Ruperto Portela Alvarado / Columna

Í N D I C E . . . / Ruperto Portela Alvarado
REPITEN LA HISTORIA FUNESTA DEL 2015.
+ Obligan a Alcaldes a renunciar a sus partidos…
+ Muchas manos negras metidas en Chiapas…
+ Comentarios al Margen…

CORRE SANGRE POR LA ZANJA NEGRA…

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Miércoles 23 de Octubre de 2019.- Dice la máxima popular que “los pueblos que no conocen su historia, están expuestos a repetirla”. Yo creo que sí, en el caso de Chiapas donde el cacicazgo ha sido ancestral y se sigue transmitiendo entre familias o integrantes de grupos políticos y económicos.
Durante las elecciones del 2015, siendo Gobernador de Chiapas MANUEL VELASCO COELLO y Secretario General de Gobierno OSCAR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR, se impulsó e impuso el proyecto político de consolidar las siglas del Partido Verde Ecologista obligando, bajo amenaza, que dirigentes sociales o reconocidas personalidades de la comunidad transmutaran del partido en que habían militado toda su vida a las siglas del Tucán.
No fue un acto de buena voluntad ni cosa parecida; por el contrario, a alcaldes y posibles candidatos a un cargo de elección popular se les conminó a que se afiliaran al PVEM como una forma de fortalecimiento del proyecto 2018 para que EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR fuera tejiendo y construyendo una plataforma política que lo llevara a la gubernatura del Estado en relevo de su amigo y mentor MANUEL VELASCO COELLO. El fracaso ya lo sabemos.
El proceso se dio en toda la geografía chiapaneca sin ningún recato pues hasta los edificios, banquetas, señalamientos y eventos políticos fueron pintados de verde, haciendo crisis principalmente en los municipios del norte, Altos y zona indígena que se tiñó de sangre por la disputa del poder, que hasta la fecha persiste.
Esa obra sangrienta se le atribuye a MANUEL VELASCO COELLO y EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR, que provocaron confrontaciones aun manifiestas en los municipios de Altamirano, Las Margaritas, Bochil, Chenalhó, Oxchuc, San Juan Chamula, Simojovel, entre otras comunidades donde los caciques o dirigentes de organizaciones lo que quieren es el poder y el dinero municipal.
Pero como el poder y el dinero es más fuerte que la voluntad de servir a través de la política, otra vez las cofradías están operando con miras a las elecciones intermedias del 2021 y las federales (presidencial) y locales (por la gubernatura) del 2024. Es por eso que 21 alcaldes que obtuvieron su cargo por siglas como las del PRI, Verde Ecologista, Chiapas Unido y Podemos Mover a Chiapas, fueron confabulados para renunciar a sus partidos de origen y afiliarse a la opción de gobierno que es el Movimiento de Regeneración Nacional, Morena.
En primera instancia acreditan al Secretario General de Gobierno, ISMAEL BRITO MAZARIEGOS como el concertador de esta desbandada al igual que el desplazamiento de los dirigentes ENOC HERNÁNDEZ CRUZ de Podemos Mover a Chiapas y MIGUEL ÁNGEL CÓRDOVA OCHOA de Chiapas Unidos para imponer a sus incondicionales.
Pero lo que no se puede negar es que en todo este rebullicio político de atraer militantes a Morena está metida la mano de OSCAR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR para reconstruir aquella estructura político-electoral que hizo con los delegados y subsecretarios cuando fue Secretario General de Gobierno y consolidó siendo durante dos años Presidente del Congreso del Estado. Algunos señalan que en la “asonada” está inmersa “La Cuija Verde”, ahora Senador de la República, MANUEL VELASCO COELLO. Pero todo hace pensar que la perversidad parte de la relación del “SanJaguar Negro” con RICARDO MONREAL ÁVILA, en un despropósito por recuperar Chiapas para el proyecto de la 4ª Transformación.
Como en aquellos tiempos del año 2000 cuando PABLO ABNER SALAZAR MENDIGUCHÍA ganó la gubernatura de Chiapas con las siglas del PRD a la cabeza y otros partidos como el PAN, PT, Verde Ecologista, muchos priístas y oportunistas de diversos colores partidistas, se fueron a la cargada con el “Sol Azteca” y hoy lo hacen con Morena.
Es muy clara y burda la operación de desbandada de los alcaldes y desmantelamiento de los partidos para aliarse a Morena, pues seguramente están amenazados de que no les ministrarán recursos o que a la salida de sus encargos tendrán muchos problemas y quizá hasta cárcel por sus actos de corrupción, de los que no están exentos.
Ni duda cabe tampoco que quienes están operando estas acciones políticas, quieren quedar bien con el posible futuro dirigente de Morena, MARIO DELGADO CARRILLO y también con el coordinador de la bancada de Senadores, RICARDO MONREAL ÁVILA, ya que esperan un “futuro esperanzador”, ya sea en las elecciones del 2021 o las del 2024. Es también la intención de hacerse visibles ante los ojos del Sr. Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, porque en el acto de desbandada de alcaldes, estuvo presente precisamente el “hermano incómodo”, PÍO LORENZO LÓPEZ OBRADOR.
El asunto lleva mucha jiribilla y no está lejos que OSCAR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR sea el próximo dirigente de Morena en Chiapas en una complicidad con el Verde Ecologista –del que fue dirigente--, en donde han incrustado al “falso diputado indígena” ROBERTO RUBIO MONTEJO, con la venia de su mentor MANUEL VELASCO COELLO. Alguien me preguntaría: ¿y que pitos juega en todo esto el Secretario General de Gobierno, ISMAEL BRITO MAZARIEGOS?. Muy claro, él quiere ser candidato a diputado local en el 2021 o senador en el 2024 si es que no puede ser el abanderado y sucesor de su “patrón”, a la gubernatura de Chiapas. Solo que nada está resuelto y eso lo sabe “Zanja Negra”…

COMENTARIOS AL MARGEN…

¿DÓNDE ESTÁ EL CONGRESO DE CHIAPAS?...
No es para sorprenderse que el Poder Legislativo de Chiapas esté subordinado a los designios del Ejecutivo Estatal, RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS. No, porque así ha sido siempre y es una máxima de conjunción de poderes para llevar en armonía la política de gobernar. Y no solo el Legislativo, sino también el Poder Judicial, que hoy más que nunca, está desaparecido del escenario con JUAN OSCAR TRINIDAD PALACIOS.
Lo que no se entiende es cómo la diputada ROSA ELIZABETH BONILLA HIDALGO fue reelecta como Presidenta del Congreso en esta LXVII Legislatura, pues, después de un año de ejercicio legislativo, no aprende los procesos y tiene que estar supeditada a la asesoría permanente del Secretario de Asuntos Parlamentarios.
Seis son los diputados locales chiapanecos que detentan las siglas del Partido del Trabajo, pero ninguno en su corta y efímera vida política ha militado en ese Instituto y “para que se sepa”, no responden a los intereses del PT ni a ninguna representación popular, como debía ser de los ciudadanos. Habría que preguntarle al “líder moral” del grupo compacto del PT, FRANCISCO AMADEO ESPINOSA RAMOS, cual es la aportación de doña ROSA ELIZABETH BONILLA HIDALGO al Partido del Trabajo o es que fue una negociación billetera la que los llevó a ese cargo y no la representación popular.
Todo esto viene a colación porque el martes pasado, no iniciaba la sesión ordinaria ya que –se dijo—los diputados andaban en un evento del Sr. Gobernador RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS. La pregunta es: ¿qué tienen que andar haciendo los diputados en los eventos del gobernador cuando tienen el compromiso y la responsabilidad de estar y asistir a las sesiones ordinarias y extraordinarias del Congreso de manera puntual?.
El gobernador tiene su agenda como Poder Ejecutivo y el Congreso, como otro poder, no tiene por qué postergar sus responsabilidades, andar quedando bien y rellenando eventos del Sr. Gobernador. Bueno, eso digo yo; pero quizá la mayoría de los diputados, como buenos feligreses de la 4ª T, habrán de tener otros datos…
Se acabó el mecate… Y ES TODO…
Para comentarios, quejas y mentadas: [email protected]
Celular: 961 18 8 99 45.
MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook