Ruperto Portela Alvarado / Columna

Í N D I C E . . . / Ruperto Portela Alvarado

EN COVID, PENSANDO EN ELECCIONES…
+ Candidatos adelantados sin despensas…
+ PRI-PMC vs Morena, Verde, PT…
+ El Willy Ochoa contra Emilio Salazar?...
+ Más los “invitados de piedra”…

EL MAL EJEMPLO DEL JEFE…

En la contradicción que caracteriza a este gobierno de la “Transformación de Cuarta”, el “Jefe Supremo” impuso agenda político-electoral por encima de su responsabilidad de velar por la salud, la seguridad y la economía de los mexicanos. La superflua mentalidad de seguir en campaña y pronunciarse por un perenne ejercicio del poder, ha obnubilado a “Su Majestad” y por ende ha adelantado el proceso electoral, violando la Constitución y el Código Electoral.
Impreciso y omnipotente, el “Señor López” se ha erigido desde ahora en “guardián de las elecciones” para evitar que haya fraude, desplazando y pasando por encima de los Consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) a los que ha minimizado y ofendido categóricamente. Ese exabrupto es una intromisión en los procesos electorales y violación a la ley.
Por ese hecho verbal, el Presidente y Morena están bajo sospecha, pues se sabe que ya están trabajando en las profundidades de las poblaciones para construir alianzas, coaliciones y la compra de votos a través de los llamados “Servidores de la Nación”, que son otra de los engaños de la 4T. Le apuestan a los programas sociales con más de 21 millones de beneficiarios que consideran “votos cautivos”.
La ignorancia del Presidente –o pensamiento de que somos pen-tontos-- es inaudita, pues debe saber que este INE al que está cuestionando de “sospechosa actitud”, fue el que le entregó su constancia de mayoría y avaló su triunfo. Además, debe saber que, el INE solo organiza las elecciones; quienes la hacen y avalan son los ciudadanos que se erigen en autoridades de casillas, vigilados por los representantes de partidos, y esos no cobran salario alguno.
“El Preciso” anda en campaña o no ha dejado su proselitismo político. Eso es lo único que sabe hacer, pues lo demás es pura faramalla, simulación y engaño. O como dice FREDY LÓPEZ ARÉVALO: “lo fregón de la 4T es que la encabezan los mismos de la primera, segunda y tercera”.
Lo cierto es que “El Mesías” tiene en mente, sacudirse a las instituciones autónomas para no tener ningún contrapeso en sus decisiones, como lo hizo con las Comisiones Reguladoras de Energía y Comunicaciones; cuando se apoderó de la Comisión Nacional de Derechos Humanos “imponiendo un florero” en la presidencia y acabar con los organismos creados por gobiernos pasados que “le estorban, con lo que denota su trauma, venganza, caprichos y ocurrencias.
El proceso electoral para las elecciones del domingo 6 de junio del 2021, debiera iniciar el próximo mes de octubre; pero “el que todo lo manda y todo lo ve”, ya decidió que se abrieran las puertas del palenque y que los gallos se dieran unos topes antes de tiempo. Por de mientras, el aun dirigente de Morena, ALFONSO RAMÍREZ CUÉLLAR, ya conectó con los “propietarios” del PT, ALBERTO ANAYA, y el Verde Ecologista, JORGE EMILIO GONZÁLEZ MARTÍNEZ, “El Niño Muerde”, para llevarlos de cola, estilo PRI de los años 70s.

CHIAPAS Y LAS ALIANZAS…
Quedó entendido que el “Movimiento de Regeneración Nacional” MORENA, ya tiene aliados; lleva a lo más perverso de la política mexicana, el Verde Ecologista y a un parásito como el Partido del Trabajo; sin descartar que también le den cabida al confesionario Partido Encuentro Social (PES) si es que le conceden de nuevo el registro que perdieron en la elección del 2018. Por otro lado, el PRI tiene que sacar “experiencias del pasado” y reactivar a su vieja guardia “qué si sabe lo que hay que hacer y a que le tira”.
Igual, el Revolucionario Institucional –o lo que queda de la otrora aplanadora— tendrá que echar mano de sus artes políticas para convencer a los dirigentes de otros partidos como el Movimiento Ciudadano de DANTE ALFONSO DELGADO RANNAURO, e inclusive el PAN de MARKO CORTÉS MENDOZA para construir un frente opositor a Morena, con la intención y posibilidad de ganar algo de los 21 mil 368 cargos de elección popular y las 15 gubernaturas que estarán en disputarán el domingo 6 de junio de 2021.
Por lo que respecta a Chiapas, las piezas se están moviendo en el mismo sentido que se percibe a nivel nacional. El PRI tiende a cambiar a su dirigente estatal, JULIÁN NAZAR MORALES “El Talibán”, por muchas razones; las más señalada son: su ignorancia, su extraordinaria mala fama de corrupto, pendenciero, soberbio; pero sobre todo por el escandaloso enriquecimiento ilícito que presume sin vergüenza alguna.
Hay la versión de que, en un plan de ataque, desde el PRI nacional se convocará a los viejos priístas para que en algunos casos, sean candidatos y en otros ayuden a implementar estrategias triunfadoras. Por supuesto que sería una gran hazaña, si fuera cierto lo que se rumora. En la “Perla del Soconusco” se menciona el nombre del notario, ANTONIO MELGAR ARANDA para integrarse a este presunto proyecto, aunque hay otros con arraigo y fuerza política como CARLOS OSWALDO y MANUEL PANO BECERRA, quienes ya han ocupado relevantes cargos con las siglas del PRI. Quiero creer que a nivel estatal todavía hay algunos de aquellos tiempos gloriosos del tricolor que se quieran rescatar.
En Tuxtla no se ve por ningún lado a los “viejos priístas” que le dieron esplendor al partido tricolor, pues los que había se fueron adhiriendo a otras corrientes de poder como aquellos quince diputados de la LX Legislatura que se arrodillaron a “Su Majestad de Soloyó”, PABLO ABNER SALAZAR MENDIGUCHÍA; a los beneficiarios del Revolucionario Institucional que compró con un cargo administrativo o de elección popular JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO y los más que se le pusieron de tapete al nefasto gobernador MANUEL VELASCO COELLO –sin dignidad alguna-- que más tarde fueron traicionados.

LOS CABALLOS NEGROS PARA TUXTLA…

Ya confirmadas las alianzas y/o coaliciones de partidos para las elecciones del 2021 a nivel nacional y las locales de Chiapas, podría adelantar que hay dos “pretensos” por la alcaldía de Tuxtla Gutiérrez. El más visto hasta ahora es WILLIAM OSWALDO OCHOA GALLEGOS, el popular WILLY OCHOA, quien seguramente será el candidato del PRI con el Movimiento Ciudadano, aunque le estará pesando haber servido de “tapadera” al dos veces gobernador (Constitucional e Interino en el mismo sexenio) MANUEL VELASCO COELLO, quedando en resguardo del cargo como Gobernador Interino por siete días.

WILLY OCHOA reúne los tres requisitos indispensables para ser candidato: relación con el poder, trabajo en las bases y sobre todo dinero para solventar una campaña. Y en verdad, el hijo del “Mago de OOZ”, OSCAR OCHOA ZEPEDA, es muy participativo y cooperativo con sus recursos; sabe repartir y apoyar a su gente, aun fuera de campaña, como lo está haciendo en estos tiempos difíciles de la pandemia del Covid-19.

La otra pieza del ajedrez es el diputado local (tres veces) y diputado federal, EMILIO ENRIQUE SALAZAR FARÍAS, quien ha aspirado en tres ocasiones a ser el candidato a la Presidencia Municipal de Tuxtla Gutiérrez. Si los pronósticos no me fallan, esta vez sí será el ungido y con las siglas del Verde Ecologista –por delante--, Morena y PT. El Vicerrector de la Universidad Salazar tiene también esos tres requerimientos de: dinero, relación con el poder y trabajo de base, además de su preparación académica y experiencia política-administrativa. Puede decirse que también es magnánimo con sus recursos y que está apoyando a los más necesitados en este momento de contingencia sanitaria.

Si las cosas se dan de esta manera que yo lo percibo, seguramente que entre el WILLY OCHOA y EMILIO SALAZAR, habrá un “choque de trenes” en la disputa por la alcaldía que hoy ostenta el defenestrado “Modosito” CARLOS ORZOÉ MORALES VÁZQUEZ, misma que necesita de una recomposición y mejores administradores del ayuntamiento capitalino.

En el escenario mediático de los posibles candidatos a la alcaldía de Tuxtla Gutiérrez, aparece un PACO ROJAS (Francisco Antonio Rojas Toledo), el popular PACO BONO, quien sin menosprecio a su popularidad, hoy está más quemado que un petardo de las fiestas de septiembre. Ya no es garantía ni como candidato, menos como Presidente Municipal.

Los “oraculeros” de la política dejan ver al Diputado Presidente de la Junta de Coordinación Política, MARCELO CRUZ TOLEDO, como posible candidato. Yo no lo veo por ahí, sino más bien en una reelección a la siguiente LXVIII Legislatura. Es gente de confianza del círculo del poder de Morena y la 4T; tiene sus fortalezas en el quehacer político. No creo que MARCELO se quiera desgastar en una campaña que seguramente “no es la suya ni el tiempo preciso”.

Pero algo está sucediendo en la sede del poder local, desde el momento en que los “vaticinadores del futuro” están mencionando el nombre del Director General del Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación, HELMES FERRAS COUTIÑO para la candidatura a Alcalde de Tuxtla. La verdad, no sé cuáles sean los méritos de este personaje que fue muy cuestionado durante la campaña de RUTILIO ESCANDÓN porque desde su oficina de informática del Poder Judicial, operó las redes sociales. Pero, cuando se tiene el apoyo de quien manda, todo puede hacerse realidad.

Y por último, se ve muy remoto que los deseos de reelección de CARLOS ORZOÉ MORALES VÁZQUEZ, se hagan realidad cuando su imagen de “inmaculado” quedó por los suelos junto con su administración desastrosa, presuntos casos de corrupción y “enriquecimiento explicable”, porque todo mundo lo sabe. Las cosas ya no le son tan favorables como ayer, cuando por la inercia de su “Pastor” ganó la Presidencia Municipal, después de haberla perdido dos veces. Queda para la historia…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: [email protected]

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C.

#CuídateNoSalgasdeCasa