Diego Victorio / Columna

Desde mi Trinchera / Diego Victorio

*** A negociar la cabeza de Ciro

A ver, Morena, en el reparto de cuotas, alineó en dos bloques la distribución de candidaturas a las alcaldías.

El primero, se fraccionó a externos y, se operó en los cuartos de ideas de El Chipilín y Penipak, justo en mi entrega de ayer cité a los protagonistas encargados de cuadrar la segmentación.

El otro, donde se repartía el botín entre ultras, duros, camaradas, compañeros o como desee adjetivar a los fundadores, se fragmentó en los centros de operaciones de Berriozábal y la colonia Las Águilas, ahí quién daba la cara era el vilipendiado Ciro Sales Ruíz, por supuesto que, quien ordenaba era un funcionario federal.

Paradójicamente, los reclamos de robo, avasallamiento y fraudes, en su mayoría, salen de las sedes de Ciro Sales.

La lógica nos llevaría a pensar que, por haber sido destinado un porcentaje de candidaturas a externos, las inconformidades, acusaciones, manotazos y sombrerazos saldrían de El Chipilín y Penipak, pero sucedió lo insospechado.

Es cierto que, el número de alcaldías cedidas a externos rondó entre un 30 y 40 por ciento del universo total, empero, en este cuadrante se priorizó a las ciudades más importantes de Chiapas.

En número por municipios los radicales obtuvieron una bolsa mayor de candidaturas, pero en representación porcentual de votos equilibraron los externos.

Pongo de relieve este marco teórico a propósito de que hoy la disidencia morenista amenaza con elevar las protestas, como una medida de presión a lo que ellos llaman el robo de Ciro Sales.

Respecto de ese contexto, por primera vez, la oposición morenista estaría apuntando hacia un solo blanco en sus ya genuinas discrepancias.

Digo, puedo adelantar a priori que, a nadie lo harán candidato únicamente por lanzar consignas al unísono o vandalizar las sedes del comité de Morena.

Morena no va a beneficiar a ningún rijoso, ni va ceder a chantajes mezquinos.

No habrá, pues, trueques, ni monedas de cambio, en cuanto a candidaturas refiere.

Quien se asuma ultrajado debió litigar su inconformidad en los tribunales no en las calles ni en mítines, aunque éste sea un accionar inevitable de una izquierda radical.

Sin embargo, esa olla exprés pudiera despresurizarse no negociando sustituir candidatos, pero si la cabeza de quien retomó el cariz de verdugo: Ciro Sales Ruiz.

El villano favorito confeso de los hoy ex aspirantes a candidaturas vino tinto se llama Ciro y, como una especie de contención o disuasión podría estar sujeto a una salida política negociada.

Total, la camarilla de arengadores son esos mismos experredistas émulos de la corriente revolucionaria proclives a negociar derrotas a cambio de cortar cabezas para ofrecerlas a la muchedumbre, como sinónimo de una conquista del movimiento, a cambio de eternizar liderazgos.

Por eso me atrevo a sostener que, por única vez, esa izquierda incendiaria podría conseguir una respuesta a su insurrección.

No candidaturas, pero si, como reintegro, la cabeza de Ciro Sales que, estaría pendiendo de un acuerdo nacional entre Mario Delgado y sus tumultuosos compañeros chiapanecos. Al Tiempo.

Comentarios Atrincherados

*** José Antonio “Tony” Castillejos, léase el líder del Triunvirato, tiene madera de alquimista.

Nadie lo menciona en sus airados reclamos, todos despotrican contra su vástago putativo Ciro Sales. Castillejos, le juega al Patrocinio, De La Vega y Albores del viejo PRI.

Cerrará fuerte el sexenio si logra pasar el rasero de Mario Delgado que, desde ayer busca a quien sacrificar para apaciguar los caldeados ánimos de sus camaradas.

*** Ante la posible caída de Jorge Kanter, se le encienden velas a Mauricio Cordero y Emmanuel Cordero -edil con licencia- éste último es quién orquesta la grilla contra el “Vaquero”.

Incluso, es quien acarreó la información electoral a la Ciudad de México, del daño que hizo Kanter desde Prospera, cuando Constantino fungió como delegado en Chiapas, exactamente en los comicios de 2018.

Una fuente revela a este columnista que, Mauricio Cordero, buscó interlocutores para tratar de negociar la Secretaría de Economía de Chiapas, a cambio de dejar solo a Emmanuel en la intentona de desestabilizar a Kanter.

Me confirman que la respuesta a Mauricio fue un rotundo NO, por eso el ataque a Constantino Kanter subió de tono, con presunto financiamiento de Emmanuel y Mauricio.

La inexperiencia los delató.

***A Joaquín Zebadúa le está pesando haber dejado la alcaldía de Berriozábal para aventurarse en la candidatura a la curul federal. Esa ruta consecutiva lo está salpicando de negativos, mientras su oponente Dulce Rodríguez, se reinventa y eleva su aceptación en el electorado del Distrito IV. HASTA PRONTO.