Ruperto Portela Alvarado / Columna

Í N D I C E . . . / Ruperto Portela Alvarado

CHIAPAS, LABORATORIO DE LA FEDERACIÓN.
+ Sabines y Velasco Coello, marcaron la pauta…
+ Las reformas locales se hacen nacionales…
+ Zoé Robledo, otro de los artífices…
+ El pago de las ideas y el blindaje a los pillos…

LA RUTA CHIAPAS EN LA 4T…

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Lunes 26 de Octubre de 2020.- La presunción de que el Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR protege a los ex gobernadores JUAN SABINES GUERRERO –ratificado Cónsul en Orlando Florida, Estados Unidos— y MANUEL VELASCO COELLO –ex Gobernador interino de sí mismo y Senador de la República violando la ley-- y sus séquitos de subordinados, llevan a pensar que son parte de la línea política que se implementó como laboratorio en Chiapas.
El ex Gobernador SABINES GUERRERO, precisamente en su sexenio elevó a rango constitucional la pensión a los Adultos Mayores que ahora el Presidente AMLO ha copiado y puesto en el precepto de ley. Lo mismo, ZOÉ ALEJANDRO ROBLEDO ABURTO, siendo diputado Presidente del Congreso del Estado de Chiapas, impulsó y se aprobó en pleno la “Ley de Desplazamientos Forzados”, que el ámbito federal de la 4T, retomó y el Congreso de la Unión decretó.
Todo hace pensar que en estas materias, Chiapas fue, es y, como siempre ha sido, un laboratorio para la estructura federal. Pero lo más escandaloso es que en esta entidad del sureste mexicano, el entonces gobernador (2012-2018), MANUEL VELASCO COELLO, puso el ejemplo de la extinción de fideicomisos como el “Fondo Estatal para la Atención a Desastres Naturales”, donde tuvo participación directa quien era Presidente del Congreso del Estado, OSCAR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR, hoy Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores.
Precisamente, cinco meses después de la extinción de este fideicomiso (FOEADEN), Chiapas sufrió las consecuencias del sismo del 7 de septiembre de 2017, que dejó en la indefensión a damnificados y sin recursos para su atención inmediata. Por esas sospechosas actitudes, fueron severamente cuestionado el propio gobernador MANUEL VELASCO COELLO y el entonces presidente del Congreso del Estado, OSCAR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR, a quienes se les exigía el esclarecimiento del presupuesto y el destino de 82 millones de pesos de que disponía este “Fondo Estatal para la Atención de Desastres Naturales” en el Estado de Chiapas.
La rapiña, el saqueo y la ambición del “Gobernador Interino de sí mismo” extinguieron lo más posibles fideicomisos, como: el “Seguro de Mutuo de Vida” que afectó alrededor de 6 mil trabajadores al servicio del Gobierno del Estado y otros 5 mil policías; el “Fondo de Apoyo a la Economía Social” FAES, creado el 7 de Mayo de 2003, administrado financieramente por BANAMEX y extrayendo a favor de la Secretaría de Hacienda del Estado, 43 millones, 210 mil 989.02 pesos.
El 1 de Noviembre de 2017, se extinguió el Fideicomiso Público de Inversión, Administración y Garantía, denominado “Fondo para el Desarrollo Forestal Sustentable del Estado de Chiapas”. Ya con esa lección de MANUEL VELASCO COELLO, al Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, “se le ocurre” implementar este mismo procedimiento y llevar a la práctica la extinción de 109 fideicomisos, con el mismo pretexto de siempre, de que ahí hay corrupción.
Sí entendemos, JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO está bien conectado con la “Cuarta Transformación” y quizá también con el “Jefe Supremo”, pues no fue de a gratis su ratificación por el Presidente en el Consulado de Orlando Florida de Estados Unidos de Norteamérica. Igual MANUEL VELASCO COELLO es un “delicado protegido” de don ANDRÉS MANUEL con la mediación del “abuelo incómodo”, FERNANDO COELLO PEDRERO.
Es también el caso de ZOÉ ALEJANDRO ROBLEDO ABURTO, a quien el Presidente LÓPEZ OBRADOR le ha dispensado todo su apoyo y aprecio. Lo llevó a la diputación federal a la que pidió licencia para asumir la Subsecretaría de Gobernación y luego la Dirección General del Instituto Mexicano del Seguro Social.
Pero el tema es la conjunción reformadora del Gobierno Federal apegada a las mismas normas que se aplicaron en Chiapas durante el gobierno de SABINES GUERRERO y MANUEL VELASCO COELLO, solo que no necesitaron inventar que había corrupción para hacerlo. Me imagino una pésima imitación de lo aquí hecho y allá replicado. ¿Será por eso que los ex Gobernadores SABINES GUERRERO y VELASCO COELLO, como ZOÉ ROBLEDO, gozan de esas canonjías y protección del Presidente de la República? Quiero entender que sí y que, EDUARDO RAMÍREZ es una extensión de lo mismo.
Hay la percepción de que VELASCO COELLO fue el intermediario en las negociaciones entre el ex Presidente ENRIQUE PEÑA NIETO y el “Jefe Supremo”, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, pero que también “El Güero Velasco” le invirtió más de 5 mil millones de pesos –del erario estatal-- a la candidatura presidencial del tabasqueño. Por otro lado, hay que reconocer que JUAN SABINES es un extraordinario publirrelacionista y que se vende bien ante las mieles del poder, como lo ha conseguido.
Por todos esos recovecos de la política y la administración pública, quise hacer un símil entre lo que hicieron en Chiapas SABINES y VELASCO en materia de reformas, nuevas leyes y lo mismo que se está aplicando en el escenario nacional. También, estos dos exgobernadores se han especializado en procesos electorales y quizá por eso los tienen en buen resguardo como “reserva de la mapachada”. Pudiera ser que ambos grupos van a operar –por separado—a favor de los candidatos de Morena, aunque estuvieran vinculados con otros partidos.
Llamó la atención en su momento, la estrategia del gobernador MANUEL VELASCO COELLO de extinguir fideicomisos creados desde anteriores administraciones, con fines depredadores de recursos, de manera descarada; con lo que explotó la pobreza por las grandes necesidades de un conglomerado de chiapanecos que están en la mendicidad. Esa misma ruta llevan las acciones similares del Presidente ANDRÉS MANUEL, con destino al saqueo, la rapiña, el manejo discrecional de los dineros que estará atrayendo para su control y centralismo del poder omnímodo del “Jefe Supremo”.
Por estas acción extinguidoras de fideicomisos, el Presidente ANDRÉS MANUEL y su gobierno de la 4T habían calculado atraer a su control más de 250 mil millones de pesos que apenas serán 69 mil millones más otros 110 mil millones por el “Fondo de Desastres y Salud”, que solo les alcanzará para sus fines políticos electorales del 2021, dejando desamparada a la población en una pandemia que suma ya 89 mil muertos por el Covid-19…
Se acabó el mecate… Y ES TODO…
Para comentarios, quejas y mentadas: [email protected]
Celular: 961 18 8 99 45.