*Necesitamos encontrar alternativas de solución empresarios-gobierno-sociedad: CCE

*Necesitamos encontrar alternativas de solución empresarios-gobierno-sociedad: CCE

ASICh

De alrededor de seis mil empresas que integran el Consejo Coordinador Empresarial en Chiapas ya suspendieron operaciones más del 50% dependiendo del giro en los que están, por falta de rentabilidad debido a la contingencia sanitaria que vino a complicar más la situación económica, sostuvo Arturo Mari Domínguez, presidente del Consejo Coordinador Empresarial
Lo lamentable es que algunos de esas tres mil empresas, algunas ya no van a volver abrir, sobre todo que en el sector turismo se tiene una caída del 98%, en el sector restaurantero las operaciones han disminuido hasta un 90 por ciento, solo están vendiendo el 10 o el 8% con servicio a domicilio. Pero hay zapaterías que ya no pueden vender, en tanto tiene trabajadores y paga renta. Se está complicando mucho, por lo que es ahí donde nosotros pedimos la atención, subrayó.
Anotó que hasta estos momentos las autoridades han dado solución parcial ante la problemática, tal como lo que ofrece el IMSS que la parte patronal pague la cuota que le corresponde en parcialidades con una tasa de interés. Ahí vemos que el Instituto no está siendo totalmente solidario con quienes están manteniendo a los trabajadores.
Asimismo, el que la declaración anual para personas físicas, que se cerraba para el 30 de abril se pueda hacer en dos meses más, a junio, pero no están más que dando tiempo y esto no resuelve el problema, solo patean el bote cuando bien se pudiera prorrogar hasta cuatro meses o bien lo que se genere de impuestos a pagar del ejercicio 2019 que pudiera ser diferido en parcialidades o llegar acuerdo desde antes y no esperar que la gente esté ahorcada para poder tomar decisiones, que es lo que vemos está sucediendo. El gobierno está reaccionando ante una crisis que ya está encima, no la está previendo y los empleos se están perdiendo.
Enfático consideró que para quienes se han preocupado en mantenerse en la actividad formal debería tener puntual atención con los apoyos económicos que ha ofrecido el gobierno, de 25 mil pesos, aunque resultan ser insuficientes ante la realidad del problema.
Reconoció que efectivamente también debe el gobierno apoyar a quien trabaja en la informalidad, pero al que genera empleos hay que darle prioridad para que pueda sobrevivir.
Dejó en claro que se debe de buscar una solución conjunta para ayudar a cuidar los empleos que se han generado, a efecto que no se pierdan esas fuentes de trabajo. Para ello, buscar créditos apalancados o con la garantía del gobierno del estado, con tratamiento preferencial, a plazos largos y con una tasa de interés baja.
Inclusive, habría que otorgar un estímulo directo al trabajador, que le permita quedarse en su casa, porque ahora le están pidiendo a éstos que ya no se presente a trabajar porque el empresario ya no tiene ingresos para poder cubrir su salario.
Si hacemos una mezcla de varias alternativas de solución, de manera conjunta con el gobierno del estado, tal vez encontramos la salida. Chiapas necesita trabajar unidos empresarios-gobierno-sociedad, puntualizó. ASICh