Sostuvo Grisel Jiménez Mazariegos

Luis Ruiz / ASICh

Los campesinos están preocupados por el devenir en el campo, al ver el raquítico presupuesto para el 2020 que proyecta el gobierno federal, con lo que se cometerá una injusticia social, sostuvo Grisel Jiménez Mazariegos, dirigente de la Unión de Productores Rurales y Organizaciones Campesinas.

En tanto, sostuvo que continúa la corrupción y no se pone orden en el campo, porque los productores tienen necesidad de vender, pero no hay un esquema para la comercialización, por lo que el coyote está aprovechando las circunstancias, comprando a cuatro mil pesos la tonelada.

Visiblemente desilusionado, el dirigente que fue de oposición durante los gobiernos anteriores, dijo que no sabe qué piensa ahora el gobierno, porque hasta lo que hace el super delegado deja mucho en qué pensar, porque a las organizaciones que han trabajado de manera organizada no están siendo consideradas en la entrega de los apoyos.

Asimismo, pidió a los diputados locales que gestionen ante el Ejecutivo del estado que se etiquete un buen presupuesto de egresos estatal para el campo, de lo contrario con el trato que quiere dar el gobierno federal las cosas se van a poner peor a la desesperación que hoy se tiene.

No puede el gobierno seguir abandonando el campo, en tanto las organizaciones continuaremos realizando propuestas de trabajo y esperando que lleguen funcionarios que puedan coincidir con los hombres del campo en el interés de impulsar la producción y mejorar las condiciones de vida de las familias del sector rural. ASICh

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook