Ruperto Portela Alvarado / Columna

Í N D I C E . . . / Ruperto Portela Alvarado

PERIODISTAS EN PELIGRO Y RIESGO

+ El grito de justicia que se va apagando…

+ La Fiscalía del Estado, lenta e ineficiente?...

+ Indiscreción de medios en investigaciones…

+ Rezagos en pesquisas de asesinatos…

LIBERTAD DE EXPRESIÓN AMENAZADA…

Con el asesinato de FREDY LÓPEZ ARÉVALO se prendieron de nuevo los focos rojos del peligro en el que estamos los periodistas en México y particularmente en Chiapas, donde los gobernantes y la delincuencia organizada amenazan la vida y la libertad de expresión.

Ya habíamos sufrido un asesinato antes del término de la administración de MANUEL VELASCO COELLO con la ejecución de MARIO LEONEL GÓMEZ SÁNCHEZ el 21 de septiembre de 2018, de lo que informa la Fiscalía General de Justicia del Estado que tiene a cuatro presuntos implicados: Kener Antonio “N”, Juan Pablo “N”, Oscar Leiver “N” y Juan David “N”, de los que a más de dos años de detenidos, no se ha sabido mayor dato del proceso.

A FREDY LÓPEZ ARÉVALO lo ultimaron el 28 de octubre pasado, circunstancialmente a las puertas de su domicilio en la ciudad de San Cristóbal de las Casas y precisamente el día del cumpleaños de su señora madre que celebraron en la capital Tuxtla Gutiérrez. Un asesinato premeditado que tiene que ser resuelto a la brevedad.

Hasta hoy, han pasado 19 días desde el artero asesinato, supuestamente por un solitario sicario de escasos 20 o 22 años que se supone ya está identificado por la policía, aunque todavía no se tienen indicios de donde vino la orden (autor intelectual), quien verdaderamente cumplió el objetivo (autor material) y cuáles fueron los motivos para acallar a una voz crítica, de periodista irredento y ácido en sus comentarios como lo fue FREDY LÓPEZ ARÉVALO.

Se prendieron los focos rojos y se escuchó de inmediato y fuerte el grito de ¡JUSTICIA!, misma proclama que se va desvaneciendo a través del tiempo, que es precisamente a lo que le apuestan las autoridades de la procuración de justicia, como sucedió en los casos de mi compadre ROBERTO ANTONIO MANCILLA HERRERA (2-febrero-1993), HUMBERTO “Tito” GALLEGOS SOBRINO (18-abril-1989), ALFREDO CÓRDOVA SOLÓRZANO (09-mayo-1990) que dijo la autoridad procuradora de justicia que “ya quedaron resueltos”, más otros asesinatos a los que no se les dio mayor relevancia.

Estamos ante una evolución de la violencia en contra de los ciudadanos y en consecuencia de los periodistas por la labor que se realiza, por la delincuencia organizada, pero probablemente también desde las ínsulas del poder o políticos que se siente agraviados por lo que de ellos decimos los periodistas. Para justificar las agresiones, insultos, manifestaciones en contra de los informadores, se dice que son riesgos inherentes de la actividad misma, por lo que debemos conformarnos ante cualquier ataque a nuestra integridad física o a la libertad de expresión, que está peligrosamente amenazada.

La constante de ataques a los medios de comunicación en México y Chiapas, es ya de alto nivel de riesgo y peligro, que no se debe soslayar, ni callar y mucho menos permitir. Es verdad que al asesinato de MARIO LEONEL GÓMEZ SÁNCHEZ y recientemente la ejecución de FREDY LÓPEZ ARÉVALO, el gremio periodístico gritó, exigió y hasta retó al titular de la Fiscalía, OLAF GÓMEZ HERNÁNDEZ, a que cumplan su obligación, se investigue a profundidad y de manera inteligente, para que se haga justicia y se encuentre al o los responsables “intelectual” y “material” de estos crímenes.

Se reconoce que se hicieron presente los posicionamientos de organizaciones como la “Asociación de Columnistas Chiapanecos”; la “Asociación de Periodistas Belisario Domínguez”; el “Foro de Periodistas de Chiapas”, entre otros particulares y compañeros que hicieron sentir su coraje, dolor, temor y queja en sus artículos y columnas. No fuimos omisos y silenciosos como se quiso entender en una reunión exprofeso para “buscar una postura como gremio periodístico frente a agravios que hay hacia algunos compañeros de los medios”.

El tiempo pasa y la Fiscalía General de Justicia del Estado y su titular OLAF GÓMEZ HERNÁNDEZ, se amilanan ante los delincuentes que redundan en la falta de resultados sobre las investigaciones al respecto o quizá, hay errores en el proceso, donde nosotros mismos, los periodistas hemos sido indiscretos al publicar datos que entorpecen la investigación.

Ante esas circunstancias de dilación de las diligencias de investigación por parte de la Fiscalía del Estado, diversos representantes de medios de comunicación, como el doctor JOSÉ ADRIANO ANAYA de “Contra Poder en Chiapas”; SERGIO MELGAR RECINOS de la revista “Código Sur”; CARLOS FABRE, del programa “Público & Privado”, así como el “Presidente de la Asociación de Periodistas Belisario Domínguez”, ALBERTO RAMOS GARCÍA, convocaron a una conferencia sobre el tema de “ataques a los medios de comunicación y asesinato de periodistas”, al que asistieron y participaron más de 40 reporteros, articulistas y columnistas.

Creo que esta reunión fue un buen ejercicio de participación y defensa de la Libertad de Expresión, donde cada quien tuvo la oportunidad de exponer sus puntos de vista y solidarizarse con dos hijos de FREDY LÓPEZ ARÉVALO, que estuvieron presente y agradecieron las manifestaciones de apoyo. Vale la pena decir que hubo diversas propuestas para manifestarse como la vía jurídica y el mitin a las puertas del Congreso del Estado y la Fiscalía General de Justicia.

Celebrada la reunión desde el pasado jueves 11 de noviembre, convocada por los compañeros antes mencionados, hasta hoy no ha habido acción ni repercusión de la misma para manifestar nuestros disgustos por el trato de que hemos sido objeto de parte de las autoridades, de entes ocultos e inclusive de la sociedad partidista que defiende las posiciones de la oficialidad.

Debemos reconocer que el gremio periodístico no tiene cohesión en la unidad, porque somos individualistas, tenemos intereses y compromisos muy particulares que defender porque –seguramente—representa el sustento diario y forma de seguridad financiera a través del ejercicio periodístico; que no es criticable y, sí, muy válido. Pero seguimos al garete.

Por esa falta de unidad entre los medios de comunicación y periodistas, las autoridades se recrean en sus ineficiencias e irresponsabilidades por falta de reclamo y fortaleza para exigirles que cumplan con su deber, obligación y responsabilidad. Por eso, le acepto la palabra al doctor JOSÉ ADRIANO ANAYA quien dijo al conglomerado de periodistas que asistieron el desayuno conferencia de apoyo a la familia de FREDY LÓPEZ ARÉVALO y otros compañeros agraviados, a que volvamos a convocar, para unificar criterios y defender lo que nos une y solidariza: “la lucha por la libertad de expresión y la protección contra los agravios”…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: [email protected]

Celular: 961 18 8 99 45.