Alberto Ramos García / Columna

A Fuego Lento / Alberto Ramos García

¡Nada qué celebrar!

Hoy, Chiapas es el último lugar en el bienestar de la gente; extrema pobreza , primer lugar en alfabetismo sin crecimiento económico, con problemas en la gobernabilidad, dos año de contracorriente en la seguridad y con un oficio político plegado de impericias y desaseado, surgido de las malas prácticas del corporativismo y de la 4a. Transformación , y la falta de empleo y falta de oportunidades y cero crecimiento en la economía; colapsado todo apoyo a empresarios y consecuencias mortales para la economía de los chiapanecos

Ademas, debemos agregar La múltiples matanzas a los propios pueblos autóctonos que no recibe la atención del gobierno del estado de Chiapas . Qué lamentable

Precisamente: ¡Nada qué celebrar!

Somos “mexicanos” de quinta categoría

Hoy 14 de septiembre conmemoramos la anexión de Chiapas a México, el estado que ha sido parte de México en dos ocasiones: primero adherirse al Plan de Iguala en 1821 y después a partir del Plan de Chiapas Libre de 1823 donde se estipulaba que se encontraban en su total libertad para tomar la decisión de unirse a México

A 4 años de conmemorar nuestro segundo Bicentenario local, los saldos sociales y económicos para la entidad no son festejo; son más bien un registro desafortunado, el más bajo del país, lejos de los Objetivos del Milenio de 2015 y de los Objetivos del Desarrollo Sustentable para 2030.

En 1824, Chiapas decidió unirse a la recién nación independiente; votó históricamente para federalizarse. En 2024, ¿qué lugar ocupará la entidad en el contexto nacional?

Hoy, es el último lugar en el bienestar de la gente; extrema pobreza , primer lugar en alfabetismo sin crecimiento económico, con problemas en la gobernabilidad, dos año de contracorriente en la seguridad y con un oficio político plegado de impericias y desaseado, surgido de las malas prácticas del corporativismo y de la 4a. Transformación

El sismo del 7 de septiembre de 2017 nos vuelve a demostrar nuestra enorme vulnerabilidad y nuestras debilidades en la prevención. Se anidan con la tragedia, la pobreza y la desigualdad; la trilogia despiadada.

Es necesario entonces crear una política de políticas para enfrentar el desafío para los próximos años; una Agenda para el Desarrollo Sustentable y otra para la Gobernabilidad y la Seguridad. Deberá entonces enfrentarse tres preguntas:

¿Qué se quiere lograr?

¿Cómo se pretende hacerlo?

¿Quién lo va a hacer? Ahi esta el

reto.

Datos histórico...

La Anexión mexicana de Chiapas —o anexión de Chiapas a México— fue el proceso histórico por el cual la provincia de Chiapas, bajo el control de las autoridades guatemaltecas durante la época colonial, se unió con la República Mexicana después de la disolución del Primer Imperio Mexicano y la declaración de independencia de las Provincias Unidas del Centro de América. Posteriormente que dio inicio la república centroamericana este antiguo territorio guatemalteco durante la colonia administrativamente no entró en la república cuando autoridades chiapanecas detuvieron el proceso en territorio chiapaneco, iniciando así un corto periodo de rebelión. Chiapas, como antiguo territorio constituyente de la audiencia de Guatemala, fue invitada a unirse al imperio mexicano; Agustín de Iturbide durante su periodo envió emisarios a ilusionar a los mandatarios chiapanecos para lograr la permanencia como territorio mexicano. Las élites políticas en la provincia se hallaban divididas entre volver a Guatemala o federarse con México. Las disputas internas se resolvieron con la disolución de la Junta Suprema Provisional de Chiapas y la consecuente permanencia chiapaneca en México el 14 de septiembre de 1824. El Soconusco era reclamado entonces por América Central y México, y su definitiva incorporación al territorio chiapaneco ocurrió hasta 1882, tras los conflictos fronterizos entre México y Guatemala de 1842 y de 1882.(Wikipedia)

Un abrazo.

Nos leemos mañana, Dios mediante

PD.-La política consiste en saber identificar los demonios