Corrupción gubernamental

*Una veintena de migrantes acuden a Heyman Vázquez para pedir ayuda tras ser secuestrados; el religioso se suma a grupo de rescate para buscar al resto del grupo.

Huixtla, Chis.-El sacerdote Heyman Vázquez Medina rescató a un grupo de migrantes que horas antes fueron secuestrados, asaltados, lesionados y abusadas las mujeres sexualmente por hombres armados, luego de que las corporaciones policiales les negaron el apoyo.

El representante de la iglesia católica, explicó que ni la Policía Municipal ni el personal de la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos Contra Inmigrantes los ayudaron para rescatar a los migrantes, no obstante a que contaban con datos exactos de la ubicación en donde se cometieron los ilícitos y la presunta identidad del grupo armado.

“Hoy recibí a un grupo de migrantes, aproximadamente 20, que fueron asaltados en la Arrocera en donde muchos de sus compañeros se quedaron ahí perdidos, se le avisó a la autoridad, pero no hacen nada para rescatarlos”, dijo en un video difundido en redes sociales.

“Como saben, yo tengo muchos años, más de 20 años, apoyando a los migrantes, últimamente he recibido muchísimos migrantes que son asaltados, a muchos heridos, a mujeres violadas”, agregó.

Aseguró que tras la negativa de las autoridades para ayudar, él, migrantes y periodistas decidieron buscar al grupo perdido y lo localizaron.

Aseveró que ni la policía municipal ni el personal de la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos Contra Inmigrantes los ayudaron para rescatar al grupo de migrantes, pese a que se contaba con su ubicación y la identidad del grupo armado que los violentó.

“La situación es grave, han habido casos de muchos abusos y la autoridad no hace nada, la obligación de la autoridades es dar seguridad a todas las personas que pasen por el territorio mexicano. Es lamentable que siga la corrupción, que siga la impunidad”, declaró.

Hizo un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador a que se atiendan los abusos contra los migrantes. 

Con información de EL FINACIERO y Quadratín