Raymundo Díaz S. / Columna

PERFIL FRONTERIZO /  Por: Raymundo Díaz S.

Roberto Albores Gleason; en el peor de sus momentos ¿Tiene una salida de emergencia? De lo que se dice… 

 Dos realidades nunca pueden haber. Sí se puede ser muy optimista y mantener la esperanza respecto a que pueden cambiar las cosas, pero en este momento la realidad es una sola; Roberto Albores Gleason vive su peor momento como político priísta.

A muchos les parece tendenciosa nuestra forma de pensar y de escribir, pero no lo es. Más bien no aceptan la realidad que se palpa por todos lados. Muchos desearan que habláramos “bellezas” de sus correspondientes “amores” o simpatías, pero no se puede al estar estos inmersos en un muy feo y desastroso escenario social.

La política también “es de suerte”, coinciden muchos. Y, uno de los Juniors chiapanecos y comitecos más sonados en los últimos años, NI SIQUIERA ESO TIENE. Al contrario, pareciera que la MALA SUERTE, provocada y alimentada por él mismo, lo persigue en toda su vida política. El karma pareciera expresarse e influir en su existencia presente. 

Pero, más que “el karma” o la “causa y efecto budista o hinduista, aquí la cuestión es prácticamente fácil de deducir. Albores Gleason está cosechando lo que sembró; TRAICIÓN y MALDAD.

El hoy senador de la república por Chiapas y su progenitor, en aras de perpetuar su gestión política y de poder en Chiapas, no sólo “derrumbaron” a GARROTAZOS a un José Antonio Aguilar Bodegas aquel histórico e inolvidable 2006, si no que TRAICIONARON e HCIERON PERDER al PRI y dieron la VICTORIA AL PRD (Juan Sabines).

¿Qué espera ahora este “cachorro”? ¿Qué lo aplaudan y que lo alcen en hombros como la estampa de la lealtad, de la fortaleza y de la unidad política tricolor?

A la par de sus TRAICIONES, Albores Gleason carece de ese brillo y luz propia que debe distinguir a un político de altura, de enjundia y de grandes metas. Al contrario, pareciera estar supeditado y esperando a lo que el destino o la suerte le traiga cuando ni eso tiene. 

Y no sólo eso. Quien dice haber nacido en Comitán o en Chiapas, por su perpetuidad en la dirigencia estatal del PRI y otras muchas cuestiones, se ha hecho de una decena de francotiradores y frentes en su contra que lo tienen prácticamente CONTRA LA PARED y sin una salida política favorable. 

“No han podido con él”, gritan y se enorgullecen muchos de los amigos de Albores Gleason refiriéndose a los “detractores” de este. Pero, la cuestión no es que “no hayan podido con él” o -mejor dicho- que no lo hayan podido sacar del PRI estatal, si no que tanto ha hecho este ahí. Que tan fuerte ha hecho al PRI estando él como dirigente y que tanta empatía ha logrado entre los chiapanecos.

Al contrario, podríamos señalar que, en base a los datos y antecedentes, más que empatía y simpatía, Albores Gleason, por sus indicios de cacique, por sus ODIOS y RECHAZOS A LA PRENSA y por su carácter antisocial, ha sembrado discordias, división y una sequía política dentro y fuera del PRI. 

Aunque sus más cercanos colaboradores lo identifican como una persona noble y de “un gran corazón”, su actitud indiferente y dolosa hacia muchos comunicadores en contra de quien habría pedido actuar y coartarles algunos apoyos, su SIMPLEZA y comportamiento AGRIO y su parquedad, demuestran todo lo contrario.

Albores Gleason es un ente carente de un programa político propio. Es un político dependiente, no de sus estrategias y argucias política propias, sino de la DECISIÓN CENTRALISTA. El Plan “A” de Gleason es que, tanto Enrique Ochoa Reza como Peña Nieto, lo impongan como candidato, le “despejen” el camino y lo conviertan en gobernador priísta de Chiapas. En Plan “B” de Gleason es que, tanto Enrique Ochoa Reza como Peña Nieto, lo impongan como candidato, le “despejen” el camino y lo conviertan en gobernador priísta de Chiapas. El Plan “C” de Gleason es que, tanto Enrique Ochoa Reza como Peña Nieto, lo impongan como candidato, le “despejen” el camino y lo conviertan en gobernador priísta de Chiapas. Y así sucesivamente. Él, por sí sólo, adolece de estrategias, sólo confía en LAS ENCUESTAS y en unas estructuras priístas roídas y caduca.

Mientras otros políticos y aspirantes de Chiapas tienen sus barajas y jugadas bien planeadas, etiquetadas y programadas, Albores Gleason navega en medio de la mediocridad, confía en el apellido y en unas circunstancias priístas nacionales que EN NADA le favorecen. Por el contrario, estas y el propio Peña Nieto no están en condiciones de IMPONER CANDIDATOS EN LAS IDENTIDADES o, lo que es peor, ni siquiera DEFENDERÁ y APOYARÁ al PRI y a sus candidatos en los estados porque él mismo ya pactó la alternancia.

Mientras otros políticos y aspirantes chiapanecos han creado decenas y centenas de “Asociaciones Civiles” y Organizaciones Social y un sí número de grupos afines a su proyecto, Albores Gleason NO HA CREADO ni UNA SOLA. Este, por el contrario, confía en una CNC, en una CNOP, e, una CTM, en un MT, en un FJR y en otros sectores del PRI completamente abandonados y SIN MIEMBROS y sin una lista creíble y actualizada de simpatizantes. 

Por si eso fuese poco, políticos priístas como José Antonio Aguilar Bodegas PELEARÁN -con mucho el derecho- su inclusión en el listado interno del PRI para ser candidato al gobierno de Chiapas. ¿Qué pasará si Albores Gleason y compañía le cierran el paso? ¿Qué pasará si Arely Madrid, Williams Osvaldo Ochoa Gallegos, Jesús Alejo Orantes Ruiz, Mario Carlos Culebro Velasco, Aquiles Espinosa García, Enrique Hernández Bielma, Julián Nazar Morales, entre otros, salen del PRI y le dan la espalda? ¿Le bastará los apoyos y votos de Jorge Martín Gordillo Arguello (alcalde de Tzimol), de Jorge Antonio Aguilar Lucas (alcalde de Frontera Comalapa) y de Mario Antonio Guillén Domínguez (alcalde de Comitán), para ganar? 

De ahí que, hoy por hoy, Roberto Albores Gleason, no sólo atraviesa por su peor momento, si no que carece de un Plan “A”, de un Plan “B” y de un Plan “C”. Ya abundaremos.

De lo que se dice…

…dicen que… el gobernador chiapaneco, Manuel Velasco Coello, sólo tendría dos “gallos” para su sucesión: Oscar Eduardo Ramírez Aguilar y José Antonio Aguilar Bodegas. Si bien es cierto que, en este momento, se hace acompañar de todos y hasta desayuna, come, cena y “juega” con todos, llegará el momento cuando tenga que decidir y marcar la pauta. Llegará el momento cuando tome una decisión definitiva. Y, en esta decisión final, sólo aparecen los nombres arriba citados. El segundo podría entrar de bateador emergente y, según intrínsecos datos, podría ser el próximo inquilino del Palacio de Gobierno y no precisamente por el PRI. Ya abundaremos …dicen que… de no haber ninguna alianza de partidos en el nivel municipal para las elecciones del año entrante, en cada municipio podrían haber NUEVE CANDIDATOS. PRD, PAN, PRI, PANAL, MORENA, PVEM, Mover a Chiapas, Chiapas Unido y PES (Partido Encuentro Social). Para la ciudadanía y para los electores, eso estaría bien al tener de donde escoger o -mejor dicho- analizar y elegir el mejor proyecto y perfil. Pero para los aspirantes o candidatos, no tanto. Estos tendrían que enfrentar una mayor competencia y, por ende, mayores erogaciones económicas, sobre todo para aquellos que confían más en LA COMPRA de conciencias que en la calidad de sus proyectos de trabajo para sus pueblos. Ya abundaremos …dicen que… Víctor Albores Alcázar, el comiteco propietario de la firma UDS (Universidad del Sureste) en Chiapas, en Veracruz, en Mérida y en México, podría colarse al Senado de la República por MORENA. De acuerdo a los datos obtenidos por Perfil Fronterizo, el empresario educativo en mención estaría ya enlistado para una senaduría por la vía plurinominal por el partido de Andrés Manuel López Obrador. Albores Alcázar es de uno de los pocos valores de enorme valía y calidad moral que aún quedan en Comitán, en Chiapas y en México. De ser cierta esta versión, le sumará buenos y muy jugosos dividendos a MORENA tanto en Chiapas como en México. Ya abundaremos … dicen que… todo aquel político o aspirante que pierde una vez, difícilmente sale airoso en una segunda oportunidad. Eso quiere decir que todos aquellos en cuya carrera política se haya UNA DERROTA, en el 2018 VOLVERÁN A PERDER. Así lo marcan las estadísticas. Ya lo saben …dicen que… algunos aspirantes a presidentes municipales en el 2018, ni siquiera tienen y ni tendrán el voto de sus esposas. ¿Por qué? Pues simple y sencillamente porque la dejaron por “otra”. ¿Cómo quieren ser alcaldes entonces si no cuentan ni con el apoyo de sus propias familias? Ya abundaremos y mucho …dicen que… ya es hora que se escuche la voz del presidente municipal de Comitán, Mario Antonio Guillén Domínguez, en el seno de su ayuntamiento en el cual se acentúa la DIVISIÓN, el ENCONO, LOS ODIOS y LAS CONSIGNAS en contra de todo aquel que no sea de su interés personal. ¿Podrá Guillén Domínguez poner “orden” y enderezar el tren político para lograr repetir color en la presidencia municipal comiteca? Ya abundaremos …dicen que… a José Antonio Aguilar Bodegas, actual Secretario del Campo, lo podrán acusar de todo, MENOS DE TRAIDOR y de haber estado a favor de otro partido distinto al PRI. Este nunca ha militado y ni TRAICIONADO al tricolor. Entonces, su aspiración de convertirse en candidato a la gubernatura por el Revolucionario Institucional tiene razón de ser y con todo derecho. ¿Quién lo evitará? He dicho…Leer más: 

http://www.perfilfronterizo.net/newperfil/

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook