Silvano Bautista Ibarias / Columna

Palabras Claras
La suerte de Morena en Chiapas
Silvano Bautista Ibarias

Andrés Manuel López Obrador es un político práctico, siempre ha echado mano de personajes políticos que le representen a él y a su proyecto números, votos en las urnas. Más allá de los resultados que puedan obtener en las elecciones locales. Por lo tanto, los tres que supuestamente figuran o encabezan las preferencias del Consejo Estatal de Morena no deben echar las campanas al vuelo.

Viendo fríamente las cifras, qué son encabezadas por Oscar Gurría con 36 votos, el ex perredista Zoe Robledo con 29, y el aun magistrado Rutilio Escandón con 28, ello no significa que en determinado momento pueda ser candidatos a la gubernatura del estado.

No hay que olvidar que otros nombres con el senador verde ecologista Luis Armando Melgar y el priista José Antonio Aguilar bodegas, han sido mencionados de manera insistente entre el electorado chiapaneco.

Del doctor Gurría se puede decir que si bien es un político que no tiene tacha alguna, 25 o 30 mil votos que obtuvo en Tapachula, cuando fue candidato a la presidencia municipal, no le son suficientes para ganar la gubernatura del estado.
En el caso del ex perredista y neo morenista, Zoé Robledo, si bien es un político preparado y culto, ello no le garantiza que tenga la suficiente estructura a nivel estatal para poder en un determinado momento ganar la gubernatura.

Lo mismo se puede decir del magistrado Rutilio Escandón. 
En pocas palabras, los tres pueden ser buenos candidatos, pero carecen de un discurso que prenda a su audiencia, que levanta pasiones, y sobre todo que tengan estructuras y lo más importante, recursos para ganar una campaña. Hay que recordar que este último aspecto es sin duda alguna el más importante para definir una elección. 
A todo esto, no hay que olvidar, que las elecciones del Estado de México son una muestra de lo que vendrá en el 2018, es decir es el aparato de Estado está dispuesto a jugarse el todo por el todo para mantenerse en el poder en la presidencia de la República aun pasando por encima de los organismos electorales. Muestra de ello es la tibieza con que el Instituto Nacional electoral ha actuado en las votaciones del Estado de México a pesar de las evidencias claras y contundentes de la injerencia del Gobierno Federal a través de las diferentes secretarías de estado para favorecer el candidato priista en esa entidad.

Por todo ello, quienes ahora figuran en este listado, no deben echar las campanas al vuelo y sentir que ya están en la puerta de una candidatura, porque no habría de extrañar que de un momento a otro Andrés Manuel López Obrador cambie los escenarios y postule un caballo negro que le represente cantidad de votos en el proceso electoral de 2018 tal y como lo hizo en el 2006 con Juan Sabines.

Palabras breves…

En días recientes la Secretaría de Educación emitió una convocatoria de apoyo a la jubilación, donde convocan a todos los docentes de educación básica a ingresar a este programa de corrupción, perdón jubilación, donde se ofrece un incentivo de 100 mil a docentes y 120 mil a directivos, que cumplan con los requisitos de la ley del ISSSTE para que causen baja del servicio. En dicha convocatoria no garantizan sus salarios hasta diciembre, así como el aguinaldo y bonos qué en total suman 90 días de salarios, los condicionan a renunciar el 31 de agosto del actual.

La jubilación normal o tradicional, que incluye los 3 meses de salario (periodo de prejubilacion) que lo más recomendable es de octubre a diciembre, cubre perfectamente el pago de aguinaldo anual completo, más los bonos qué suman los 90 días.

Por ello, si un docente con categoría "C" o "E" con sueldo de 35 mil a 45 mil pesos mensuales, no les garantizan en este programa sus sueldos de septiembre a diciembre más aguinaldo y bonos, por lo que al aceptar este programa, dejarían de percibir de 4 meses de sueldo, más aguinaldo y bonos, la nada despreciable suma de 140 a 180 mil pesos, más la cantidad que sumen el aguinaldo y los bonos (hagan sus cuentas ) ¿ lo cambiarían por los 100 o 120 mil pesos?.

De acuerdo a grupos disidentes del magisterio chiapaneco, los trabajadores(as) de la educación, en la ambición económica desmedida han tomado decisiones en su propio perjuicio, y han decidido por el bono, como forma de jubilación, también decidieron renunciar a la caja de ahorro y préstamo y ahora nuevamente el Estado trata de confundir, nuevamente con un programa de simulación.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook