Aseguró el colectivo Mujeres Unidas de Chiapas

*La FG ha guardado silencio del caso

Cosme Vázquez / ASICH

En el caso de la joven Guadalupe Cruz Martínez, supuesta chiapaneca que apareció muerta en Tijuana y podría ir su cuerpo a la fosa común al no ser reclamado por familiares, Mirella Alemán Escarpulli, de Mujeres Unidas de Chiapas, AC, sostuvo que podría tratarse de alguna mujer migrante con credencial apócrifa.

Además, la Fiscalía General del Estado no ha dicho nada del tema que ha venido circulando en redes sociales, donde se pide ayuda para localizar a familiares de la mujer, para que no vaya a dar a la fosa común en Tijuana.

Siendo que la FG mantiene una colaboración interinstitucional con la Procuraduría de Baja California, las autoridades de Tijuana pudieron haber notificado a las autoridades de Chiapas.

Asegura que en cuanto tuvieron conocimiento de la información como organización de la sociedad civil, personalmente fue a buscar la dirección que aparece en la credencial de elector de Guadalupe Cruz Martínez, en el Barrio La Candelaria de Cintalapa. En ese polígono de la ciudad las familias son conocidas, pero el domicilio que está en la credencial del INE no existe.

También, asegura que acudió al INE para corroborar, y la casilla donde en procesos electorales pudiera votar esa persona, por la sección que aparece en la credencial, se instala en otra colonia aledaña.

Por la relación que traen con mujeres activistas en el país, pidió ayuda a una compañera en Tijuana para que corroborara si realmente esa mujer apareció muerta, porque oficialmente no se dice nada, todo lo que ha trascendido es en redes sociales.

Inclusive, reveló que el sábado le enviaron una acta de nacimiento de esa persona donde se nota que no es de Cintalapa,, sino de Villacorzo. Y en la credencial de elector se registró ante el INE en 2004. En la acta dice que nació en 1992, lo cual no concuerda con la edad para poder votar.

Por eso se genera duda si es mexicana o migrante, sobre todo que han tenido de experiencia un caso de una mujer asesinada en zona de tolerancia, para que no se fuera a la fosa común, porque era de El Salvador y traía credencial de Cintalapa.

Alemán Escarpulli sostiene que ante casos de desaparición y de hallazgos de mujeres muertas, como organización siempre han actuado para tratar de ayudar, sobre todo que en los municipios las autoridades desconocen del tema y no tienen programas de ayuda. Esperamos que la Fiscalía General hable con sus pares de Baja California y se pueda saber la realidad. ASICH