César Trujillo / Columna

 Código Nucú / César Trujillo

***  ¿Iniciativas para el hielo? 

La sesión del jueves pasado en el Poder Legislativo encendió un foco rojo en un tema que ha sido, desde años anteriores, un secreto a voces. El señalamiento de que la Mesa Directiva  no está subiendo las iniciativas presentadas por los diputados y que las “guarda” para no subirlas a discusión, y su probable votación, es un señalamiento grave que se contrapone a los principios de la 4T y que urge ser explicado.

Fue la diputada Aida Guadalupe Jiménez Sesma quien, primero, tomó la tribuna para solicitar que se dé trámite legislativo a su iniciativa presentada hace poco más de cinco meses sobre la Ley de Identidad para Chiapas y que, hasta hoy, parece estar confinada en la congeladora sin que se haya dicho por qué.

No se equivoca la legisladora al señalar que los derechos humanos no se mendigan, sino que se exigen e hizo bien en subir a demandar los de las personas trans que la han elegido para representarlos y que han visto un sesgo en el tema. Sin embargo, no es este el primer caso de una iniciativa que se evita tocar.

Meses atrás, recordemos, la diputada perredista Olga Luz Espinosa Morales había hecho el mismo señalamiento sobre el caso de su iniciativa presentada en materia de violencia política en razón de género (hace casi un año) y que, también, fue depositada en alguna urna donde se enfrían los mensajes y las palabras se graban en el hielo.

¿Bajo qué criterios y quién es el encargado de meter a la congeladora las iniciativas que considera contraponen sus principios particulares o intereses aviesos del mismo Estado? No lo sé, y sería sumamente grave que esto se esté dando en estos tiempos en donde se ha usado como bandera el cambio propuesto por la Cuarta Transformación que exige romper con vicios y herencias del pasado.

Por ello, el señalamiento del diputado Juan Salvador Camacho a la Mesa Directiva debe ser tomado con la seriedad que implica. Al menos, la diputada Rosa Elizabeth Bonilla deberá responder a dicha acusación que, cabe señalar, se hizo el día que ella solicitó permiso para no asistir y que la involucra de forma directa al ser quien preside la Mesa.

A esta legislatura lo que menos le conviene es este tipo de imputaciones en donde se deja en entredicho el trabajo objetivo que, se ha dicho, vienen realizando. Menos aún que se señale que en el Congreso de Chiapas no se toman en cuenta todas las voces, lo que sería un retroceso a la democracia y una clara muestra de supeditación del Poder Legislativo a otros intereses y la censura a quienes no forman parte de una bancada mayoritaria.

Lo digo, también, porque el legislador expuso en tribuna que exigía a la Mesa Directiva “hacer su chamba”. La frase, de uso coloquial, conlleva su propia carga semántica y se enfila a sindicar que “no están haciendo el trabajo por el que fueron electos”: asunto por demás delicado,  ya que la presidenta apenas fue reelecta y los nuevos diputados votados. Con dicho señalamiento algo no marcha bien. Los rostros de los diputados lo mostraron y lo vimos todos los que ahí estuvimos.

Es claro que el Legislativo no debe bloquear la participación. Puede hacerlo, porque así funciona la política desde hace mucho tiempo. Sin embargo, no es ese su trabajo. Les corresponde discutir los temas torales, desmenuzar las propuestas, abonar en los vacíos y no faltar el respeto a quienes en julio de 2018 les dieron su voto de confianza para estar en el espacio en que hoy se encuentran, partiendo de que las iniciativas, muchas, provienen del clamor popular.

Esta legislatura tiene el compromiso de ahondar en el debate, análisis y enriquecimiento de las iniciativas presentadas en favor de los chiapanecos, y debe, asimismo, abonar a romper con aletargamiento en el trabajo legislativo que se contrapone a la urgencia de los ciudadanos que esperan respuestas y soluciones de este Congreso.

Fuimos testigos, en las legislaturas pasadas, del modo en que varias iniciativas fueron frenadas y congeladas sin importar su urgencia y sin importar lo que se interpretara. Eso no debe ocurrir más. De darse así, se estaría hablando de una repetición de prácticas y formas sin fondo que no auguran ningún cambio para nadie.

Los tiempos pasados ya fueron. El mismo gobernador Rutilio Escandón lo ha señalado en sus mensajes para pedir a todos los que estén inmersos en la política del estado manejarse a la altura de las necesidades que les exige Chiapas. “No mentir”, es uno de los preceptos base y debe ser empleado de forma correcta.

Seguro estoy que la diputada presidenta responderá a tal acusación de forma inteligente. La forma de tapar bocas sería que aquellas iniciativas que están pendientes, las que se encuentran en la antesala, las que se han pedido ser aprobadas, las que fueron dejadas ahí por, las que se dice tienen ya la escharcha en todo el cuerpo, pasen y se suban para ser sujetas a una votación en donde cada legislador muestre del lado en que está. Si las aprueban o no es ya otra cosa.

De otra forma, el señalamiento emitido en tribuna el jueves pasado quedará ahí: asentado como un duro golpe que pone en evidencia que nada ha cambiado, que se reciclan acciones, que se sigue en tiempos de sumisión y eso sería lamentable para todos.

 #Manjar Ahora es la diputada Cinthya Reyes Sumuano, del Partido Encuentro Social, quien sale en su papel de legisladora proclamándose como ProVida y promotora de una película que respeto aunque no comparta. ¿Qué parte de no legislar para un grupo no le queda claro?, ¿qué tan complicado resulta entender el papel que debe desempeñar en el Poder Legislativo y que no es de grupos religiosos? Haría mejor la señora en ponerse a trabajar, en que al menos la conozcan como representante popular de Tapachula donde llegó como espectro (de la nada) sin ser conocida, en caminar las calles y ver qué necesidades son las más apremiantes, en trabajar para su zona pues. Uno pregunta por ella y ni saben de quién se les habla. Lamentable. No hay dónde analizar su trabajo porque no existe, pero eso sí cobra puntualmente por el hecho de calentar la curul y levantar la mano al ritmo que ordene el PES. Terrible resulta la situación en donde son algunas legisladoras las que se oponen a que las mujeres tengan el derecho a decidir sobre su propio cuerpo. Terrible que el enemigo se encuentre en casa. Terrible que se abanderan prácticas antiprogresistas y que son las que vejan el Estado laico. #YaNoMeAyudesComadre // “Dad todo el poder al hombre más virtuoso que exista, pronto le veréis cambiar de actitud.” Heródoto. #LaFrase // La recomendación de hoy es el libro Cristo con un fusil al hombro de Ryszard Kapuściński y el disco de Ajuste de cuentas de Quique González. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook