Leonel Durante López / Columna

CARTELERA POLÍTICA / Leonel Durante López

* Reacia la juventud a enfilarse a la GN
* La IESCH floreció en manos de Emilio Salazar
* Aunque en los hechos no se refleje, vamos bien en la economía: AMLO

A principios del año, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la convocatoria a jóvenes civiles para integrar la Guardia Nacional con el objetivo de reclutar a 50 mil elementos entre 2019 y 2020.
El señor López aseguró que el proyecto brindaría certidumbre en cuestión económica para quienes decidan integrarse, con prestaciones como seguridad médica y de vida para él o ella y sus familias y adiestramiento policial y militar además de capacitación en materia de respeto a los derechos humanos.
Para el efecto, existe la tentativa de reclutar de 2019 a 2021 a 50 mil jóvenes; en el 2019 serán 21 mil 170 elementos, 14 mil bajo responsabilidad de la Secretaria de la Defensa y 6 mil de la Marina”, detalló.
Aunque el salario no se ha definido, López Obrador lanzó el anzuelo a los jóvenes diciendo que se autorizó una partida de dos mil 500 millones de pesos para los sueldos de los que van a iniciar en la Guardia Nacional. 
Lo anterior sobre el discurso de AMLO sobre el rol que deben tener las fuerzas armadas en nuestro país, que le dio un giro de 180 grados, al afirmar como candidato presidencial que “tenemos que ir sacando al Ejército de la calles, no está preparado para esta función”.
Ya en el poder, el tabasqueño busca otorgarles amplias atribuciones en materia de seguridad pública, postura secundada por miembros de su gabinete y legisladores de su partido —Morena— que cuenta con mayoría en el Congreso.
La Organización internacional Human Rights Watch criticó la decisión del Gobierno de México para desplegar una fuerza militar como la Guardia Nacional en la frontera sur y consideró que la medida puede terminar en graves abusos. 
Al igual que muchos habitantes de esta empobrecida región del sur de México, que emitieron su voto con entusiasmo en las elecciones presidenciales del año pasado a favor de Andrés Manuel López Obrador, pero en especial los que no votaron por él, a casi un año de la victoria del 1 de julio, y seis meses de gobierno, la visión que se tiene del presidente ha comenzado a deteriorarse.
En mucho de eso obedece el fracaso de la convocatoria del presidente López Obrador para que civiles acudieran a integrarse como agentes a la Guardia Nacional, de ahí que se ha tenido que echar mano de las fuerzas armadas y de la Policía Federal, que obligados se han tenido que sumar a la GN, a regañadientes, pues son amenazados con perder el empleo.
Los jóvenes hoy tienen otra mentalidad, ya no ser verdugos de los migrantes, a los cuales hoy el gobierno les ha cerrados las puertas a capricho del gobierno norteamericanos y mucho tiene que ver por la extensa y espantosa historia de abusos vinculados con la militarización de la seguridad pública, en nuestro país, hacen que sea fácil prever que esta medida podría resultar un desastre.
México como país tiene derecho a reforzar sus fronteras, pero es difícil pensar en una prueba menos apropiada para su nueva Guardia Nacional, debido a los deplorables antecedentes de derechos humanos de las fuerzas de seguridad en los últimos años, y de manera particular de las fuerzas armadas.

Es muy cómodo sentarse a disfrutar el trabajo de los demás

En diversas ocasiones suelen ocurrir casos extraordinarios cuando el padre de la familia fallece. De repente le salen hijos a por mayor y todos se apuntan para recibir parte de la herencia y como no les costó nada edificar los cimientos del patrimonio hecho durante toda una vida, los interesados herederos pelean todo como si tuvieran los mismos derechos que los hijos que se fregaron el lomo para que sus empresas rindieran frutos.
El comentario anterior sale a colación por la disputa de la Universidad Salazar entre el diputado Emilio Salazar Farías y Federico y Julio de los mismos apellidos.
En esas disputas al parecer las autoridades judiciales les dan la razón a Federico y Julio, quienes continúan en un plan de bravucones, regresan llenos de soberbia con ganas de hacerse justicia como si ya todo estuviera definido a favor de ellos.
Dicen que ordenaran auditorías porque temen un desfalco en perjuicio de los socios, es decir llegaron como gallitos de pelea buscando encontrar anomalías, que de no llegarlas a encontrar son capaces de inventarlas.
Federico y Julio alegan que fueron despojados de sus derechos desde el año 2002, de este tiempo a la fecha la Universidad Salazar ha crecido de manera vertiginosa, tiempo y crecimiento que le ha significado a la institución educativa privada el reconocimiento por ser una de las mejores universidades a nivel estatal y del sureste mexicano, ahí están las estadísticas, que le hace honor a su slogan “Cuna de Lideres”.
Las empresas a mano del diputados Emilio Salazar han crecido todas ellas, ninguna se ha quedado a la saga, suben como la espuma como en el ámbito político el legislador chiapaneco, cosa que no hubiera ocurrido si este se hubiera quedado con los brazos cruzados y pensando en la inmortalidad del cangrejo.
Durante todo ese tiempo del apogeo de la administración del político chiapaneco, surge aquí la pregunta, ¿Dónde estuvieron Federico y Julio, que hoy aunque tengan el derecho de sangre? No tienen el derecho de sentarse a la mesa puesta y servirse con la cuchara grande.

Solo el pueblo sabe que en economía vamos mal

De acuerdo a los expertos en finanzas, aseguran que el mal desempeño económico durante el segundo trimestre de este 2019 se debe principalmente a una contracción en las empresas del sector servicios, aunque cabe señalar que desde febrero de 2013 este sería su segundo reporte negativo.
Además, el retroceso del PIB también se debe a una contracción en el sector industrial, y aunque las empresas del sector primario crecieron 2.6%, pero no alcanzó para para compensar las bajas en los sectores antes mencionados.
Por otro lado, señalan que en dicho lapso Pemex reporta una pérdida de 35 mil millones de pesos y esto se debe a que su producción cayó 11.8% y sus ventas bajaron 10.3%.
Sin embargo, la estrategia contra el robo de combustible (según Pemex) redujo la pérdida que hubiera sido de 79% en este primer trimestre.
No obstante a que las calificadoras internacionales ponen por los suelos al país, el Presidente López Obrador se sostiene en su dicho y dice que vamos bien en nuestra economía, que hay trabajo y los mexicanos somos muy felices 
Pero por primera vez desde que asumió el poder reconoció que la economía podría crecer poco este año, pero reiteró: “sigo sosteniendo que vamos muy bien en materia económica”.
Es muy cierto el refrán cuando dice que “a burro negro no le busques pelo blanco, porque debemos mencionar que durante varias semanas consecutivas, diversas agencias calificadoras y organismos como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial e incluso el Banco de México, han reducido sus pronósticos de crecimiento para la economía nacional.
López Obrador ha desestimado dichos pronunciamientos y ha afirmado, al grado de apostar con la prensa, que logrará que la economía crezca al dos por ciento este año.
Sostiene que la economía “va bien” y que para él no es motivo de preocupación. Para él no pues es el presidente, pero que se lo pregunte el pueblo lo difícil que es llevar cada día los alimentos al hogar, que creo que es la mejor forma de ver la pobreza y que en materia económica, definitivamente estamos muy mal.

Del Montón

Acerca de las iniciativas de reforma electoral propuestas por legisladores de Morena, el presidente del INE, Lorenzo Córdova, asegura que no es necesaria y advierte que, si los legisladores insisten, irían a contrasentido del proceso democrático de los últimos años. Córdova habló luego que el presidente López Obrador aclaró que ni ahora ni como candidato propuso una nueva reforma electoral, Córdova puntualizó que un cambio en las reglas del juego electoral tendrá que ser producto de un amplio consenso político, sin menoscabar la certeza, la autonomía, la representatividad del sistema político y la pluralidad que se ha logrado desde la gran reforma de 1997. Si las reglas del juego se cambian a partir de la voluntad de una mayoría partidista se podría generar un problema a futuro porque el perdedor el día de mañana puede alegar que estas reglas –que no fueron consensuadas– son la causa de un juego inequitativo. Esto ya lo vimos, no es algo nuevo, en el pasado ya había acusaciones de que las reglas no eran justas para el juego electoral. “Así que, pase lo que pase, es importante esta prevención: si hay cambios en las reglas del juego, que sean resultado de un amplio consenso; se trata de generar puntos de acercamiento y de consenso, no de vetos.” Córdova resalta que, al contrario de todas las propuestas de reformas electorales que se han hecho, esta es la primera que viene del partido en el gobierno. Todas, dice, buscaban la apertura del sistema político, condiciones esenciales para contar bien los votos, equidad en la competencia, homologación de criterios y procedimientos para realizar elecciones. * * * Eso es todo por hoy, hasta mañana con más de lo mismo.
[email protected]

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook