Fraude

La agencia de autos de la marca Mazda fue demandada ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) por incurrir en el delito de fraude al vender como nueva una unidad repintada, golpeada y con más de 8 mil kilómetros

Aquínoticias / Portavoz

La agencia Mantecón Automotores SA de CV, de la marca Mazda, fue demandada ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) por incurrir en el delito de fraude al vender como nueva y con cero kilómetros una unidad repintada y con más de 8 mil kilómetros.

De acuerdo al expediente PFC. CHI.B.3/000770-2019, la denuncia se hizo porque se pagó por una camioneta nueva modelo Mazda CX-9 modelo 2019 y a cambio la agencia de la Familia Mantecón entregó una camioneta usada, golpeada y mal repintada.

Ante la autoridad del consumidor, el representante legal de la agencia Mantecón Automotores, Marco Polo Gordillo Rivera, aceptó la responsabilidad de haber entregado una unidad en mal estado, pero a la hora que se le exigió reponer una camioneta nueva ofreció pintarla o recibirla a cuenta (con precio del libro azul, que es un referente de precios) para una unidad nueva, lo que evidentemente significa un fraude y abuso hacia el consumidor.

La parte demandante no aceptó dicho ofrecimiento por considerarla una burla y un fraude descarado de esta agencia propiedad de la familia Mantecón, que también enfrenta denuncias de fraude en otra agencia de su propiedad, de la marca Ford.

Esto indica que la familia Mantecón y sus agencias incurren en el delito de abuso y fraude contra los clientes que de buena fe acuden a adquirir vehículos que supuestamente son nuevos y no tienen uso ni desperfectos que dañen las unidades.

A diferencia de otras agencias y de otras marcas de vehículos que cuando se presenta una situación similar proceden a cambiar las unidades dañadas por unidades nuevas, la agencia Mazda de Tuxtla, propiedad de la familia Mantecón, se niega a dicho acuerdo y pretende estafar a una clienta que ha declarado que jamás volverá a comprar un vehículo marca Mazda ni de las agencias que sean propiedad de los Mantecón.

Los concesionarios de la marca Mazda en Tuxtla Gutiérrez incurren en prácticas fraudulentas y lo mismo hacen en otras agencias de su propiedad, en las que incluso han tenido manifestaciones públicas de denuncia por no atender reclamos y exigencias de derechos de propietarios de vehículos con desperfectos que venden por nuevos.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook