Pandemia y desempleo

En una carta con fecha del 11 de enero, dirigida el presidente Andrés Manuel López Obrador, decenas de investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), hacen un llamado de atención sobre el despido de un número considerable de trabajadores, “como efecto o con el pretexto de la política de austeridad del gobierno federal que usted encabeza”.

Los especialistas, consideraron como “muy grave” el trato que se da al personal eventual y de asistentes de investigación, que ha sido lamentablemente contratado de manera irregular durante décadas, evitando con ello obtengan prestaciones y antigüedad.

En su misiva explicaron que con el propósito de evitar la contratación de trabajadores de base se han utilizado contratos por tiempo definido o clasificados como de servicios profesionales, como una forma de tener personal administrativo y académico sin derechos laborales, pero que sí resuelven las crecientes necesidades del INAH.

Ahora, esos trabajadores, manifestaron los investigadores, son objeto de un recorte drástico que los dejó sin empleo a partir del primero de enero de este nuevo año, sin indemnización y sin ningún derecho adquirido.

Por ello, los especialistas adscritos a diferentes áreas del INAH, solicitaron al presidente López Obrador, que las Secretarias de Trabajo y la de Cultura, pongan remedio a esta situación, para que dentro del marco administrativo esos trabajadores puedan competir por una plaza, cuyo importante trabajo siempre ha sido en beneficio del patrimonio arqueológico de México.