Héctor Narváez / Columna

Columna Sur / Héctor Narváez 

*** Un jaguar sin  rugido ni músculo 

Ya todo Chiapas sabe que a Eduardo Ramírez Aguilar “se le queman las habas” por ser el próximo Gobernador. 

Sin embargo, hay una gran diferencia entre “querer y poder” y lo último como que no se le va a dar. 

Dicen que es un jaguar, al que no se le escucha su rugido desde hace un buen tiempo. Y aseguran que trae músculo, que no se le ve. 

LAS MANCHAS Y HUELLAS 

Cuando estaba encumbrado en el poder en Chiapas, parecía imparable. Pero, desde que llegó al Senado, como que el panorama le cambió. 

En el estado, llegó a ser considerado como “el número dos”, al ocupar cargos importantes como líder del Congreso Local y Secretario de Gobierno. 

Enfrentar a ERA, representaba ir en contra de todo el aparato del Gobierno local y asumir las repercusiones. 

Varios aspirantes a las alcaldías en el 2015 sufrieron las consecuencias de su ira, porque no obedecieron a sus caprichos. 

Líderes sociales que no eran atendidos, ni escuchados, menos que recibieran una respuesta de su parte. Por eso se dice que se dio aquel episodio cuando lo secuestraron en San Cristóbal de las Casas y se lo llevaron a San Juan Chamula, en donde lo vistieron de mujer y los indígenas lo hicieron firmar una minuta de acuerdos. 

Era un secreto “a voces” que los periodistas preferían no criticarlo, por el riesgo de que se diera alguna represalia. 

Es más, a varios de sus amigos de la escuela los desconoció y prefirió ser indiferente con ellos, en lugar de tomarlos en cuenta cuando se encontraba en la cima del poder estatal. 

Sin embargo, después de las elecciones del 2018, su estrella se ha ido apagando.  

Ya no figura como antes, cuando andaba como en su casa por todo Chiapas, visitando un municipio y otro, haciendo actos públicos, demostrando su poder. 

Las manchas y huellas, de un personaje que tuvo la oportunidad de ascender rápidamente a la cúpula y no ayudó al pueblo. 

  SIN RUTA Y SIN RUMBO 

A esto, le sumamos que pocos meses después de que llegó a ser Diputado Federal por Comitán en 2012, dejó tirado el cargo para ocupar la Secretaría de Gobierno y nunca le cumplió a sus representados. 

Lo mismo hizo como Diputado Local en el 2015 y hasta permitió el paso de varias iniciativas que atentaron contra el pueblo como la reforma educativa, al ser el primer estado en aprobar esta ley de Peña Nieto que tanto afectó al magisterio y a otros sectores. 

A pesar de su historial tan cuestionado, ERA logró recibir en el 2018 como “premio de consolación” la candidatura de Morena al Senado para hacerse a un lado de la gubernatura, en donde hasta la fecha desde ese espacio no entrega buenas cuentas. 

Ya lleva tres años en ese recinto legislativo y no se le conoce si ha logrado algún beneficio para los chiapanecos. 

Como presidente de la mesa directiva, solo se resumió en decir que tenía presente al Sureste de México, pero en su quehacer parlamentario no se le ha visto esa voluntad. 

A menos que se refería a que tiene en mente a Chiapas para sus aspiraciones políticas en el 2024, mismas que cada vez se encuentran más débiles. 

Su reciente declaración de que se iría por el partido que sea, no demuestra fortaleza, sino todo lo contrario. 

ERA está un tanto preocupado, porque las cosas no le han salido como acostumbraba cuando fue líder del Congreso Local y Secretario de Gobierno, tiempos en los que él mandaba. 

Sabe que de alguna manera ya no tiene cabida en Morena para otro cargo, por eso le apuesta a regresar al Verde y encabezar una posible “mega-alianza”, que solo existe en la imaginación. 

Esta es una clara señal de que se encuentra en la debacle de su carrera política, por lo cual, trata de meterle presión desde la Ciudad de México, lo más que pueda, buscando reflectores, pagando publicaciones en las redes sociales y haciendo varios “malabares” que en nada le funcionan. 

Porque no tiene una ruta definida. Y, por lo tanto, no tiene rumbo. ERA se encuentra en el peor momento: a la deriva. 

Dicen que es un jaguar, al que ya no se le escucha su rugido desde hace un buen tiempo. Y su músculo, cada vez más se ha encogido. 

MORALEJA: QUIEN SIEMBRA MALES… ¡COSECHA TEMPESTADES!

AL MARGEN: ¡DE RELÁMPAGO!

El Presidente AMLO estará este martes en Nueva York, para asistir a la ONU, en donde tendrá una participación. 

Aunque su visita solo es de un día, será trascendental para la historia política del país y de este organismo internacional. De relámpago. ¡Algo así como “comes y te vas”! 

POR ÚLTIMO: ¡EL EFECTO BENITO!

El caso de la muerte del joven actor Octavio Ocaña, está subiendo de tono y se ha convertido en “la piedra en el zapato” para el Gobernador Alfredo del Mazo, el “primazo” de Peña Nieto. 

Ayer, su padre declaró que los policías que le robaron la esclava y el celular en el lugar del accidente, fueron los que lo habrían matado. El efecto Benito… ¡Que va a golpear al PRI en EdoMex! 

Mi Cel: 9642823259 

En Facebook: elperiodistamx y hectornarvaezmx