Desconocía las actividades delictivas de dicha persona

Ciudad de México, 10 AGO (apro).-El cantante de música norteña Julio César Álvarez Montelongo, mejor conocido como Julión Álvarez, negó formar parte de una red de lavado de dinero, así como tener vínculo alguno con el empresario Raúl Flores Hernández, a quien las autoridades estadunidenses ligan con los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En conferencia de prensa en un hotel del sur de la Ciudad de México, a donde acudieron unos 200 periodistas, admitió que sí conoce a Flores Hernández, pero sólo en el rol de empresario.

Nervioso, el cantante, cuyo nombre apareció ayer en la lista negra del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, junto con el del futbolista Rafael Márquez, aseguró que desconocía las actividades delictivas de dicha persona.

Explicó que el único encuentro que tuvo con el líder del “Cártel de las Flores” fue cuando en un evento celebrado en el bar Las Camelias se lo presentaron como propietario del lugar.

“Lo conozco como empresario, yo no sabía que era parte dé (…) (un grupo delictivo)”, sostuvo el cantante.

“No tengo ningún nexo (con Raúl Flores), no me contrató él directamente, fui a Las Camelias invitado por otras dos personas”.

En la atropellada rueda de prensa, Julión aseguró que está dispuesto a presentarse ante la justicia de México y de Estados Unidos para aclarar su situación legal, y argumentó que la única notificación oficial que tiene hasta la fecha es el organigrama de personas vinculadas al capo divulgado por el Departamento del Tesoro.

“Me siento sano de cualquier cosa, seguro, y simplemente involucrado en una situación incómoda”, manifestó.

De la información difundida este día en el sentido de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público había bloqueado sus cuentas, comentó que hasta ese momento no tenía ninguna notificación formal al respecto.

“No tengo información oficial”, dijo, y agregó que hasta el momento no tenía registro de ninguna pérdida económica.

Sobre la foto en la que aparece con el presidente Enrique Peña Nieto y que la Presidencia bajó de su cuenta de Instagram, el cantante dijo que fue invitado por ser un representante de la música de su país.

También aseguró que “independientemente de los problemas del presidente”, era una persona a la que “respetaba mucho”.

Julión advirtió que de ninguna manera cancelará los conciertos que ya tenía programados para el mes de agosto, el más cercano el próximo 28 en San Luis Potosí.

Y concluyó: “La música mexicana es tachada muchas veces con cosas malas, pero no es sinónimo de malo, es un trabajo muy honrado. Soy una persona en la que pueden confiar y pueden saber que soy una persona muy derecha”.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook