Aida Laz

Aida Laz

El “gato” que quiso ser “jaguar”

La época electoral está muy cerca, y los eternos candidatos o dicho de otra manera los mismos, los de siempre, ahora quieren hasta cambiarse de nombre y de color para que el electorado no los reconozca, para que el pueblo no recuerde lo tranza que son, para que el electorado no recuerde que gracias a esos políticos corruptos, en –Chiapas y en México existe miseria, hambre, desempleo, asesinatos, etcétera;

Gracias es esos políticos que se resisten a dejar el poder, en Chiapas las condiciones de vidas son de verdadera esclavitud, pues al no haber trabajo, al no haber desarrollo de las comunidades, al no haber desarrollo de los diferentes sectores se propicia una cadena de explotación, abusos y marginación: el terrateniente y cacique, abusa del campesino y de su fuerza de trabajo; en la ciudad, el empresario abusa del obrero y de las empleadas domésticas; en el gobierno el sindicato “charro” se confabula con el sistema por lo tanto hay abusos y despidos injustificado, etcétera, etcétera.

Se conocen un sin número de “alimañas” llamados candidatos (de todos los partidos), que ya desde hace varios meses vienen haciendo campaña política en contra de todas las leyes que regulan estos actos, sin que algún funcionario del IEPC o del INE se muestre con el suficiente valor de frenar estos abusos y actos indebidos. Dado que la mayoría de estos “bichos rastreros” son servidores públicos

Ejemplos: Rutilio Escandón, Presidente del TSJ; Zoé Roblero, Senador del PRD; Placido y Juan Carlos Morales Vázquez, ambos –hermanos- funcionarios del gobierno estatal; Eduardo Ramírez Aguilar, Dip. Local del PVEM; Carlos Penagos, Dip. Local del PVEM; José Antonio Aguilar Bodegas, Secretario del Campo o el mismo Roberto Albores Gleason, Senador del PRI; etcétera).

Tienen fuero y por lo tanto limpian sus excrementos con la Constitución.

Me llama la atención un legislador local PLURINOMINAL del PVEM, quien es presidente de la camarilla de diputadillos arrastrados y lambiscones del poder ejecutivo, se anda paseando por todo el Estado de Chiapas, en campaña anticipada, ha creado varias organizaciones sociales para simular un respaldo inexistente, quiere decir a la gente que el pueblo pide a gritos que sea él (“gato”), el que gobierne el jodido Estado de Chiapas.

Pero resulta que las matemáticas y la estadística no dan los resultados que se espera, la gráfica está por debajo del más nefasto y deprimente aspirante. Es aquí donde todos dicen estar bien posicionados, es aquí donde se toman fotos con caras sonrientes frente a un público acarreado, un público que solo asiste a los eventos por el desayuno.

Ahora bien, este candidato ha sido un “gato” más del ejecutivo, en el inframundo de la política le conocen como ZANJA NEGRA, hoy, ese “gato” desea saltar a la mesa donde come su amo y señor, pero se observa que no es muy bien visto, que ya cayó de la gracia, y ahora tendrá que dormir con el “perro”, ahora sus sueños por ser “Jaguar” se vinieron abajo. Ha sido un “gato” que se sentía “tigre”, y cual “zorra” engaño a muchos indígenas, ha traficado con su charola de diputado y ha hecho una escalada de corruptelas en complicidad de muchos políticos nefastos incluyendo a los PANISTAS de SCLC, Ricci Diestel, y ahora el ejecutivo quiere sacudirse la polilla de ese “gato”.