Héctor Narváez / Columna

Columna Sur / Héctor Narváez 

*** La traición

Consumado es.  

Por tres monedas se vendieron y en una noche entregaron al inocente que les estorbaba en sus maquiavélicos planes.  

Es la traición. La más alta que recuerde de la política en Chiapas y que desnuda los intereses de los de arriba.  

¿RESUCITARÁ?

Conforme pasaban las horas del martes, no se miraba que Morena diera a conocer la lista de sus candidatos a diputados locales y alcaldes.  

Se sabía que a las 11 de la noche saldría la información por los canales autorizados de este partido, cuando no fue así.  

Llegó el cierre del registro a las 12 y en los cuarteles generales de los aspirantes invadía la zozobra.  

Varios estaban listos con su planilla para presentarse a tomar protesta. Y otros más andaban cerca del órgano electoral, en espera del llamado. Pero, todos se quedaron como novias de rancho.  

Lo peor vendría después. Luego de sortear los problemas técnicos con la página de los resultados preliminares, se confirmaron las sospechas: impusieron candidatos.  

Y arrasaron con las candidaturas, no se midieron, porque acomodaron a los neo-morenistas tanto para alcaldías como en diputados locales. Lo escribí ayer en Facebook: solo unos cuantos de las bases salieron nominados y en otros casos los metieron de relleno.  

También lo adelantaba en este espacio hace días: fueron los corderos que sacrificaron en plena Semana Mayor. Nada más que se les pasó la mano a los dirigentes y todo terminó en una brutal carnicería.  

Ahora, tienen el problema de que mataron a Morena en Chiapas, que está muy difícil que pueda resucitar para las elecciones.  

¿ALCANZARÁN LA INDULGENCIA?

¿Quiénes son los responsables de esta barbarie política?  

Porque son muchos los principales sacerdotes que tienen “vela” en este entierro. Y uno de ellos es Ciro Sales Ruiz, el aún dirigente estatal de Morena.  

Llama poderosamente la atención, de que ya no salió como candidato a Diputado Local, cuando estaba entre los acuerdos.  

Sin embargo, como que prefirió quedarse con el partido y seguir con los negocios tan redituables que le dejan las candidaturas.  

Por ahí alguien dijo ayer que todo este “cochinero” es responsabilidad de los dirigentes nacionales. Pero, para mí, la realidad es otra.  

Ni Mario Delgado ni Citlalli Hernández conocen los municipios de Chiapas. El que si sabe es Ciro Sales y tuvo mucho que ver en la decisión final.  

Los líderes nacionales no están tan preocupados por una elección de alcaldes, cuando tienen problemas como la gubernatura de Guerrero y en otros estados que están en pelea.  

No se van a degastar por diputaciones locales, si están dedicando todas sus fuerzas para recuperar las más de 50 candidaturas a Diputados Federales que les tiró el INE.  

En cambio, el dirigente de Morena en Chiapas, vive en Chiapas, camina en Chiapas y come en Chiapas.  

Si Delgado y Citlalli, hasta Bertha Luján, se decidían por un candidato a ayuntamiento o al Congreso Local, primero tuvieron que hablar con Sales para pedirle referencias. Y este, como conocemos su actuar, aprovechó esos momentos para echarle tierra a los que no les convenia y ensalzar a los que si quería.  

O por lo menos, Ciro habrá dicho que tal aspirante era de un grupo, pero que no eran del partido.  

Algo que me confió un colega periodista de Tuxtla Gutiérrez el día lunes: la disputa estaba entre morenos y “los bronceados” de palacio. Creo que se referían a los que eran cercanos al Gobierno del Estado.   

Pero, se equivocaron. Porque desplazaron a los militantes y metieron en su mayoría a externos, que ni siquiera estuvieron en la elección del 2018.  

¿Alcanzarán la indulgencia? Primero, el perdón de las bases. Y después de los electores, quienes ya los ven con muy malos ojos por este desgarriate.  

La traición se ha consumado. Y ha sido muy alta, de aquellos que contentos se llevaron sus monedas, pero después que pasen estos días serán señalados de ser los causantes de esta desgracia.  

MORALEJA: PERDONAN AL QUE ROBA, HASTA EL QUE MATA... ¡PERO AL QUE TRAICIONA, NUNCA!

AL MARGEN: EL QUE SI PROVOCA

El Gobierno de México ha sido exhibido de ordenar ataques en contra de periodistas. El Departamento de Estado del Presidente Biden, asegura que la Directora de Notimex, Sanjuana Martínez, es la que ha orquestado todo.  

Es muy grave lo que se denuncia. Porque se demuestra que esta administración es la que provoca a levantar el odio hacia los medios de comunicación y a quienes hacemos la labor de informar. Y eso es una violación a un derecho internacional llamado libertad de expresión.  

¡LLEGAMOS A SEMANA SANTA!

Y es la segunda que se celebra en medio de la pandemia. México ya se acerca a los 3 millones de casos y supera la cifra de 200 mil fallecimientos.  

A pesar de esto, una gran parte de la población se prepara para llenar las playas, las albercas y las cantinas, por lo cual se teme que se pueda dar una tercera ola de contagios. Llegamos a la Semana Santa y debemos de pasar estas fechas asumiendo nuestra responsabilidad.  

POR ÚLTIMO: ¡UN DESCANSO!

Y aprovechando estas fechas, tomaremos un breve receso, para recargar pilas y comenzar con la cobertura por estas elecciones.  

Así que esta columna reaparecerá el martes 6 de abril. Les deseo que tengan una buena Semana Mayor, a lado de sus seres queridos.  

Mi Cel: 9642823259   

En Facebook: elperiodistamx y hectornarvaezmx