Pandemia

José Ortega

Por medio de la implementación de varias estrategias de vacunación, se espera lograr la denominada inmunidad de rebaño antes de que concluya el mes de octubre, ya que se tiene prevista una cuarta ola de contagios para noviembre y diciembre, apuntó Enrique Uribreña Bogarín.

En entrevista destacó que más de un millón de chiapanecos faltan inmunizar contra el contagio por coronavirus.

Destacó que el 60 por ciento de adultos vacunados no han fallecido ni se enferman con severidad, por lo que se trabaja en romper las cadenas de contagio.

Ante unos 70 alcaldes del estado, refirió que es necesaria su colaboración para lograr la meta, ya que si bien es cierto en muchos de los municipios existen ambulancias, no en todos hay camas disponibles para los enfermos, y mucho menos se cuenta con los recursos suficientes para la atención de la totalidad de las personas que enfermen.

Apuntó que ante un invierno fuerte la situación podría complicarse, por lo tanto, lo que se busca es que Chiapas no sea el último lugar de la estrategia de vacunación nacional.

Dijo que se fortalecerá la estrategia de vacunación en las zonas urbanas y clínicas y hospitales tendrán a disposición vacunas de la marca Pfizer, con un horario de atención de 8 de la mañana a 8 de la noche, priorizando a las mujeres embarazadas, personas con enfermedades como diabetes, cáncer o afectaciones renales.

Destacó también que Chiapas es la entidad donde se cuenta con la mayor infraestructura de todo el país.

Expuso que se mantiene la estrategia de casa por casa con la aplicación de la vacuna CanSino, la cual tiene una efectividad del 95 por ciento en personas no hospitalizadas.

Ofreció a los alcaldes establecer mecanismos de reuniones con personas que aún tengan dudas para vacunarse, para que por medio de la plática directa se les dé a conocer los beneficios directos de las dosis.