Vinicio Portela Hernandez / Columna

En Síntesis... / Vinicio Portela Hernandez (Agencia 55)

*** La incapacidad del gobierno de Chiapas se convierte en muertos

Los hechos ocurridos en la comunidad El Aguaje, Municipio de San Cristóbal de las Casas, muy bien se hubieran prevenido con sensibilidad y trabajo político, pero para el Gobierno de Manuel Velasco Coello, estas dos palabras no son más que adjetivos para sus discursos huecos.

Pero la negligencia es una constante y tradición, primeramente con el Secretario General de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, quien se presumía era la gente de experiencia del mandatario estatal y ha resultado ser miope y tarado, que no sabe dirigir a sus operadores políticos, ni la información que ellos le proporciona, este es el más reciente caso, pero no hay que olvidar a San Juan Chamula, a Oxchuc y Chenalhó, donde los cadáveres son muestra funesta y macabra de la incompetencia de este funcionario.

Otro que da muestra de su ineficiencia es el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Jorge Luis Llaven Abarca, quien por más que la vida le ha enseñado lo que pasa en estos “desalojos pacíficos” sigue exponiendo a sus elementos. Como poder olvidar el operativo en la Caseta de Cobro del tramo Tuxtla-San Cristobal donde murió un policía e hirieron a seis más. Este desalojo, supuestamente, sería fácil, pero se le salió de las manos a Llaven Abarca teniendo como resultado los hechos de sangre descritos.

Y dónde está el Gobernador Manuel Velasco Coello, dónde están las palabras de aliento para los familiares dolientes de los policías, donde está el apoyo a las familias que se encuentran de luto, para el Güero los uniformados son solo carne de cañón, que no tienen derechos, que pueden usarlos como esclavos alimentándolos con sobra y pagándoles lo que quieran, soportando abusos de los mandos y que no dirán nada por tenerlos en condiciones miserables.

Su negligencia es tanta de este Gobierno Estatal que todo se resuelve con dinero, todo tiene un costo, y la vida de un policía vale 120 mil pesos, que rescatar a un uniformado cuesta 500 mil pesos más, que la mejor operación política es con una caja de billetes, porque el diálogo se basa en símbolos de pesos.

Así es nuestro Chiapas, insensible para los políticos y sumisa para una gran mayoría de ciudadanos. La pregunta sería: ¿cuánto más van a aguantar los policías, cuánta más humillación, cuántos muertos y heridos, para hacer un cambio verdadero? y dejar de ser solo piezas del rompecabezas de la represión gubernamental.

Terminé

Comentarios en:

Email: [email protected]

Twitter: @Vinicio_Portela

Facebook:@VinicioPortelaMx

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook