Para la conservación de los bosques y el cuidado de la salud se está promoviendo la utilización de la olla solar entre la población frailescana.

Ariel Grajales Rodas / Corresponsal / Noticias / Semanario Perfiles-al día

Villaflores.- Para la conservación de los bosques y el cuidado de la salud se está promoviendo la utilización de la olla solar entre la población frailescana.

El ambientalista, Dilex Sánchez Sánchez, informó que el viernes último se desarrolló en el ejido Francisco Villa el curso-taller denominado “Uso de energía alternativa”, impartida por el especialista en el tema, César Estrada.

Dijo que se ofreció a los asistentes una demostración de la olla solar para la cocción de alimentos, “se presentó ante los asistentes esta nueva alternativa con el propósito, por un lado, ofrecer nuevas opciones a la ciudadanía y por el otro, aprovechar los recursos del medio, evitando el uso excesivo de leña y gas”.

Comentó que la olla solar representa un ahorro monetario para las familias campesinas, principalmente, aparte de los beneficios a la salud, “toda vez que el uso de la cocina tradicional a base de leña trae serias consecuencias en las vías respiratorias al inhalar el humo y hollín que ésta produce”.

Sánchez refirió que durante el curso-taller, en el que participaron alumnos del Telebachillerato No. 62, la Escuela Telesecundaria No. 247, la Sociedad Cooperativa Delicias del Campo Verde y amas de casa de los ejidos Villaflores y Francisco Villa, se cocinó con la olla solar un pollo en estofado y arroz con leche para demostrar la efectividad del artefacto.

Olla solar

Olla solar

Consta de tres partes: Lámina inoxidable doblada como parabólica (reflejante), una olla con tapa de vidrio templado y un cazo de peltre negro (que se coloca dentro de la olla de vidrio como un solo elemento).

Funcionamiento: La olla se coloca al centro del panel y éste se posiciona frente al sol. La luz es reflejada por el panel en todas direcciones alrededor de la olla, penetra el vidrio transparente para chocar finalmente con el cazo negro, el cual transforma la luz en calor, debido a su color y material. 

Dicho calor se transmite a los alimentos, incrementándose lentamente hasta terminar la cocción y puede alcanzar una temperatura hasta de 135 grados centígrados.

Un litro de agua alcanza a hervir en una hora, dos kilos de pollo están listos en dos horas y un pastel o pan se hornea en tres horas aproximadamente.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook