Juan José Fierros Canseco / Columna

SIN AMBAGES / Juan José Fierros Canseco

* La matanza de 45 indígenas en Acteal no se olvida

* Roberto Albores Gleason herencia nefasta

Dice un dicho que a río revuelto ganancia de pescadores, señalamos esto porque políticos sin escrúpulos, hambrientos de poder, se cuelgan de la tragedia humana para continuar en campaña política. El pasado 11 de septiembre que el presidente Enrique Peña Nieto realizó un recorrido por el municipio de Tonalá, el espurio presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Julián Naza Morales, y el aspirante del PRI a la gubernatura de Chiapas Roberto Albores Gleason, se sumaron al recorrido del presidente de la república, con una cuadrilla de lamebotas que se dedicaron a entregar a domicilio vasos con la publicidad y la grotesca fotografía de Roberto Albores Gleason, lo grave de este asunto es que toda esta campaña política adelantada no ha sido observada por instituciones electorales. Los que pasaron casa por casa exigian la copia de la credencial de elector, nombres y cantidad de miembros de la familia que habitaban la deteriorada casa afectada por el sismo del paso 7 de septiembre.

Dice un viejo y conocido refrán que el que entre lobos anda a aullar se enseñar, es la escuela del Senador Roberto Albores Gleason, que sigue los pasos del político sin escrúpulos Roberto Albores Guillén, quien para lograr la gubernatura, es un secreto a voces que participó en la operación criminal doonde se hurdió la matanza de 45 indígenas en Acteal que provocó la caída del entonces gobernador Julio César Ruiz Ferro y Albores Guillén fue el beneficiado ocupando la gubernatura por interinato. Así que la alta escuela del Senador Gleason está puesta en práctica colgandose de la tragedia y de la miseria en la que antes del terremoto ya vivían miles de chiapanecos, sobre todo en las comunidades indígenas donde aún no llega la ayuda por la opacidad de las autoridades gubernamentales y porque muchas despensas que el pueblo de México proporciona para los damnificados, productos no perecederos, están siendo clasificados para guardarlos para campañas políticas de la elección de 2018.

Donde raya en la verguenza el Senador Roberto Albores Gleason es que invita a donar víveres y dinero en efectivo en una cuenta bancaria, supuestamente para apoyar a los damnificados, quien le va a creer a semejante hiena que estos recursos van a ir a parar a manos de los que hoy se encuentran en desgracia, si cuando su señora madre María Gleason de Albores fue presidenta del voluntariado DIF Chiapas cometió tremendo saqueo a esa institución y Pablo Salazar como gobernador estuvo a punto de meterla a la cárcel junto con Daniel Palancares Noriega, quien era el orquestador de los desayunos escolares que supuestamente se entregaban calientes y que viajaban por avión desde la ciudad de Guadalajara, Jalisco al estado de Chiapas, y para infortunio de miles de niños chiapanecos actualmente en esta administración se encuentra incrustado Daniel Palancares Noriega en el DIF estatal donde sigue haciendo mas de lo mismo, desviando recursos económicos bajo la tutela del DIF estatal, donde en apariencia se entrega un millón de desayunos diarios.

Pero dice una máxima que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen, señalamos esto porque en el recorrido que realizó el presidente Peña por el municipio de Tonalá, los habitantes damnificados que un día antes reclamaron al gobernador Manuel Velasco Coello la falta de apoyos en alimentación y falta de atención y medicamentos en los hospitales, da verguenza que esos mismos habitantes en la visita del presidente de la república estaban mas preocupados por tomarse una foto o una selfie con Peña Nieto que plantear sus necesidades, sobre todo porque agradecieron al presidente todos los apoyos que estaban llegando y el cumplimiento del gobernador Manuel Velasco. Este comportamientoo humano o de la sociedad indignó a mucha población y provocó que disminuyera la aportación de víveres, sobre todo porque en ningún momento los Senadores de la República, diputados federales, diputalos locales, presidentes municipales, de Chiapas, se han sumado a la desgracia de los chiapanecos aportando parte de sus dietas que son multimillonarias, como lo hizo el gobernador del estado de Jalisco Aristóteles Sandoval que donó el 50% de su sueldo para los damnificados, o en el estado de Nuevo León donde el gobernador Jaime Rodriguez Calderón y su gabinete anunciaron la donación de su sueldo para apoyar a los damnificados de Chiapas y Oaxaca; ese ejemplo de la clase política de estos estados no los ha seguido el gobernador de Chiapas y su gabinete, mucho menos los diputados locales que lidereados por Eduardo Ramírez Aguilar, presidente del Congreso del Estado, lejos de sumarse al apoyo aprobaron la extinción del Fondo Estatal para la Atención de Desastres Naturales (FOEADEN) desde el pasado mes de abril mediante el Decreto número 164, dejando en la indefensión a miles de chiapanecos que hoy necesitan los recursos económicos de ese Fideicomiso, que estaba depositado en la responsabilidad del Secretario de Hacienda y que para este año se habían destinado 80 millones de pesos.

Para curarse en salud Eduardo Ramírez Aguilar falseó información y publicó incompleto el Periódico Oficial sin dar a conocer el número de Decreto donde según el se creó otro Fondo, por lo que no cabe duda que estos recursos millonarios hayan ido a parar en publicidad de precampañas políticas y en "informes legislativos", porque los diputados del Congreso no tienen recursos económicos asignados para esos fines, muchos menos para la campaña ofensiva que realizó Eduardo Ramírez Aguilar como aspirante a la gubernatura de Chiapas utilizando como fachada su informe legislativo, que realizó en todo el estado y en colonias de la capital Tuxtla Gutiérrez.

Volviendo al tema de la deshonestidad y voracidad de la familia Albores Gleason, también cometió un desfalco en el Partido Revolucionario Intitucional usurpando por dos años la dirigencia estatal, donde el Intituto Estatal Electoral le pagó prerrogativas económicas que rebasan los 200 millones de pesos y que de acuerdo a la Ley de Transparencia debería informar en que gastó esos recursos porque provienen del erario, desafortunadamente la corrupción y latrocinios que ha cometido esta familia ha sido contra los chiapanecos, por ello para quienes tengan memoria en lugar de aplaudir a estos rufianes deberian recibirlos con una tomatiza durante sus recorridos proselitistas.

Hoy se connfirmó que como aves de rapiña Eduardo Ramírez Aguilar y Roberto Albores Gleason pactaron la alianza PRI-Verde para continuar pegados a la ubre presupuestal y así salvarse con fuero uno en la gubernatura y otro como Senador, con el compromiso de que en 2024 le pasará la estafeta a Eduardo Ramírez Aguilar, mejor conocido como zanja negra. Rematamos con una máxima que dice: coyotes de la misma loma. Pobre Chiapas!!!!........Hasta la próxima.

Comentarios al 044 961 185 96 30
Correo electrónico: [email protected]
Nuestro blog: sinambages-columnas.blogspot.mx

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook