No hay delito que perseguir, es su lema

Ariel Grajales Rodas / Corresponsal / Noticias / Semanario Perfiles-al día

Ángel Albino Corzo.-  Le destrozaron su negocio, lo intentaron matar con un cuchillo y a seis meses de los hechos sigue esperando justicia.

El comerciante y víctima, Julio Arturo Corzo Nigenda, recordó que los hechos ocurrieron el pasado 21 de febrero; él se encontraba en su negocio de venta de pollos rostizados cuando arribó el también comerciante Irvin Rutsel Rivera García con un cuchillo en la mano.

Dijo que Rivera tiró el producto que expendía y una bocina, y destrozó los objetos que encontró  a su paso, al intentar calmar los ánimos de su rival recibió una herida en una mano con el arma blanca.

Comentó que acudió a la Fiscalía del Ministerio Público a cargo de Wilson Zavaleta Serrano, quien minimizó la agresión e inició un registro de atención para un arreglo conciliatorio, en el cual Irvin Rutsel, de 31 años, se comprometió a pagar 6 mil 410 pesos por reparación de daños el 30 de abril del año en curso.

Corzo Nigenda, oriundo de Villaflores, refirió que hasta el momento sigue esperando el pago de los daños, pues el representante social “no hace justicia,  te trae para arriba y para abajo y al final no hay delito que perseguir”.

Pidió al titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Jorge Luis Llaven Abarca, que no se tolere a los malos servidores públicos como Wilson Zavaleta Serrano, quien arregla los asuntos determinando que “no hay delito que perseguir”. 

“Como mi caso hay muchos”, concluyó diciendo el denunciante. 

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook