Héctor Estrada / Columna

En la Mira / Héctor Estrada

*** Denuncian a nueva directora aviadora en hospital de Chiapas 

Tremendo conflicto se ha desatado al interior del Hospital Rafael Pascasio Gamboa debido a los repentinos cambios realizados dentro de la dirección general del nosocomio que hoy tiene detenidos varios procesos administrativos y bastante incómodos a parte del personal por las irregularidades detectadas en la designación de las autoridades hospitalarias.

Las presiones de la Sección 50 y la falta de recursos financieros para cumplir con las prestaciones laborales pendientes terminaron poniendo sobre la mesa de negociación el relevo en la dirección general del hospital como ficha de cambio. Así es como se entregó la administración del complejo hospitalario al sindicato de salud para calmar la inconformidad gremial. Pero pocos imaginaron lo que vendría como consecuencia.

Fue de esta forma como hace unas semanas la Sección 50 determinó imponer en la dirección general a Olivia Karen Franco Tovilla, quien de manera inmediata decidió iniciar un proceso de hostigamiento, remociones y despidos para colocar a amigos y recomendados. En cuestión de días dejó acéfalas importantes áreas directrices del nosocomio, cruciales para su funcionamiento.

Las decisiones abruptas provocaron que no hubiera un debido proceso de transición, llevando al hospital hacia una inminente falla generalizada. El desconocimiento de las nuevas autoridades impuestas, encabezadas por Franco Tovilla, y el conflicto desatado por sus decisiones autoritarias tienen detenidos actualmente varios procesos administrativos y operativos.

A lo anterior se suman las graves denuncias hechas este mismo martes por el propio personal hospitalario contra Olivia Karen Franco Tovilla, a quien se le acusa de duplicidad de funciones. Y es que, pese a desempeñar ya el cargo de directora general del Hospital Rafael Pascasio Gamboa, la nueva funcionaria estatal se encuentra todavía dada de alta dentro la nómina del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez que hoy preside Carlos Morales Vázquez.

De acuerdo a información de la Plataforma Nacional de Transparencia del INAI, la directora general del hospital, Karen Franco, se encuentra adscrita a la Clínica de la Mujer del gobierno municipal capitalino como personal Administrativo Tipo 2, percibiendo una salario de 7 mil 952 pesos mensuales; paradójicamente en un horario laboral (matutino) que se contrapone o coincide con el de sus responsabilidades dentro del Hospital Rafael Pascasio, por lo que resulta evidente que en alguno de los dos lados no cumple con sus funciones remuneradas.

Las denuncias del personal inconforme aluden además la falta de preparación curricular en materia administrativa o función pública como lo prioriza la normativa vigente. Aseguran que no cuenta con ninguna experiencia o estudio especializado (maestrías, diplomados o especialidades) en dicho rubro, lo que ha provocado el caos que hoy se ha generado en dicho nosocomio estatal.

Ante semejantes irregularidades, desencadenas por la anómala designación bajo complacencia, el personal hospitalario ha levantado la voz para exigir se esclarezca de inmediato la situación legal de la nueva directora Karen Franco Tovilla y se tomen las medidas necesarias para “destrabar” los procesos administrativos y operativos que hoy afectan el funcionamiento de tan importante hospital chiapaneco… así las cosas.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook