Enrique Hernández López es el finado

 Ariel Grajales Rodas / Corresponsal / Noticias/ Semanario Perfiles-al día

La Concordia.- Un  vendedor de helados se tiró un clavado en un río y murió ahogado.  La esposa informó a las autoridades que el hoy finado no sabía nadar y que se aventó al agua ebrio.

 Los hechos ocurrieron en la colonia Guadalupe Victoria, por la tarde del lunes último.

Enrique Hernández López, de 53 años y vecino del ejido Independencia, fue a un día de campo con su familia en la cortina de la presa El Portillo, sin imaginar que encontraría la muerte.

 Don Enrique estuvo consumiendo bebidas embriagantes y en un momento dado se subió a la rama de un árbol y  se echó un clavado en un río que atraviesa la zona, pero ya no salió.

 Cuando los familiares notaron su ausencia lo empezaron a buscar con el apoyo de varios lugareños y dos horas después localizaron el cadáver río abajo. 

Flor de María Montoya Ramírez, de 58 años, identificó el cuerpo de su marido, de quien dijo estaba borracho, no sabía nadar y que se dedicaba a la venta de helados.

Elementos de la Policía Municipal apoyaron al perito en turno en el levantamiento de los restos para la necropsia de ley.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook