Ruperto Portela Alvarado / Columna

Í N D I C E . . .  / Ruperto Portela Alvarado

MEDIOCRIDAD CON MARCA 4T.

+ Qué bajo has caído Porfirio…

+ Ricardo Anaya, el “Canalla Canayín”…

+ Acusan descrédito los novo morenistas…

+ Las cartas de renuncia y los motivos…

LA CAÍDA DE LOS ÍDOLOS…

Septiembre es el mes de la patria, del enaltecimiento de los valores cívicos y del amor a México. Es cuando más se siente la mexicanidad, los colores de la Bandera y el canto del Himno Nacional. Todo fluye en los mexicanos de a pie que no en los que detentan el poder, que lo hacen por compromiso.

En Chiapas ya no se celebra con el mismo entusiasmo la Independencia lograda por FRAY MATÍAS DE CÓRDOVA Y ORDOÑEZ y menos la Anexión de Chiapas a México. Ese fervor cívico se ha ido desvaneciendo en el tiempo y las nuevas generaciones ni siquiera saben esa parte de la historia. Tampoco siente el hecho histórico de la Independencia de México y menos qué es la Revolución Mexicana.

La degradación social es un hecho, como la mediocridad de la educación, de los maestros, de los estudiantes y las instituciones educativas de todos los niveles que producen profesionistas sin sentido de competencia y también sin sustento analítico. Ahí es cuando llegamos a la política sin preparación y conocimiento de las doctrinas, ideologías, la constitución con sus leyes y las reglas de convivencia social. Es el punto de la mediocridad nacional.

La nueva –no tan nueva—forma de gobernar con un “Guía Político” sin urbanidad y sentido de la unidad, solidaridad y liderazgo, solo lleva a que, quienes le siguen su juego perverso, se conviertan en lo mismo que es él. Por eso digo y pongo el ejemplo de un ícono del conocimiento de la cosa pública, el gurú de la política y los vericuetos de los procesos electorales y partidistas: PORFIRIO ALEJANDRO MUÑOZ LEDO Y LAZOS DE LA VEGA.

Pena ajena pero lamentable decirle: “PORFIRIO, que bajo has caído”. El ídolo más grande que queda en la política desde su incursión antes y en los tiempos de LUIS ECHEVERRÍA ÁLVAREZ (1970-76) se ha rebajado en defender al “Jefe Supremo” al regreso del ex candidato presidencial, RICARDO ANAYA CORTÉS, en una andanada de vituperios, olvidándose de su alcurnia política, su estatura académica y su claro libre pensamiento, al adoptar el lenguaje callejero de su “Patrón” y degradarse en lo más íntimo de la mediocridad que no practicó nunca durante su militancia priísta y perredista que lo enaltece.

Salir a defender al “Jefe Supremo” a estas alturas de su avanzada edad (87 años) y brillante carrera política, en aras de ser tomado en cuenta por el Presidente, como el próximo dirigente de Morena, quizá senador de la República o embajador en algún país europeo, es una desfachatez de PORFIRIO MUÑOZ LEDO, “que no le queda”; máxime contra un supuesto enemigo que “no representa nada y que quiere el poder para hacer negocios” –le dice a RICARDO ANAYA CORTÉS--, no debe preocuparle al político de gran raigambre y abolengo, que a ha sido dirigente de dos partidos políticos; el PRI y PRD y quiere entrar al “Record Guines” dirigiendo un tercero diferente: Morena. Aunque, no se le niega, está en su derecho de libre expresión.

Hay que recordar que PORFIRIO “El Porfiado” fue Consejero Cultural en la Embajada de México en Francia; Representante Permanente de México ante la ONU; Embajador de México ante la UNESCO; Embajador de México ante la Unión Europea en el gobierno de VICENTE FOX QUESADA; precandidato presidencial en 1976 y 1982, que no debe echar por la borda esa historia de honor, en un pleito ajeno con RICARDO ANAYA y también con el Canciller, MARCELO HEBRARD CASAUBON, en un pleito inútil.

RICARDO ANAYA CORTÉS, el ex candidato presidencial panista, parece que asustó a los morenos de la “Cuarta Transformación” porque primero lo descalifica PORFIRIO MUÑOZ LEDO y luego sale el titular de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), SANTIAGO NIETO CASTILLO a amagarlo con una carpeta en su contra. El ambiente se está calentando y los grupos se empiezan a enfrentar.

EL PRESIDENTE ESTÁ SOLO…

No quiero equivocarme, pero presiento que el Presidente AMLO está solo. Todo lo es él y nadie de su gabinete o cercanos colaboradores pueden pensar para salvarlo de la crisis en la que está metiendo al país y los mexicanos. Insisto en el fenómeno de la mediocridad e incapacidad que impera en este gobierno de la 4T y los simbolismos que no ayudan en nada al desarrollo del país y la salida de la barranca en la que estamos inmersos por culpa de administraciones pasada, priísta, panistas, perredista, inclusive, y lo que le corresponde al absolutismo de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Con la información que tengo de los especialistas en la materia, no veo cómo “El Reformador” va a rescatar a PEMEX que se ha vuelto un barril sin fondo; donde se le han invertido de 2019 a lo que va de 2020, más de 150 mil millones de pesos cuando las pérdidas de la paraestatal son escandalosas por casi 500 mil millones de pesos. La le dijeron a don ANDRÉS MANUEL, que la petrolera no es viable y que las estrategias son erráticas para su viabilidad de empresa prioritaria, siquiera a futuro lejano.

Con un personaje de mínima estatura administrativa al frente de PEMEX, como OCTAVIO ROMERO OROPEZA, ingeniero Agrónomo, tabasqueño, que conoce desde 1988 a ANDRÉS MANUEL, del que fue su Oficial Mayor cuando LÓPEZ OBRADOR fue Jefe de Gobierno del DF; un personaje envuelto en la polémica de supuestos actos de nepotismo, corrupción y enriquecimiento ilícito en los cargos que ha desempeñado, no sé puede esperar mucho de su eficiencia por su desconocimiento de la materia. Otro improvisado.

A principios del 2004 legisladores panistas lo acusaron de haber ingresado a la nómina de la Oficialía Mayor a 37 familiares directos e indirectos. El caso se cerró cuando la Contraloría Capitalina determino que hubo un error en el llenado de documentos de contratación. Los antecedentes del Director General de PEMEX, están expuestos en los medios de comunicación con no muy buenas recomendaciones.

Señalan que OCTAVIO ROMERO OROPEZA ha sido candidato perdedor en dos ocasiones; una en 1997 por el PRD a la alcaldía del Centro, y la segunda en 2016, cuando contendió por Morena a esa misma alcaldía. En redes sociales se exhibían sus bienes, que dejaban atrás la idea de austeridad, apuntan las publicaciones.

Otro escándalo en el que se vio envuelto el director de PEMEX, se dio en julio de 2018, cuando el presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Asamblea Legislativa, IVÁN TEXTA SOLÍS, denuncio que existían documentos que muestran el presunto enriquecimiento ilícito de ROMERO OROPEZA y su esposa, entonces diputada local, MARÍA EUGENIA LOZANO.

Podríamos decir que es el mismo caso de MANUEL BARTLETT DÍAZ, Director General de la Comisión Federal de Electricidad, quien tiene un historial negro de represión y corrupción, desde su militancia en el PRI con la “caída del sistema” en la elección de 1988 para concretar la victoria presidencia de CARLOS SALINAS DE GORTARI, precisamente el enemigo número uno de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR. Ya pasó por el Partido del Trabajo (PT) y en los límites de Morena.

Pero percibo que un buen número de integrantes de la “Nueva Mafia de la 4T” están entrando en el área del “Principio de Peter” y la mediocridad manifiesta que viste al “Patrón”, quien vive como rey en Palacio Nacional. Yo digo, por ejemplo, que ZOÉ ALEJANDRO ROBLEDO ABURTO, está perdiendo mucho de su patrimonio político e imagen, en su incursión en la “Cuarta Transformación”, sus créditos de joven político de alta preparación académica, su presunta probidad, de manera vertiginosa, se están esfumando.

Hay que reconocer que ZOÉ ROBLEDO, ex diputado local y presidente del Congreso de Chiapas; Senador de la República en un proceso amañado y campaña de trece días con las siglas del PRD – y su padre ex gobernador priísta--; diputado federal con el sello de Morena; Subsecretario de Gobernación y actual Director General del IMSS, es un muchacho de alto nivel académico y conocedor del discurso y los vericuetos de la política, que hoy desgraciadamente está perdiendo en su propósito de que el Presidente AMLO y Morena, lo tomen en cuenta y avalen para la gubernatura de Chiapas en el 2024. En el pecado llevará penitencia.

Y así podemos ver la decadencia en la que han caído personajes con alta preparación académica, política y administrativa por defender una bandera “que no es la suya” y otros que en la mediocridad de la “Nueva Mafia del Poder”, están jugando en primera división cuando vienen de los campos llaneros como el Secretario de Hacienda, ARTURO HERRERA GUTIÉRREZ o la Secretaria de Gobernación, doña OLGA MARÍA DEL CARMEN SÁNCHEZ CORDERO DÁVILA que llegó con una excelente imagen; aunque también se ha privilegiado la improvisación, que no es buen augurio.

De los demás, después comento, pues el espacio no dio para mencionar a cada uno por sus virtudes o incompetencia en el proceso de la administración pública y la toma de decisiones…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: [email protected]

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C.