César Espinosa Morales, líder el PRD en Chiapas

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- En el Partido de la Revolución Democrática no permitiremos que ningún funcionario municipal que camine bajo nuestros colores e ideología sea promotor de ningún tipo de violencia, menos que busque bajo panfletos mediáticos manchar mi nombre, la dirigencia y a nuestro instituto político haciendo señalamientos infundados que esperamos pueda sostener ante las autoridades competentes, señaló César Espinosa Morales, líder el PRD en Chiapas.

“El presidente municipal de Pantelhó, Santos López Hernández, emitió una serie de acusaciones a mi persona porque está molesto, derivado del acompañamiento moral y jurídico que el partido que represento le ha dado a las funcionarias por la posible comisión de hechos delictuosos (hostigamiento sexual) que obran en las carpetas de investigación con expedientes R.A 0416-078-1001-2020 y R.A 0417-078-1001-2020 en su contra. Se olvida el edil que quien acusa está obligado a comprobar y nosotros estamos acuerpando a las víctimas de violencia de su gobierno con pruebas, todo nuestro respaldo es para ellas, y por ello ahora busca atacarnos”.

Espinosa Morales pidió a Santos López que presente las pruebas fehacientes sobre lo que ha señalado en un comunicado que difundió en algunos medios de comunicación, pagados con recurso del erario, aclarando que el área jurídica del propio partido está a disposición del edil para que se llegue al fondo de lo dicho ante las autoridades competentes.

“Al munícipe lo vienen asesorando mal desde otros municipios. No sólo es culpable de violencia política en razón de género y de violencia digital en contra de una funcionaria municipal que pertenece al PRD, sino que ahora es también responsable de daño moral a mi persona y, por tanto, lo hago responsable de lo que pudiera ocurrirme derivado de la irresponsabilidad con la que emite posturas sin pensar en las consecuencias que éstas tendrán”.

El Presidente del PRD en Chiapas expuso que ningún funcionario que violente a una mujer y que esté afiliado al partido, que hable mal y sin pruebas, escudado en la administración pública, tendrá cabida en el instituto amarillo, por lo que lamentó el actuar del munícipe quien en breve tendrá que aclarar los señalamientos ante la justicia y quien no tiene más cabida en el partido.