Leonel Durante López / Columna

Como gato boca arriba… Las mujeres no cantan mal las rancheras… Se busca inquilino para la UNICACH.

CARTELERA POLÍTICA. /  Leonel Durante López

Aun con las patas de ahogado que está dando el güero y llevar la mano para elegir al candidato presidencial por los verdosos, ha empezado a escalar una pendiente muy escabrosa en la cual pueden perder todo, con todo y eso que Chiapas es el único estado en donde su partido tiene su principal capital político.

Se habla que Manuel Velasco tiene en Chiapas la única fuerza, una “estructura muy sólida”, el bastión más grande en el país, pero hasta el 2015 así se veía, cuando caminaban juntos el PRI, PRD, PVEM, Mover a Chiapas y Chiapas Unido, sin embargo, hoy a diferencia de estos tres, los demás caminan solos´, pues conforme se acerca la fecha de la elección el gobernador va perdiendo fuerza y se está quedando solo.

Y esa solidad la sintió e impotente cuando el 23 de julio pasado, el presidente del senado Pablo Escudero destapó a su coordinador parlamentario Carlos Alberto Puente como su candidato presidencial.

Es ahí cuando reacciona el güero y como gato “boca arriba” trata de defender lo que él cree que es suyo y que lo está perdiendo, de ahí que se saca de la manga proponer a su empleada que la tiene “cuidando” los recursos naturales, bosques y selva, la fauna y flora silvestre, para los que serán los nuevos dueños de la Selva Lacandona, la “ambientalista” Julia Carabias Lilo.

Además para no dejar propone también a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, fundador de lo que queda del PRD.

Manuel Velasco lo que hace con ese pronunciamiento es cuidarse el “pellejo”, pues sabe que su suerte pende de un hilo y lo que muchos chiapanecos quieres es justicia, por la osadía de no venir a gobernar la prensa chiapaneca lo consideran pero que Juan Sabines Guerrero. sino a servirse del presupuesto y de qué manera, si ya a estas alturas hacerlo pagar.

Aunque el gobernador trate de confundir a la opinión pública haciendo creer a través del desplegado firmado por 24 legisladores federales y locales, así como 57 alcaldes, todos ellos sus empleados incondicionales, la propuestas y solo de él y de nadie más.

La propuesta de Velasco está vacía, sin fundamentos, sin un soporte que explique del porque quiere lanzar a Julia Carabias como candidata presidencial, si su única virtud es tener sometidos a los indígenas choles, tzeltales y lacandones, esperando el momento oportuno para despojarlos de sus tierras, si hay duda pregúntenselo al senador Luis Armando Melgar Bravo que trabaja en la zona proyecto de su patrón Ricardo Salinas Pliego.

Osease, a Julia Carabias, Velasco se la sacó de la manga, pues esta de llegar a cuajar su proyecto –en el muy remoto de los casos-, lo salvaría de llegar a pisar la cárcel.

Por cierto, hablando de la Selva Lacandona hay una bomba que podría explotar el próximo mes, que será la elección del presidente de Bienes Comunales, en donde la susodicha en contubernio con Manuel Velasco y compañía ya tienen planeado imponer a su candidato, un lacandón renegado, que desprecia a su cultura y raza, asalariado del gobierno y odiado por el resto de su comunidad, pero de eso hablaremos el próximo domingo.

Mientras tanto, los sueños guajiros los mantiene vivos Manuel Velasco que ya piensa como en la “última cena” que alguien lo traicionará y lo llevará a un eminente juicio y de ahí la cárcel, pero no precisamente será el PRI, de ahí ese nerviosismo que lo hace cometer torpezas, una tras otra.

Por un “hueso” hacen hasta malabares.

Por un “hueso” o para seguir pegado a la teta de gobierno, es decir sin trabajar, las mujeres también se pintan solas, no son conformistas como las “juanitas”, aquellas que le ceden su lugar a su esposo, amigo o amante; no estas luchan para fingir que trabajan y cobrar suculentas sueldos, dieta y demás prebendas como diputadas o senadoras y otras más ambiciosas se lanzan en pos de la gubernatura.

Aquí en Chiapas tenemos muchos ejemplos, pero por el momento nos referiremos a dos que hacen hasta malabares por conseguir un cargo de elección popular.

Todas conocen bien el drama, la actuación que podrían ser dignas actrices de la televisión, pues dicen mentiras, prometen cosas que nunca cumplen y que nunca aparecen por sus distritos electorales, solo cuando se acerca el proceso electoral, ahí empieza a sacar la cabeza y las uñas por otro lado.

Ellas son las primeras que saltan a la escena, Sasil Dora Luz de León Villard y María Elena Orantes López, las que se dicen prestas para el 2018, ya se han afilado las uñas y ya se les pueden ver en campaña pues, ni han terminado su gestión y ya se preparan para enchufarse en la otra teta con la que harán de sobrevivir hasta la próxima contienda, si es que el voto les favorecen.

Hasta este par no hay quien las pare, una quiere ser senadora y la otra gobernadora, y aunque no gane, gozará de los millones que obtenga para su campaña, que como sabe que no ganará, se los clavará como lo hizo en el 2012.

Estas féminas son parecidas, ambiciosas y van por el dinero, así que no se crean los cuentos chinos cuando se aparezcan en los municipios pidiendo el voto a cambio de unas cuantas dádivas. Allá usted si les creen. Hoy las ven, mañana ya no y ni se acordarán de ustedes, así son y así han sido.

Además de trepadoras, pues van de partido en partido para probar suerte, también son mentirosas y de ello lo demuestran sus detractores, que siempre les prometieron y nunca les cumplieron, los engañaron, pero están seguros que sin cínica y sinvergüenzas que vendrán a pedir el voto nuevamente.

Sasil aun diputada federal le calentaron la mazmorra que puede ser senadora, pero por la vía plurinominal o en una fórmula que no sufra ni se acongoje y le asegure el escaño.

María Elena Orantes López durante toda su vida política ha sido la “chapulina” que saltó a la diputación federal y después a senadora, y siempre ha vivido bajo la sombra de Manlio Fabio Beltrones y del PRI, al que abandonó por su ambición de poder y aspirar a la gubernatura de Chiapas (2012), con las siglas del PRD y Movimiento Ciudadano cuando era Convergencia, por ello, como dice Memito el legislador de MORENA, sigue en la robadera y mamadera.

El paso fugas de un notario

Sin dirección no entendemos como camina la UNICACH, yo creo que es la fuerza de voluntad de los alumnos, pues el rector impuesto por una Junta de viejitos caducos, que creen hacer lo que mejor les parece y les pareció bien que fuera Adolfo Guerra Pérez, pues nomás no funcionó y ahora la institución navega sin dirección.

La institución funciona al libre albedrió, es decir sin ajustarse como debiera ser a la legislación universitaria, lo que hace que no tenga ni pies ni cabeza, así de fácil, pero así le gusta al gobernador y así seguirá hasta que no se respete las leyes.

Por ello el caos, por ello, Adolfo Guerra salió por piernas y eso es una muestra más de la ingobernabilidad que se vive en el estado, no hay orden, no hay respeto, no hay estado de derecho, las leyes todas y todos se la pasan por el arco del triunfo, por ello, nada aquí es funcional.

Por ello, hoy y siempre la institución y raya en la ilegalidad como ilegal es la Junta Directiva que quita y pone rectores como si se tratara la selección mexicana, y así lo hacen al designar a directores de facultades y de escuelas de esa institución.

El último rector tomo posesión en septiembre pasado, precisamente fue Adolfo Guerra, los viejitos lo hicieron rector sin merecerlo, sin llenar los requisitos que establece la legislación universitaria.

Sin temor a equivocarme, la designación del notario público fue otro chiste o tomada de pelo por parte del gobernador Manuel Velasco Coello, a quien no le importa nada Chiapas ni mucho menos los chiapanecos, sino solo sus recursos económicos y naturales, los cuales ha explotado al máximo, dejando un estado en la miseria.

Es el desprecio del gobernador que nunca lo ha disimulado desde que tomó posesión, para mala suerte de los chiapanecos.

Por cierto ya fue lanzada la convocatoria para la selección del nuevo rector de la   UNICAH y llama la atención el mismo requisito de siempre: “Con probada capacidad de gestión política y financiera. Que acaso Guerra Pérez no la tenía, los viejitos lo eligieron

Del Montón.

El exrector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, manifestó su desacuerdo con el Frente Amplio Democrático (FAD), porque a su parecer queda como una suerte de ejercicio estrictamente electoral. Y no se trata, dijo, de ganar una elección, sino de cambiar el orden político, económico y social del país, por lo tanto, sería deseable que los impulsores del FAD dejaran de llamarle frente “porque no ayudará al país. Aseguró que la única forma de contrarrestar una fragmentación de partidos de izquierda es el esquema de coalición, aunque eso, no es sencillo porque no hay voluntad política dado que “hay muchos intereses de por medio”. En una plática que impartió en la Escuela de Verano, organizada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) con el apoyo de la organización Fiedrich Ebert Stiftung, De la Fuente destacó que un frente no puede ser anti algo. Si se va a hacer un frente anti PRI, “por supuesto que no le entro, conmigo no cuenten. Que vamos a hacer un frente anti AMLO, conmigo no cuenten. Los frentes no son anti, los frentes son pro. Crear un frente anti algo es un error garrafal, es entrar polarizados”, afirmó el exrector de la UNAM, a quien el líder de la tribu perredista Izquierda Democrática Nacional, René Bejarano, consideró como “una posibilidad” para ser candidato externo del FAD en 2018. * * * Eso es todo por hoy, hasta el lunes próximo con más de lo mismo.

[email protected]

http://diariotribunachiapas.com.mx/

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook