Sr. López / Columna

La Feria / Sr. López 

*** No se vale

Agencia Éjele. Las noticias del futuro, hoy.- México, 2 de octubre de 2042: El día de ayer, en el Zócalo de la Ciudad de México se celebraron con júbilo los primeros 24 años como presidente de la república de Andrés Manuel López Obrador. Los festejos se replicaron en las plazas de armas de todas las capitales y ciudades principales de los estados del país, rebosantes de alborozadas muchedumbres congregadas para ver en pantallas gigantes a su líder. Las autoridades informaron que la concurrencia en la plaza principal de la capital del país, se estima en un millón de personas.

A las dos de la tarde terminó el discurso que en punto de las siete de la mañana inició el Presidente, como orador único; la multitud lo obligó a permanecer dos horas más en el templete, recibiendo aclamaciones y diversas muestras de agradecimiento de lo que cariñosamente, él llama “su pueblo”. El Ejecutivo, a sus 89 años de edad, lució fuerte y lleno de la vitalidad que su médico personal, el Dr. Hugo López-Gatell atribuye a que no miente, no roba y no traiciona.

Después, fiel a su legendaria austeridad, siendo las cuatro de la tarde, el Presidente compartió el ya tradicional ‘Almuerzo Anual de Gratitud’, consistente en tamalitos de chipilín y atole, en el patio central del ‘Santuario de la Transformación’ antes Palacio Nacional; asistieron los tres integrantes del gabinete legal y ampliado: Hacienda, Felicidad del Pueblo y Guardia Nacional; junto con ellos estuvieron presentes los jefes de departamento de lo que antes eran secretarías de Estado y empresas paraestatales; así mismo los 31 Delegados Personales del Poder Ejecutivo, que sustituyeron hace más de una década, a petición el pueblo expresada en multitudinarias consultas populares realizadas a mano alzada, a la anterior figura de ‘gobernadores’, que representaban tan oneroso e inútil gasto; la delegada de la CdMx, Claudia Sheinbaum, dada su avanzada edad, no acudió al evento y envió en su representación a su secretario particular, Mario Delgado, quien llegó tarde y no encontró silla.

No faltaron al Almuerzo los 32 Legisladores Nacionales integrantes del Congreso de la Patria que, conviene recordar, ha sido uno más de los grandes éxitos de la transformación de México: cancelar los mal llamados congresos estatales y el mal llamado Congreso de la Unión, que tanto dinero costaban y eran nidos de corrupción, refugio de las mafias del poder y complicidades inconfesables, sustituidos por un representante de cada entidad, elegido en asambleas populares de entre los propuestos por el Presidente de la república, apóstol de la democracia directa.

También ayer, el Canal del Pueblo de la Televisora y Radiodifusora Patria (TRP), que fusionó a todas las empresas que antes lucraban con la diversión del pueblo y distorsionaban la información, transmitió a partir de las nueve de la noche una entrevista grabada al Presidente de la república, de tres horas de duración, con no menos de 90 millones de audiencia, como informó TRP. El Presidente respondió con total apertura todas las preguntas del llamado ‘Rey del Raiting’, Epigmenio Ibarra.

El Presidente, a lo largo de la entrevista, reiteró que el avión presidencial tiene varios compradores potenciales; que es inminente el inicio de operaciones aéreas del aeropuerto de Santa Lucía, saboteada hasta el momento por las injerencistas organizaciones extranjeras de aviación; que es una falsedad de la mafia del poder y los enemigos de la transformación nacional, la versión de que la refinería de Dos Bocas tenga trece años fuera de servicio por falta de petróleo y la casi nula demanda de gasolina, pues está en mantenimiento. También ratificó que la corrupción ha sido erradicada, negó las versiones de desabasto de medicamentos y volvió a explicar con la serenidad que lo caracteriza, las bondades de las Tarjetas de Abasto que, lejos de ser tarjetas de racionamiento, como las califican los enemigos del pueblo, los fifís y riquillos, acostumbrados a sus privilegios, son la garantía de igualdad de oportunidades alimentarias del pueblo.

A pregunta expresa sobre su nombramiento de Presidente Vitalicio ya conferido por el Congreso de la Patria, declaró el Presidente con clara determinación, que él piensa retirarse a su finca en Palenque a escribir sus memorias, precisamente el día en que termina su sexta prolongación de mandato, el 1 de octubre de 2048 y se corrigió con buen humor y su cálida sonrisa de siempre: -Bueno… el… último… de… septiembre… a… a… las… doce… de… la… noche… no… no… vayan… los… conservadores… a… a… a decir… que… quiero… que quiero… quedarme… un… día… un… un día de más… – Epigmenio Ibarra no pudo contenerse y replicó: -Andrés Manuel, no le puedes hacer eso a la nación, sabemos de tu renuencia a perpetuarte en el cargo, por eso no te has reelegido, pero ¡el pueblo manda! –el Presidente, adusto, lo interrumpió: -Bueno-si-el-pueblo-me-lo-demanda-sí-acepto-yo-no-me-pertenezco -y para sorpresa de él y la audiencia, en ese momento entraron a la oficina del Santuario de la Transformación en que se realizaba la entrevista, los 32 Legisladores Nacionales a hacer entrega del Decreto en el que el pueblo le ordena ser Presidente Vitalicio. Fue muy emotivo oírlo decir: -“Me sacrifico”.

Nota aclaratoria.- Si el lector piensa que esto es un imposible, se le solicita recapacitar en lo bueno que es para conservar el empleo ser autoritario: Fidel Castro se adueñó de Cuba 47 años (1959-2006) y le entregó el poder a Raulito su hermano asesino, que se lo acaba de heredar a un paniaguado de ellos… 62 años de castrismo. Daniel Ortega en Nicaragua, ha sido presidente en cuatro ocasiones, mangoneando a su país 19 años, está en el poder. Hugo Chávez en Venezuela se echó 14 años de presidente, el cáncer lo interrumpió, si no, ahí seguiría; lo sucedió Nicolás Maduro en 2013, se reelige como echarse un café con pan.

Y pensar que todo depende de ir el 6 de junio a votar con sensatez. Ese día debería estar penada la pereza, no se vale.