Ruperto Portela Alvarado / Columna

Í N D I C E . . . / Ruperto Portela Alvarado

EL CÁRTEL DE LA CUIJA VERDE.
+ Los responsables del déficit Chiapas…
+ Pablo, Juan y Manuel, imputados…
+ Eduardo Ramírez y Sasil de León Villard…
+ La lista de los saqueadores, depredadores…


(Primera parte)

VOLVER, SIN VERGÜENZA NI RECATO…
A los sátrapas que saquearon las arcas públicas de Chiapas, el Presidente de la República les dio un premio. Los trata como si fueran los más aplicados en menesteres de honestidad, cuando los chiapanecos saben que son unos bandidos y corruptos consumados.
Los niveles de corrupción en Chiapas se fueron incrementando en cada uno de los sexenios a partir del nuevo siglo cuando una alianza de “Todos Con Uno” y el “Gobierno de la Esperanza” que encabezó PABLO ABNER SALAZAR MENDIGUCHÍA, le arrebató el poder al PRI y su candidato SAMI DAVID DAVID, empezando una nueva era de la rapiña y saqueo presupuestario.
Siempre he creído que los priístas inventaron o perfeccionaron las artes de esquilmar los presupuestos para beneficio personal y de grupos; que en Chiapas, ROBERTO ARMANDO ALBORES GUILLÉN fue el último de los gobernadores moderados en los trinquetes y el “meterle mano” a los dineros públicos de la entidad, que tampoco es justificable.
Llegó JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO y revolucionó los métodos de “enriquecimiento explicable” y ahora todo mundo comenta esas formas de saquear la Hacienda del Estado, al dejar una supuesta deuda de más de 40 mil millones de pesos, pero que Hacienda Federal calcula en solo 22 mil millones. Lo cierto es que “El Colocho” vive como rey en Orlando, Florida, Estados Unidos de Norteamérica en su calidad de Cónsul y poco le preocupa la crisis económica y lo que pasa en Chiapas.
Pero el que se voló la barda en corrupción, violación a la Constitución Local y General de la República; se enriqueció de la manera más burda y escandalosa en comunión con su mamá LETICIA COELLO GARRIDO y su “abuelo incómodo”, FERNANDO COELLO PEDRERO, fue el “La Cuija Verde”, MANUEL VELASCO COELLO, quien no tuvo llenadero. Poco faltó para que cambiara la constitución y se mantuviera en el poder, otros seis años más.
Las formas descaradas y todo el cinismo con que MANUEL VELASCO COELLO violentó la Constitución Local y la General de la República para solicitar licencia a la gubernatura e inmediatamente tomar protesta como Senador de la República por vía plurinominal y seis días después solicitar licencia al Senado para asumir de nuevo el cargo de Gobernador Interino “de sí mismo” fue un abuso del poder, despotismo, arbitrariedad, exceso y brutalidad que los integrantes de la LXVI Legislatura permitieron en un acto de genuflexión.
No hay que olvidar que WILLIAM OSWALDO OCHOA GALLEGOS, el popular “Willy Ochoa”, era el presidente del Congreso y quien operó todas las triquiñuelas legislativas para complacer a su “Patrón” MANUEL VELASCO COELLO, quien le dio la oportunidad de ser “Gobernador Interino” por siete días, con una ganancia millonaria que ni un maestro universitario de tiempo completo, ganaría en toda su vida académica.
De esos esos 41 diputados de la LXVI Legislatura –que luego quedaron 40 por la suspensión del “diputado de representación en el extranjero”, ROBERTO PARDO MOLINA--, “tres testaferros” fueron premiados con la reelección y son integrantes de la actual LXVII Legislatura. Estos son: el recomendado por su tío GERARDO TOLEDO COUTIÑO, director del “Diario de Chiapas” y apadrinado por la “Cuija Verde”, FIDEL ÁLVAREZ TOLEDO; la diputada MARÍA ELENA VILLATORO CULEBRO y la “exquisita” DULCE MARÍA RODRÍGUEZ OVANDO, quien fungió de “tapete” como Presidente del Congreso, mientras el WILLY OCHOA cuidaba la “Silla del Tucán” de Palacio de Gobierno en calidad de “Gobernador Interino” por siete días.
Esta historia es más larga y nefasta que la de los defenestrados ex gobernadores, PABLO ABNER SALAZAR MENDIGUCHÍA y JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO. Es inconcebible que el “chamaco caguengue”, MANUEL VELASCO COELLO, viniera de Gobernador a Chiapas y se le permitiera toda esa cauda de atropellos, violación a las leyes y un enriquecimiento escandaloso, a la par de su madre LETICIA COELLO GARRIDO; su “abuelo incómodo”, FERNANDO COELLO PEDRERO, y una pléyade de sinvergüenzas integrantes del “Cártel de la Cuija Verde” que depredaron los recursos financieros del Estado de Chiapas…

LA BANDA VERDE DE FACINEROSOS…

Cuando PABLO SALAZAR entregó el poder estatal, las voces discordantes con su ejercicio sexenal se le fueron encima. Le dijeron que pasó de menesteroso a nuevo millonario chiapaneco. Le endilgaron un desvío de 11 mil millones de pesos –entre otras perversidades administrativas—que estaban destinados al Programa de Reconstrucción de los municipios afectados por el “Huracán Stan” en 2005.

Después de seis años de poder omnímodo, JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO deja la gubernatura y le achacan miles de actos de corrupción y entre ellos haberse enriquecido brutalmente, dejando a Chiapas en crisis con una deuda de 42 mil millones de pesos, que Hacienda Federal dice que solo son 22 mil millones y de esos, 5 mil millones los debían los Ayuntamientos Municipales.

Pero es el sexenio de MANUEL VELASCO COELLO donde se hicieron los más grandes trinquetes con el presupuesto que en su gestión osciló poco más de los 500 mil millones de pesos, a los que hay que agregarle un aumento a la deuda pública por 16 mil millones que representó en su momento el 18% a la que dejó su antecesor.

En esa constante de corrupción, estuvieron metidos todos los integrantes del gabinete del “Gobierno Verde” –que nunca maduró-- y que encabezó el “Niño Muerde Chiapaneco” con su brazo derecho, OSCAR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR, el presagiado candidato a gobernador y sucesor de MANUEL VELASCO con la siglas del Verde Ecologista, la alianza con el PRI y “los partidos parásitos” de “Mover a Chiapas” y “Chiapas Unido” que, en conjunción con sus entonces respectivos dirigentes, ENOCH HERNÁNDEZ CRUZ y MIGUEL ÁNGEL OCHOA CÓRDOVA (actual diputado local), se prestaron a la perversión de la elección local del 2018.

EDUARDO RAMÍREZ fue pieza clave y “favorito” en el gobierno de MANUEL VELASCO COELLO, “conciencia” y “hombre de todas las confianzas” del “Imberbe Gobernador”. Por eso el llamado “San Jaguar Negro” fue durante el sexenio verde, alcalde de Comitán, diputado federal, Secretario General de Gobierno y diputado local Presidente del Congreso en la LXVI Legislatura.

Desde esa posición legislativa y dirigente estatal del Partido Verde en Chiapas, RAMÍREZ AGUILAR operó durante dos años su campaña para la gubernatura, en la que someramente se calcula gastó más de 200 millones de pesos. Ante la frustración de que no sería el candidato a la “Silla del Tucán”, hizo su berrinche convocando a diversas concentraciones y manifestaciones con su “Movimiento por la Dignidad”, que solo le sirvió para negociar un escaño en el Senado. El auto llamado también “Diamante Negro”, es ahora un potentado millonario, o cuando menos eso se dicen de él.

También SASIL DORA LUZ DE LEÓN VILLARD es parte de este “Cártel de la Cuija Verde”. Ha sido una de las consentidas de MANUEL VELASCO, protegiéndola, impulsándola y dándole todas las oportunidades de su vida. Fue diputada local con las siglas del Partido Verde, mientras su hermana ITZEL FRANCISCA era parte de la misma legislatura, siendo Presidenta de la Junta de Coordinación Política, con el sello del PAN.

Los otros hermanos, KALYANAMAYA LEÓN VILLARD –actual diputado local a la LXVII Legislatura-- fue regidor en el Ayuntamiento de Tuxtla y su hermano YUMALTIC en el de Tapachula. El otro, ALFREDO –de los mismos apellidos—y que se hace llamar “El Pasha”, es el encargado de hacer los negocios de la familia y la relación económica con el entonces gobernador MANUEL VELASCO COELLO. Por cierto, su esposa KARLOTHA PATRICIA ZUART LAZARÍN, fue regidora en el Ayuntamiento de Tuxtla que presidió el “Alcalde Espurio”, SAMUEL TOLEDO CÓRDOVA TOLEDO.

Abusando de sus facultades como Gobernador, MAVECO sacó de la diputación local a SASIL DORA LUZ DE LEÓN VILLARD para nombrarla –sin ningún mérito— Secretaria de Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres (SEDEM), donde resultó una nulidad y además propició, junto con él mismo, la corrupción por 670 millones de pesos, en un solo programa de promoción de las mujeres, que la Secretaria de la Función Pública le exoneró fast track.

Siendo la “Muñequita del Pastel” que solo sirve de adorno, “La Cuija” llevó a SASIL a la diputación federal con las siglas del PVEM, heredando la franquicia de la SEDEM a su cuñada NANCY LÓPEZ RUIZ, esposa de uno de sus hermanos, que luego se la entregó a su hermana ITZEL FRANCISCA DE LEÓN VILLARD. Una empresa familiar que les sirvió de enriquecimiento familiar, a la par de las obras que recibieron a través de ALFREDO “EL PASHA”.

En una carrera política meteórica, SASIL DE LEÓN VILLARD solicitó licencia a la diputación federal el 26 de junio de 2017 para hacerse cargo de la Delegación de Prospera-Chiapas, que le sirvió de trampolín para integrar la fórmula a la Senaduría con EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR, ahora usufructuando las siglas de Morena. Este es un ejemplo de que todo se puede, cuando se es “favorito del poder” y como dice la canción jarocha “La Tienda”, “sin inteligencia ninguna he logrado mis intentos…” y la “Muñequita del Pastel”, lo ha conseguido.

Una historia de aberraciones políticas y administrativas; de corrupción, pillaje, saqueo y violación de las leyes para provecho personal de MANUEL VELASCO COELLO y su gavilla de bandoleros que le acompañaron en el camino sexenal del más nefasto gobierno que haya tenido Chiapas y a los chiapanecos que han tenido muy mala suerte con sus gobernantes.

Mañana la historia continua: corrupción del “Cártel de la Cuija Verde” en sector salud, obras públicas, INIFECH, hacienda del Estado; los partidos políticos, comunicación social y la Secretaría Técnica, responsables del déficit financiero del Estado de Chiapas…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: [email protected]

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C.