Ruperto Portela Alvarado / Columna

Í N D I C E . . . / Ruperto Portela Alvarado

CHAFIRETES, POLÍTICOS Y CANDIDATOS.

+ El aborrecible doctor chistorete…

+ La jettatura de la Secretaria de Salud…

+ Corrupción de JUAN y MANUEL, impunes…

+ Carlos Morales, “alcalde de la muerte”…


CHIAPAS, ARMARIO DE SORPRESAS…

Desde los años 70s, Chiapas ha sido considerado el laboratorio político del poder central de México. Aquí se fraguaron muchas intentonas de nuevas estrategias electorales y reformas a las leyes, cuantas se les ocurrieron para beneficio del partido y gobierno en el poder.

Sigue siendo el Estado de Chiapas una parte de esas formas políticas, aunque en esta “4ª Transformación” la “química electoral” se ha trasladado a otras entidades como Baja California con el gobernador JAIME BONILLA VALDEZ y su “Ley Bonilla”, y el gobierno de Puebla de LUIS MIGUEL GERÓNIMO BARBOSA HUERTA, por ejemplo. Ahora, muchas de las reformas constitucionales, leyes y decretos se han venido dando en medio de la emergencia sanitaria de la pandemia, aprovechándose de la distracción de la sociedad y las organizaciones sociales.

En Chiapas las cosas no son diferentes en ciertos sectores, por ejemplo el de Salud, donde un “ineficiente y petulante” titular de dicha secretaría, JOSÉ MANUEL CRUZ CASTELLANOS ha demostrado “lo que no se debe hacer”, lo mismo que su incapacidad profesional y soberbia. Y no es la primera vez que en la Secretaria de Salud se cuestiona al responsable de su dirección, pues, desde el garrafal error del entonces Gobernador PABLO ABNER SALAZAR MENDIGUCHÍA de suspender los recursos económicos para el hospital de Comitán y la muerte de nueve niños, se empezó a viralizar la corrupción en esa delicada y prioritaria área que es la salud.

En la administración de JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO se descubrieron múltiples actos de corrupción en la Secretaría de Salud, especialmente en la gestión de JAMES GÓMEZ MONTES, con la compra de medicamentos a más de 300% de sobre precios y otros productos de ínfima calidad, cuyos delitos nunca tuvieron repercusiones.

Lo mismo sucedió en el sector salud por la avaricia y corrupción del ex Gobernador MANUEL VELASCO COELLO, donde los déficits presupuestarios llegaron más de 4 mil millones de pesos, dejando en la vulnerabilidad a los chiapanecos de la forma más vil y descarada. Ahora se habla de aproximado “3 mil aviadores”, que, igual como en las denuncias municipales del Alcalde CARLOS MORALES VÁZQUEZ, en este sentido, nunca han trascendido a lo jurídico-judicial.

Y como el gobernador o ex gobernadores son intocables –donde la propia Constitución los protege—los titulares de la Secretaría de Salud, son los imputados de corrupción por los desastres en el sexenio de “La Cuija Verde”. Nunca tuvieron un ajuste de cuentas con la justicia, ni ellos, ni el gobernador en turno, como ha sucedido siempre. El ejemplo va con los tres titulares de esa dependencia sanitaria en el gobierno de MANUEL VELASCO: CARLOS EUGENIO RUIZ HERNÁNDEZ (que terminó el sexenio como Rector de la UNACH); FRANCISCO JAVIER PANIAGUA MORGAN (que ha intentado ser alcalde de Comitán) y el más defenestrado, FRANCISCO ORTEGA FARRERA, al que le echan toda la carga de corruptelas.

Ver hacia la Secretaría de Salud del Gobierno de Chiapas donde los antecedentes de corrupción y desmantelamiento presupuestal, físico hospitalario, de equipo e instrumental ha sido una constante, sería saludable; pues como lo denuncia la diputada “morena”, OLVITA PALOMEQUE PINEDA, se siguen dando esas corruptelas con el titular, JOSÉ MANUEL CRUZ CASTELLANOS, “El Chafirete”.

No quería entrar a la dinámica de escarnios que se ha hecho del Secretario de Salud de Chiapas, al que le han endilgado numerosos epítetos nada respetables a su persona. Aunque podría merecerlos por su desagradable actuación en la administración de los presupuestos de la institución; el uso de las aeronaves para su transportación por toda la geografía chiapaneca en plena pandemia y las groserías que ha proferido en contra de los empleados del sector salud, los “recuperados” enfermos de Covid-19 a los que llamó “Chafiretes” y a periodistas, en especial una mujer reportera. ¡Eso no se perdona!.

La pregunta obligada es: ¿por qué el Gobernador RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS no aprovecha la oportunidad de deshacerse y renunciar al Secretario de Salud, JOSÉ MANUEL CRUZ CASTELLANOS, quien ha puesto en mal y comentarios negativos a él mismo y su gobierno a nivel local, nacional y extra fronteras de México? Al saber, diría la tuxtleca…

OTRA DEL INSENSIBLE MODOSITO…

Nunca jamás se habría pensado que CARLOS ORZOÉ MORALES VÁZQUEZ sería tan mal y detestable Alcalde de Tuxtla. Es más, tampoco se creería en aquellos tiempos que por dos veces perdió la elección a la Presidencia Municipal, que actuara de la manera más vil e insensible con los tuxtlecos y trabajadores de la propia comuna. Los señalamientos por corrupción ya son innumerables, como el presunto enriquecimiento ilícito de que se le hace responsable.

Me queda una sensación de rabia al pensar que por su frustración, rencor y autoritarismo esté dañando a gente inocente y que por su culpa de obligar a los empleados municipales a cumplir sus horarios laborales, muchos se estén contagiando de Covid-19 y sume a su cuenta más de diez fallecimientos. Eso tampoco se le puede perdonar.

Quiero entender que la fiscalización e investigación que se ha ordenado desde el Congreso Local a la Auditoría Superior del Estado al Alcalde CARLOS MORALES VÁZQUEZ por la compra directa de 3 mil 834 contenedores de basura a la empresa PROACTIVA-VEOLIA por 28 millones de pesos, es un indicio de que “tendrá que rendir cuentas claras”, caso contrario, todos serán solapadores y cómplices.

A estas alturas del juego (perverso del Modosito) y con más de año y medio de gobierno, queda de manifiesto que “CARLITOS EL TRAVIESO” ya rebasó la paciencia del Gobernador RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS y que hay la posibilidad de que no llegue a la otra orilla de su administración el 30 de septiembre de 2021. El que la hace la paga y el karma llega porque es una sentencia del tiempo y el destino. Lo que le hizo a JULIO CÉSAR GARCÍA CÁCERES, se le revertirá de un momento a otro. Ni duda cabe…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas:

[email protected]

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C.