En Nueva Esperanza

Ariel Grajales Rodas / Semanario Perfiles-al día

Villaflores.- Ebrio agricultor intentó suicidarse  ingiriendo herbicida. Terminó en su casa porque en el hospital regional y en una clínica privada no contaban con personal. 

Los hechos ocurrieron en el fraccionamiento Nueva Esperanza, al filo de las 21:30 horas del sábado.

Vecinos pidieron apoyo de una ambulancia al 911, ya que en estado de ebriedad Darinel Ochoa Náfate de 30 años y vecino del rancho Santa Cecilia  había ingerido herbicida. 

Al lugar arribaron socorristas de la Comisión de Emergencia y Rescate y uniformados municipales.

Ochoa fue llevado  al área de Emergencia del hospital regional donde le negaron la atención porque no había doctor en turno ni enfermeras disponibles. 

 La esposa del paciente, Gledi Pinacho de la Torre, pidió a los socorristas que llevaran a su cónyuge a una clínica particular, pero en ese  negocio no lo quisieron  atender por falta de médico internista.

Doña Gledi se desanimó y decidió que su esposo fuera trasladado a su casa, en el rancho Santa Cecilia, ahí quedó semiinconsciente Darinel.