Ciro Castillo / Columna

Ensalada de Grillos / Ciro Castillo 

*** El modito sí cuenta

Andrés Manuel López Obrador dijo en una mañanera de abril del año pasado que no le gustaba “el modito” en que el Consejo Mexicano de Negocios y el Banco Interamericano de Desarrollo se habían puesto de acuerdo para un eventual rescate de empresas. Empezaba entonces la pesadilla de la pandemia del COVID19.

«… no me gusta mucho el ‘modito’ de que se pongan de acuerdo y quieran imponernos sus planes. Si ya no es como antes», soltó entonces el tabasqueño.

Traemos “a colación” aquella declaración porque, aunque a muchos no nos agrade, el modito sí cuenta…

EL TRIUNFO DE CARLOS MORALES

Fue, desde nuestro punto de vista, “el modito” el que hizo ganar a Carlos Morales Vázquez, quien se convierte en el primer presidente municipal en ser reelecto para otro período de tres años en Tuxtla Gutiérrez.

El ex perredista, postulado únicamente por Morena acumuló poco más de 73 mil sufragios, contra 45 mil 294 votos de Willy Ochoa, de la coalición PAN-PRD-PRI, quien desperdició la fortaleza de esta alianza al enfocarse únicamente en descalificaciones y centrarse en un solo tema: el empleo.

Las carretadas de dinero (nomás basta con mirar la producción de los spots y preguntar cuánto costaron las varias “encuestas” telefónicas ordenadas por el priísta) derramadas por el ex gobernador por una semana fueron insuficientes para tumbar a Morales Vázquez, quien realizó, como tres años atrás, una campaña austera y pie tierra.

Lo más que hizo el ex diputado federal fue colocar pequeñas lonas en las colonias y multiplicar su mensaje mediante redes sociales.

La mayoría de los tuxtlecos, quizá no los que querían que volvieran el PAN o el PRI, optaron por la continuidad de Carlos Orsoe, quien es un alejado de los reflectores y no gusta del “show” mediático al que le apostó Ochoa Gallegos, quien a pesar de incurrir en delitos electorales, se mostró soberbio.

Parece que un buen sector de la capital chiapaneca saber reconocer cuando un gobierno municipal hace una tarea aceptable. Parece que ese mismo sector gusta de los políticos que son sobrios. El modito sí cuenta…

PACO ROJAS 

El que hizo una campaña plausible, hay que reconocerlo, fue el ex panista Francisco Rojas Toledo, quien pareció que volvería a gobernar la capital del estado.

Quizá el mayor obstáculo de Paco Rojas fue que no todos los panistas le siguieron y, pese a que Enoc Araujo y Vicky Rincón siguen siendo recordados como buenos ex alcaldes tuxtlecos, ya son otros tiempos.

Este miércoles, Rojas Toledo, quien seguirá siendo un buen contrapeso, expresó que ya no volverá a competir por la presidencia coneja. Veremos. Eso de “la política”, para algunos es como un vicio.

Ya como despedida, el ginecólogo de profesión, le dio una repasada a Willy Ochoa y negó que haya vendido la elección…

Síganos en:

www.ensaladadegrillos.com

@EnsaladadeG