Mientras la gente muere por la pandemia

Derivado de las modificaciones aprobadas por el H. Congreso del Estado al numeral 1 del artículo 98, el numeral 3 y el inciso A de la fracción I; del numeral 4 del artículo 178 del Código de Elecciones y Participación Ciudadana, por las que se pospone el inicio del Proceso Electoral Local Ordinario para el mes de enero de 2021, a fin de atender la emergencia sanitaria con motivo de la pandemia ocasionada por el virus COVID19, el IEPC manifiesta que trabajará con apego a la legalidad en las adecuaciones de las fechas que conformarán el calendario electoral del próximo Proceso Electoral Local.

El IEPC llevará a cabo las labores necesarias para dar certeza de las fechas de cada actividad del próximo proceso electoral local, y salvaguardar en todo momento los derechos político-electorales de las personas, partidos políticos y aspirantes a candidaturas.

Organizar y llevar a cabo todas las etapas de un proceso electoral para la renovación de 123 Ayuntamientos y 40 Diputaciones con tiempos recortados, tres meses menos, requerirá esfuerzos humanos adicionales y una logística de suma complejidad para capacitar en un tiempo ajustado a más de 1200 ciudadanas y ciudadanos que harán las labores de consejeras y consejeros de los Consejos Electorales Municipales y Distritales, los cuales operarán, ante esta nueva dinámica a partir de la segunda semana de marzo de 2021, en lugar de diciembre de 2020, lo que implicará un mayor reto para las tareas de organización, logística, capacitación e información. Derivado del ajuste, se hace aún más necesario que el Congreso y la autoridad hacendaria garanticen los recursos suficientes y la ministración oportuna para la organización de las próximas elecciones locales.

Cabe resaltar que son estos Consejos Electorales, los responsables de coadyuvar en el registro de aspirantes; dar fe de hechos en materia electoral; substanciar los medios de impugnación que sean de su competencia; tramitar los procedimientos especiales sancionadores; acompañar al Instituto Nacional Electoral (INE) en los recorridos de casillas junto con las y los representantes de partido políticos; coordinar la preparación del material y la documentación electoral, entre otras atribuciones determinadas por la ley. Sin duda, el haber recortado tres meses al proceso electoral local tiene algunas afectaciones a la logística electoral que está prevista desde la legislación electoral nacional para llevarse a cabo en febrero. Una de ellas es que no será posible acompañar al INE, en el recorrido para la ubicación de casillas, otra son las relativas al registro de aspirantes a candidaturas independientes que ahora deberá realizarse en sede central, entre otras.

El IEPC se encuentra analizando éstos y otros impactos a la logística electoral, derivadas de la reforma recién aprobada, con el propósito de garantizar de mejor manera los derechos político-electorales de la ciudadanía y de las y los aspirantes a los cargos de elección popular que estarán en disputa; y a fin de proponer un calendario electoral, lo más ajustado posible a las actividades que encabezará el Instituto Nacional Electoral como autoridad coordinadora del Sistema Nacional Electoral.

En momentos en que enfrentamos grandes desafíos para el presente y futuro de Chiapas, el IEPC reitera su compromiso con la defensa de la democracia y, garantiza como lo hizo en las pasadas elecciones, un proceso electoral con transparencia y certeza, en el que todas y todos puedan participar con total libertad y del que emerjan autoridades electas con legitimidad y confianza.