* El gobernador, la SEP y CEDH, ignoran y solapan la violación constitucional

* El gobernador, la SEP y CEDH, ignoran y solapan la violación constitucional.

MIGUEL ANGEL CARRILLO BARRIOS/ DIR. #APM y #NOTICIAS DE CHIAPAS. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- A cinco días de haber iniciado huelga de hambre frente a las instrucciones de la CEDH, Fabián de Jesús Sánchez Arias, de origen indígena, no ha sido atendido ni por el gobierno del estado y menos por la CEDH.

Sánchez Arias, busca estudiar la carrera de medicina en la Universidad Intercultural de Chiapas (UNICH) ubicada en San Cristóbal de las Casas, y después de haber cubierto todos los requisitos que pide la UNICH, le fue negado su acceso y ese derecho constitucional como estudiante.

Hoy sostiene una huelga de hambre frente a las instalaciones de la CEDH, para que no le nieguen ese derecho a la educación y que además es hablante de una lengua indigena y que hoy es descriminado por las autoridades al no atender su demanda y le han negado todo tipo de audiencia.

Aquí la comisión estatal de derechos humanos también se ha hecho de oídos sordos, institución que solo sirve a intereses mezquinos de los hombres en el poder.

Hoy lunes y a cinco días de iniciada su huelga de hambre, de acuerdo a diagnóstico médico realizando al inconforme, su estado de salud está  muy deteriorado.

Solo eso nos faltaba que en dicha universidad oficial se cometa la más burda de las violaciones a un derecho humano y a una garantía constitucional establecida en el artículo tercero.

Pero lo más repudiable es que ni el mismo gobernador, las autoridades educativas y menos aún, la Comisión Estatal de Derechos Humanos velen para que se salvaguarde lo establecido en la Carta Magna.