Raymundo Díaz S. / Columna

PERFIL FRONTERIZO /  Raymundo Díaz S.

Peña Nieto NO METERÍA A LA CÁRCEL a Velasco Coello, sería el próximo presidente de la república. De lo que se dice…

 Quienes sustentan sus aspiraciones políticas en el centro del país y en las altas cúpulas gubernamentales o partidistas, confían y porfían en que Enrique Peña Nieto y otra manos oligarcas PRESIONEN y AMENACEN al gobernador chiapaneco, Manuel Velasco Coello, para que vuelva a “juntar” u “ordene” a sus AMIGOS e incondicionales sumarse al proyecto priísta que encabeza el junior y burgués de Roberto Albores Gleason.
“Le van apretar los huevo”, dicen y hasta gritan en los cafés y piqueras políticas los allegados e “íntimos” del candidato estatal priísta. “No va aguantar una investigación”, arguellen otros. “No se preocupen, lo pueden mandar al bote si insiste en romper la alianza”, vaticinan unos últimos quienes aseguran que Velasco Coello IRÁ A PARAR A LA CARCEL si no persiste en ponerle “piedras” en el camino de Albores Gleason.
Provenientes de una vergüenza, de una imposición y de una corrupción nacional, no pueden ser otra cosa sino eso. Una vergüenza y natos émulos de la imposición y corrupción en su más perfecta expresión.
Acostumbrados, no ganar, sino a ARREBATAR a costa de lo que sea, el clan de Roberto Armando Albores Guillén y su prole, quieren ARREBATAR una gubernatura que nunca han ganado y, lo que es peor, NO SE LA MERECEN. 
Hoy exigen respeto quienes han sido los principales usurpadores, desobedientes y violadores de las leyes y de las normas políticas del Partido Revolucionarios Institucional y de los cánones de Los Pinos.
Entre la sarta de virulencias cometidas por los “Albores”, se encuentra el haberse revelado y desobedecido “instrucciones” tajantes del centro del país, dícese de la Presidencia de la República, cuando ya se había ordenado su salida del interinato en Chiapas en aquel ya lejano 1998. Para sostenerse en el poder y como es su costumbre, arremolinó a centenas de transportistas y de otras organizaciones campesinas en la plazoleta de la ciudad capital y él se atrincheró en el palacio de gobierno del cual no salió hasta que se diera marcha atrás a su destitución. 
Ocho años después, Albores Guillén volvió a RETAR y a desobedecer al centro del país a no acatar la decisión de que José Antonio Aguilar Bodegas fuera el candidato tricolor a la gubernatura chiapaneca y no él quien pretendió contender a pesar de existir quejas en su contra por su mala administración y ejercicio indebido de recursos público durante su interinato, según Pablo Salazar Mendiguchía. 
En ese virulento 2006, Albores Guillén apedreó y garroteó a miles de priístas. Y no sólo eso. Renunció o -mejor dicho- fue expulsado del PRI por haber apoyado “con todo” al PRD con Juan Sabines al frente.
Hoy, a 12 años de su última desobediencia y TRAICIÓN al centro del país, busca agenciarse una candidatura y una gubernatura logradas precisamente desde el centro del país al que NUNCA HA OBEDECIDO. 
¡¡Que ironía!!! Es en el centro del país y es en Los Pinos, ante los cuales NUNCA ha sido sumiso y mucho menos LEAL, en donde fincan sus esperanzas de ser los próximos mandamases en Chiapas. Ese Chiapas al que han metido en cientos de incertidumbres y de enfrentamientos mientras ellos -Los Albores- viven y viajan a la ciudad de México disfrutando de las mieles y usufructos millonarios sacados o saqueados de este sureño y marginados estado. 
Hoy, a 12 años de su última desobediencia y TRAICIÓN al centro del país, pide y hasta exige que Enrique Peña Nieto o sus “ÍNTIMOS” amigos como Enrique Ocho Reza, Aurelio Nuño y otros, METAN A LA CARCEL al joven gobernador chiapaneco a quien, Albores Guillén y compañía, quisieron o quieren “manejar” a su antojo y para beneficio de su vástago y de sus intereses de cacique político.
Hace unos meses, con la espada desenvainada y gritando, llegaron a quejarse a la ciudad de México. “Manuel Velasco no nos quiere apoyar…actuemos así…pero inmediatamente”, fue el lloriqueo. Y la acción fue tajante. Inmediata y fulminantemente fueron cesados los funcionarios más cercanos a Velasco Coello; una su ex-novia y el otro su ahijado. Aparte de ello, amenazaron al Manuel Velasco con meterlo “al bote” si no ponía todo su gobierno al servicio del PRI y de “Los Albores”. 
En este momento, con la caída de la Coalición “Todos por Chiapas” que acuerpa a Albores Gleason, regresan las amenazas. Culpan directamente a Manuel Velasco de querer inscribir a Enoc Hernández Cruz como un quinto candidato a gobernador. Los cien, doscientos, trescientos o más MILES DE VOTOS que trae el llamado “Flaco de Oro” serían determinantes para que Albores Gleason y compañía MORDIERA EL POLVO DE LA DERROTA y pagara todos sus atropellos cometidos en Chiapas. He ahí la honda preocupación que los lleva a “pedir chiche” al centro del país al que nunca han obedecido.
Sin embargo y a pesar de sus soberbias, olvidan que, en este momento, el gobernador más joven de Chiapas y de México, NUNA PISARÁ LA CARCEL. Mucho menos en estos días electorales. Y si ese fuera su destino, no sucederá cuando el caciquismo lo quiera o lo desee. Esto sucedería cuando Andrés Manuel López Obrador ya sea Presidente de la Republica. O sea NO SUCEDERÁ PUES. Sí, en cambio, LA DERROTA de Albores Gleason se empieza a gestar y a celebrar por muchos. NI UN VOTO PARA EL PRI y NI UN VOTO para Roberto Albores Gleason. Ya abundaremos.
De lo que se dice…
…dicen que… “los años no pasan en balde”, reza ese sabio adagio rural. Y José Antonio Aguilar Bodegas demostró la veracidad de este. Josean no sólo demostró su madurez física si no que demostró que tiene una ENORME EXPERIENCIA en diversos rubros y tópicos que atañen a Chiapas y a los chiapanecos. Sin duda alguna, se llevó la noche y del debate de ayer domingo. Muy bien …dicen que… los tribunales no desconocieron ni anularon a Roberto Albores Gleason como candidato del PRI al gobierno de Chiapas. Nada que ver. Este lo sigue siendo. Entonces, la aprobación que hiciera ayer el Consejo Político Permanente del PRI a favor de suscribir convenio de candidatura común a favor de Roberto Albores Gleason, no sana ni subsana absolutamente nada la sentencia o petición del TRIFE. Podrá ser protocolo, adelanto publicitario y golpe mediático, pero -en honor a la verdad- la última palabra la tienen los dirigentes o quienes mueven los hilos en los dos partidos locales, sobre todo en uno; el Partido Podemos Mover a Chiapas. Que no los engañe y sorprenda Julián Nazar Morales y Albores Gleason (Lord prospera). Hay que aceptarlo; Gleason y su futuro político inmediato, SE TAMBALEA. ¡¡Ah, otra cosa!! Aun constituyéndose nuevamente y con la figura de “Candidatura Común”, los votos “MORADOS” difícilmente serán para el junior de San José. “Si no se rajan y ni se asustan”, órale, que vayan solos. Ya abundaremos y mucho …dicen que… muy lejos, pero lejísimo está Roberto Albores Gleason de igualar a su padre, DON ROBERTO ARMANDO ALBORES GUILLÉN, así con mayúscula, porque hay que reconocer la calidad y cualidad de DON ROBERTO de su junior quien carece de ese temple, de esa gallardía y de esos argumentos sólidos que su progenitor lleva por naturaleza y en el alma. Albores Gleason confirmó ayer lo que aquí hemos señalado; un junior que nada ha ganado por méritos propios. Un junior que, con su “no me asusto ni me rajo”, simula ser un “gandallita” de banqueta. Pero que, en honor a la verdad, no pasa de ese dicho corriente porque a la hora de la hora fue exhibido como un “dormilón” que comió durante 9 años del erario público como legislador. Ya abundaremos …dicen que… José Antonio Aguilar Bodegas, candidato al gobierno de Chiapas por el PRD, PAN y MC, sería el abanderado mejor visto y evaluado en este momento. Ni Rutilio Escandón y mucho menos Roberto Albores Gleason representan la mejor opción para Chiapas y para los chiapanecos. Esos CIEN, DOSCIENTOS o TRESCIENTOS MIL VOTOS que existen en este preciso momento detrás o dentro del Partido Podemos Mover a Chiapas, podrían pasar al “morral” de Aguilar Bodegas si no su líder moral, Enoc Hernández Cruz, no se inscribe como candidatos. Esta misma cantidad de votos podrían ser también para MORENA a nivel nacional. Al tiempo …dicen que… el menos indicado para dirigir o servir de árbitro en las presentes elecciones de Chiapas es Oswaldo Chacón Rojas. Para estar al frente de una institución de suma relevancia en el estado de Chiapas como es el IEPC en el cual, en gran medida, se juega o se define el destino político y electoral de cientos de miles de chiapanecos, se requiere de una personalidad de enorme CALIDAD MORAL y fuera de toda duda o sospecha de corrupción. En este contexto, Oswaldo Chacón Rojas está descalificado para ello. Con sendas acusaciones documentadas en su contra sobre un DAÑO PATRIMONIAL DE MÁS DE TRES MILLONES DE PESOS a la Universidad Intercultural de Chiapas cuando él estuvo al frente de esta institución, debería estar fuera del IEPC. Por ello y muchas otras actuaciones de “dudosa procedencia” y “arreglos” realizados en lo “oscurito”, Chacón Rojas debería ser DESTITUIDO de forma inmediata del IEPC y debería ser enjuiciado por las autoridades correspondientes. Este elemento CARECE de personalidad moral y de trasparencia para arbitrar un proceso electoral de gran trascendencia como esta del 2018. He dicho.http://www.perfilfronterizo.net/newperfil/

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook