Abusos en el INM

Texto: Sergio Melgar.

Foto: Archivo

Fui golpeada y torturada por el subdelegado de migración, el general Cuéllar, quien me reprochó por denunciar los abusos de Migración y me aseguró que ya estaba presa, él me rompió la nariz, reveló la periodista Cinthya Alvarado Enríquez, en una entrevista vía telefónica.

En entrevista con Código Sur, Cinthya Alvarado narró que el pasado seis de enero estuvo haciendo entrevistas a indocumentados migrantes en el parque Bicentenario en Tapachula, ellos denunciaron que estaban siendo detenidos aún teniendo documentos y papeles de Comar, pero elementos de Migración les rompieron sus documentos.

“En esas estábamos cuando alguien nos dijo que estaban entregando permisos QR en el parque ecológico, nos dirigimos a ese lugar, algunas personas se fueron en taxis, otras en combis, yo me fui en mi camioneta y les di un aventón a cuatro inmigrantes, iban cuatro inmigrantes conmigo. Cuando llegamos al parque ecológico había muchas camionetas de Migración, vi que estaban deteniendo a toda la gente, entonces yo bajé y empecé a transmitir en vivo con mi celular, les empecé a preguntar porqué los detenían, habían señoras con niños y en esa discusión dijeron que en mi camioneta también había migrantes y que los iban a detener junto con los demás, entonces, me subí a mi camioneta, estaba transmitiendo en vivo, estaba estacionada y un agente de Migración se pone enfrente, lo esquivé y arranqué”, dijo.

“Ellos empezaron a perseguirme, dos camionetas y dos motos a toda velocidad, yo doy vuelta en u en el antiguo hospital general y cuando sigo, viene otra camioneta de Migración en sentido contrario para taparme el paso, también la esquivé y me dirigí a toda velocidad a la subdelegación de la FGR. Llegué a la Fiscalía y les dije enfrente: ahora sí, delante de la Fiscalía díganme qué tienen contra mi”.

“Como estas personas están acostumbradas a aplicar su propia ley, a trabajar al margen de la ley, a mi me sometieron frente al edificio, yo no me dejé y estuve gritando, en eso Salió el subdelegado de la Fiscalía, y les preguntó a los diez elementos en qué calidad de qué me llevaban detenida. Mas bien yo los traigo a presentar a ellos, le grité, pero me están deteniendo como represalia. Le comenté al subdelegado que me habían quitado mi teléfono y mi bolsa. El les dijo que presentaran un informe policiaco y que tenían que presentar evidencias. Me levantaron como a la una y media de la tarde, me llevaron a las oficinas de Migración, me quisieron desnudar allí, sólo porque estaban los de la Guardia Nacional no lo hicieron y que grabaron todo. Yo traía tarjetas falsas que algunos migrantes me las dieron como evidencia contra Migración, y querían sacar las tarjetas, pero yo las guardé en mi brassier.”

“Pero antes-continúa- de presentarme, cometieron varios errores: si te agarran en flagarancia, te tienen que presentar en 45 minutos o menos, a mi me detuvieron desde las 130 de la tarde hasta las seis de la tarde, antes de presentarme, el subdelegado de Migración, el general Héctor Hugo Slavador Cuéllar, llegó a la camioneta donde me tenían, me forcejeó, me golpeó la nariz, junto con otra mujer, me despojaron de mi bolso, y cuando cerraron la camioneta y me trasladaron a la Fiscalía yo estaba sangrando de mi nariz, por los golpes, me golpearon en la cara, en los brazos, el subdelegado de Migración me golpeó, me gritó que soltara la bolsa, que ya estaba presa, que me iban a hundir, supongo que así están acostumbrados a trabajar.”

“Me presentaron ante el fiscal, me dijo que yo me calmara porque estaba muy alterada, que me iba a dar la llamada telefónica a la que tenía derecho, que llamara a mi abogado, que ellos eran una autoridad ministerial que no me habían dado ningún maltrato, total que estuve en la Fiscalía 47 horas, el MP federal dijo que no había ningún delito porque no había evidencias, no había nada, incluso los testimonios de algunos migrantes a quienes forzaron para declarar en contra de mi, no servían porque era claro que los habían forzado, estaban coaccionados, no había evidencias en mi contra, pero si hubo evidencias del maltrato, de la tortura que me hicieron, la médico legista de la subdelegación de la FGR registró los golpes que tenía en la nariz , en la cara y en los brazos. Por eso me liberaron, aunque la carpeta sigue abierta para investigación”.

“Con los abogados hemos solicitado que me devuelvan mis cosas, porque está decomisada mi camioneta, mi bolsa con mis identificaciones y mi celula, además de mi lap top. NO es posible que una periodista que ha estado acusando y denunciando los abusos de Migración, ahora la quieran acusar de pollera. Antes de presentarme, ya tanto Grupo Milenio, Televisa como TV Azteca, estaban hablando mal de mi: asegurando que era una persona tratante de indocumentados, mencionaban mi nombre completo asegurando que era una persona fraudulenta, pseudoperiodista y pseudoactivista, todo esto por el dicho de los primeros reporteros de Tapachula, que actuaron fuera de ética, pero voy a proceder contra ellos, porque ellos saben que INM es uno de los institutos más señalados, mas cuestionados, y están haciendo leña de una persona a la que ni siquiera habían presentado formalmente ante la FGR, nunca hubo respeto a la presunción de inocencia”.

-Algún médico legista dio cuenta de los golpes que traías?

-Sí, la médico legista dio cuenta de los golpes en la nariz, en la cara, de los moretones en los brazos, de todo, también personal de CNDH y de la Guardia Nacional me sacaron fotos de cómo estaba golpeada, los elementos de la Guardia Nacional se mantuvieron al margen, porque les estuve gritando que mi detención era ilegal y arbitaria.

-Tanto Artículo 19 como Los Angeles Press te reportaron como desaparecida ese día y demandaron tu aparición?

-Si, definitivamente, porque todos decían que nunca aparecí en el registro nacional de detenidos, llamaron a Gobernación, a Migración, a la FGR, al gobierno del estado de Chiapas y nadie confirmaba que estaba detenida en las primeras horas, incluso el gobierno de Chiapas a través de una persona de apellido Ulloa de la secretaría general de gobierno, les dijo tanto a Artículo 19 como Los Angeles Press que yo había golpeado, e intentado matar a un agente de Migración, y que me habían detenido en flagrancia con tráfico de indocumentados, esa fue la versión que salió de la secretaría de gobierno.

Cómo calificarías esta detención, esta amague para que ya no documentes abusos contra Migración, luego de que los has estado denunciando?

-Fue un plan para incriminarme, para fabricarme delitos y para callarme, ellos piensan que así me van a callar, golpeándome y fabricándome delitos, es un delito contra la libertad de expresión, encuadra la tortura. Es más: me tuve que hacer pipí afuera de la camioneta, porque no me dejaron ni siquiera ir al baño, mientras estaba incomunicada.

-Qué opinas que algunos corresponsales de medios nacionales hayan apoyado esta detención y no hayan investigado más allá?

-Es parte de la pobreza mental, del oscurantismo mediático, esa gente no está enterada de lo que significa dignidad ni ética profesional, de lo que significa el estado de derecho, a ellos les pagan por mentir y lavar la cara de instituciones como el Instituto Nacional de Migración.

-Entonces, el que te golpeó en la cara fue el propio subdelegado de Migración?

-Efectivamente, el general Cuéllar.

-Vas a presentar denuncias contra él?

-Sí están ahora conmigo los abogados de Los Ángeles Press, de Artículo 19 y mi abogado, queremos que se siente un precedente, porque si callan a uno, callan a todos, ha habido desapariciones y muertes contra activistas de derechos humanos, contra periodistas, y no lo podemos permitir, tampoco que fabriquen delitos en contra de inocentes-concluyó.