recursos, entre los que destacó Chiapas y Velasco Coello por sus evidentes anomalías. Como parte de la presentación del “Índice de Información del Ejercicio del Gasto 2018. Prepuestos estatales: simulación y discrecionalidad”, el IMCO colocó a Chiapas en la posición 18 de entidades debido a su pésimo uso del ejercicio en gastos. Durante ese mismo periodo, a rubros prioritarios como el desarrollo social el gobierno de Chiapas apenas le hizo un incremento del 17 por ciento. 23 millones de pesos que son prácticamente nada comparados con dos mil millones utilizados por la administración estatal para viajes y parafernalia. El Gobierno de Velasco también reportó un sobrejercicio del gasto aprobado en materia de comunicación social. Gastó 158 por ciento más de lo aprobado para dicho rubro que debería estar destinado a la promoción institucional, pero que en la práctica se ha dedicado afanosamente a publicitar la imagen del ejecutivo estatal. Sin embargo, la mayor preocupación del Instituto Mexicano para la Competitividad tiene que ver justamente con el origen de los recursos utilizados para engordar gastos no prioritarios... ¿Qué presupuestos fueron cercenados o desviados de su objetivo original para elevar el gasto en viáticos, ceremonias oficiales y promoción? Es justo ahí donde está verdadero interés de las investigaciones. Como posible indicio de los reajustes presupuestales que permitieron los excesos en gastos no prioritarios, el IMCO detectó también que durante el 2017 el Gobierno de Chiapas reportó un gasto 21 por ciento menor de lo aprobado para obras de infraestructura. Se trata de una reducción al gasto que no fue justificada y que abre más dudas sobre los manejos en la finanzas públicas de Chiapas. Resulta evidente que el gobierno de Manuel Velasco tendrá muchas cuentas que aclarar ante graves irregularidades que brotan una tras otras con el paso de las semanas. Se trata de un turbio personaje que deberá ser sometido ante la justicia y no protegido por un presidente electo a quien parecen pesarle más el compromiso con la familia Coello que el supuesto afecto que asegura tenerle al lastimado pueblo de Chiapas… así las cosas.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook