Cuidado con estas empresas

WILLIAM CHACÓN / NOTICIAS 

Las Cajas de Ahorro son un modelo que fomenta el ahorro familiar o personal y están reguladas, pero no existe un sistema para monitorearlas a todas. Muchas, sin registro ni permiso, operan en los pueblos y comunidades donde no llaman la atención de autoridades federales; prometen tasas de interés por encima de las referidas por el Banco de México (casi como un milagro lo que ganarán) y al cumplirse el año de operaciones sencillamente desaparecen.

Una estimación realizada por Noticias, voz e imagen de Chiapas, con asesoría especializada, calcula que en todo el estado de Chiapas pudiera haber fraudes por un monto total de 300 millones de pesos.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), al cierre de junio de 2018 en México existen 159 sociedades cooperativas de ahorro y préstamo autorizadas y en operación, 5 más que en junio de 2017.

Sin embargo, de estas sólo 157 entidades entregaron información en tiempo y forma de acuerdo con las disposiciones aplicables, de las cuales: 51 se ubicaron en el nivel de operación I, 63 en el nivel de operación II, 42 en el nivel de operación III, y una en el nivel de operación IV.

Por otro lado, se estima que existen más de 600 Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SOCAP) entre autorizadas y no autorizadas. Del total de sociedades cooperativas, en Chiapas se encuentran 5 autorizadas, 26 básicas y 5 impedidas de captar.

Importante explicar que una sociedad cooperativa de ahorro y préstamo, cooperativa de ahorro y crédito, caja de ahorro y caja popular se refieren a un mismo modelo económico-social, donde la gente que no tiene acceso de manera directa a otro tipo de instituciones financieras, busca resolver sus necesidades de servicios de ahorro y crédito.

Es una empresa social de propiedad conjunta que busca entre los mismos socios dar servicios de ahorro y crédito. Las personas que se acercan a una cooperativa o caja de ahorro buscan atender necesidades que no han podido, bajo las condiciones que les ofrece el mercado tradicional.

En México muchas aparecen y desaparecen, se fusionan o las absorben, están reguladas o no lo están, se expanden o quiebran. Están reguladas por la Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (LRASCAP), además de la Ley General de Sociedades Cooperativas.

La contadora pública, Irma Pérez Cancino, explica en entrevista que las cajas de ahorro populares son sociedades de inversión que fueron creadas para fomentar la cultura del ahorro, a partir de la misma población con la necesidad de tener certeza sobre sus ahorros, ante la incertidumbre de los bancos.  

Comenzó hace más de 60 años entre vecinos, colonos y personas que se frecuentaban y conocían de mucho tiempo, de tal forma que sus ahorros independientemente de que les generarían una ganancia estarían seguros y regresarían a ellos.

Explica que si yo, como persona, quiero invertir en una caja de ahorro elijo la que a mi parecer es la que más me conviene, porque existen muchas. Se puede iniciar con cinco mil pesos.

Se hace un registro especial con documentos como identificación oficial, acta de nacimiento, comprobante de domicilio; a partir de ahí comienza el ahorro. Me toman como asociado de la caja de ahorro, por lo que deberé pagar cuotas mensuales o bimestrales.

Por lo general, una vez hecho los tramites de acceso a la caja de ahorro, se establece una plazo, semanal, quincenal o mensual, para aportar un monto como parte de mi ahorro.

De forma semanal es a partir de 100 pesos, quincenal a partir de 500 pesos, de acuerdo a lo que decida. Cumplir con estas aportaciones me hará acreedor a un incentivo al final de un semestre.

Es importante ver los beneficios que ofrecen, independientemente del rendimiento para el dinero, así como los gastos como pagos de cuotas, comisiones y otros conceptos.

Uno de los beneficios que otorgan las cajas de ahorro es acceder a un seguro de defunción, becas para educación básica, entre otros.

Como se mencionó anteriormente, las cajas de ahorro ya están reguladas por diferentes organismos federales, y están obligadas como sociedades de ahorro a presentar informes ante la Secretaría de Hacienda y otras instancias.

Para saber si la caja de ahorro donde pretendo invertir mi dinero es confiable, puedo acceder a la página web oficial de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), para consultar el listado de las cajas de ahorro que cumplen con los requisitos de ley y están reconocidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores

Lo anterior, porque existen cajas de ahorro que no están reconocidas por este organismo porque no cumplieron con todo lo necesario, por lo que no ofrecen la seguridad de las inversiones que realicen los usuarios.

Mencionó que afortunadamente, organismos federales están trabajando en el control y regulación de las cajas de ahorro y otras figuras afines, para evitar fraudes u operaciones ilícitas como el lavado de dinero.

En los últimos años han incrementado las cajas de ahorro en Chiapas y el resto del país. Ha sido buena la aceptación en la población de un nivel económico medio, al percatarse que pueden invertir de manera segura y de acuerdo a sus posibilidades.

Hay cajas de ahorro que comenzaron desde hace varias décadas y en la actualidad son grandes organismos con muchas sucursales, reconocidas por los organismos oficiales.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook