Familia afectada de San Pedro Buenavista

Sr. Doctor Rutilio Escandón Cadenas

Gobernador del estado

Doctor Olaf Gómez Hernández

Fiscal General del Estado

Lic. Juan Oscar Trinidad Palacios

Presidente del Tribunal de Justicia

A la Comisión Nacional y estatal de Derechos Humanos

Al Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, como organismo que ha documentado la tortura

Estoy aquí para denunciar que en la Fiscalía General del estado, se practica la tortura como método de investigación.

La práctica de la tortura está generalizada en el sistema de justicia.

Agentes del Ministerio Público, policías, participan en actos de tortura, mientras los jueces en Chiapas son de consigna.

La tortura en la Fiscalía estatal funciona como un mecanismo de fabricación de culpables, ante la falta de capacidad de investigar, o la voluntad de hacer bien su trabajo para llegar a la verdad de los hechos.

El pasado 27 de abril del 2019 empezó la pesadilla para mi familia, la que aún no termina.

Ese día sábado un grupo de 60 personas encapuchadas y fuertemente armadas, irrumpieron en la colonia San Pedro Buenavista, municipio de Villacorzo, sin orden de cateo o de aprehensión, entraron a la casa de mis padres, José Gregorio Coutiño Cruz de 66 Años de edad, y mi madre; destrozaron la vivienda, sustrajeron diversos artículos, sacaron a golpes a mi padre, y a mi sobrino, Oscar Alberto Coutiño Utrilla de 20 Años de edad, que se encontraba en la casa familiar, los esposaron, y los subieron ilegalmente en una camioneta. (De eso tenemos un video)

Mientras que a mi madre la tiraron a empujones.

Sin saber del porqué de la arbitraria detención, familiares, amigos y conocidos seguimos al convoy de 10 vehículos sin placas donde eran trasladados con la intención de que se nos mostraran la orden de aprehensión, y nos dijeran los cargos que les imputaban.

Les dimos alcance en la gasolinera del Ejido Revolución Mexicana.

Pero en el lugar, los sujetos (hasta ese momento no sabíamos que eran policías) nos encañonaron, cortaron cartucho, deteniendo a mi hijo, a mi esposo, a mi hermana y un amigo de la familia.

Y se los llevaron. Los mantuvieron incomunicados.

En ese tiempo, fueron torturados, los vendaron, les dieron golpes, patadas, choques eléctricos, les metieron la cabeza en una cubeta grande con agua para que firmaran una confesión autoinculpatoria, por un delito que no cometieron. A mi hijo lo pegaron al escape de un vehículo caliente, provocándole quemaduras, dejándole cicatrices.

Ante esta situación, la familia inmediatamente interpuso una denuncia por desaparición forzosa. Cuando logramos por fin ubicarlos en las instalaciones de la Fiscalía de Alto Impacto, no nos permitieron verlos, tampoco nos dieron una explicación por el cual se los habían llevado a todos.

Fue hasta el 28 de abril de 2019 cuando la familia pudimos verlos, y constatamos las evidencias de la tortura a la que fueron sometidos.

El día 29 de abril, los seis integrantes de mi familia, fueron trasladados al Amate. En estos tres días que los mantuvieron en la Fiscalía de Alto Impacto, en ningún momento se les informó del delito que se les imputaba.

El 30 de abril 2019 cuando se lleva a cabo la primera audiencia, en donde los acusan del delito de robo ejecutado con violencia y agravado.

El titular de la Fiscalía de alto impacto, y el subdirector Omar Alejandro Acero Arroyo, sin llevar a cabo el debido proceso, de inmediato informan a través de la dirección de comunicación social de la detención de seis personas por el asesinato del dueño del rancho “El Brasilito” Santos Abdul Guizar Ruiz a quienes – supuestamente- se les había decomisado una camioneta tipo Ford Ranger y un arsenal, exibiéndolos en todos los medios de comunicación como delincuentes, iniciando así un linchamiento mediático y violando el derecho a la presunción de inocencia.

El boletín de prensa, fue publicado en todos los periódicos, en la página de la Fiscalía, y en la página de Facebook del entonces Fiscal, Jorge Luis Llaven Abarca, quien se negó a recibirnos en audiencia, todas las veces que se lo solicitamos.

Ese señor Llaven Abarca no debe ser candidato a diputado federal como pretende. Su paso por la Fiscalía y toda su carrera en la entonces Procuraduría está manchada con casos de tortura desde que fue ministerio público, como quedó asentado en la recomendación Num 26/2002 de la CNDH por actos de tortura del caso de Márquez de Comillas, así lo tiene documentado el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas de San Cristóbal.

Hago un llamado a la ciudadanía para que no voten a ciegas, y por este personaje cuyo desempeño como Fiscal general está lleno de irregularidades. En su administración prevaleció la tortura funcional como un mecanismo de fabricación de culpables.

*Exonerados por falta de pruebas

Siguiendo con el proceso, el 3 de mayo 2019 se lleva a cabo la audiencia de vinculación a proceso en la que se exponen las pruebas y evidencias de la detención arbitraria, la tortura, el cateo sin ninguna orden de un juez.

El juez dicta inmediata libertad, y da vista a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, por los actos de tortura a la que fueron sometidos mis seis familiares. Hasta ahorita no sabemos si la Comisión Estatal abrió un expediente por la tortura.

Sin embargo en unas horas, la Fiscalía crea un nuevo montaje y libran una orden de aprehensión en contra de mi padre Gregorio Coutiño Cruz, acusándolo de tentativa de homicidio en agravio de la señora Genoveva Moreno Balbuena, en hechos ocurridos el 28 de marzo de 2019 en el restaurante Boca del Rio en la ribera de Cupía del municipio de Chiapa de Corzo, sin que existiera una sola prueba en su contra, por lo que continuó en El Amate.

Ya que el 2 de mayo de 2019, la Fiscalía da a conocer a través de un boletín de prensa que igual salió en todos los medios, la detención de cinco personas por los hechos donde resultó lesionada la señora Genoveva Moreno Balbuena. ¿Entonces si ya tienen a los verdaderos culpables, porque mantener a mi padre bajo proceso?

Mi padre es inocente de todo lo que se le ha acusado. La gente de San Pedro Buenavista donde ha vivido toda su vida lo puede atestiguar. Mi padre es un hombre de trabajo, nunca se ha metido en problemas, es un hombre dedicado a su hogar y a su trabajo en el campo.

En El Amate se agravaron los padecimientos que tiene, su estado de salud tuvo un gran deterioro y sufrió un infarto estando privado de su libertad. A nosotros como familia se nos negó que estuviéramos con el.

El 9 de mayo del 2020.- se lleva a cabo la audiencia de vinculación a proceso, nuevamente se presentan todas las evidencias, peritajes, pruebas y declaraciones en nuestra defensa y con hechos se probó donde estuvo mi padre el 28 de marzo de 2019 (fecha en que ocurrieron los hechos que se le imputan).

Debido a estado de salud, a mi padre le es concedido el arraigo domiciliario, no obstante, su proceso no tiene ningún avance y debido a su estado grave de salud se ha solicitado a la fiscalía de alto impacto se traslade a la cd de Tuxtla para la debida atención de especialistas, negándose en diversas ocasiones poniendo en riesgo la vida de mi padre persona de la 3a edad ¿si ya las autoridades tienen a los verdaderos culpables porque el empeño de seguirlo reteniendo? .

Por todo esto, pido la intervención del gobernador Rutilio Escandón, y el nuevo Fiscal General Olaf Gómez Hernández. Este mismo día estaremos entregando una solicitud formal por escrito para que nos concedan una audiencia. Ya que hemos acudido a sus oficinas y nos niega la audiencia. Sentimos que es para proteger a Llaven Abarca y todos los torturadores de la Fiscalía de Alto Impacto.

El caso ha sido expuesto ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), y el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas.

Exigimos la libertad absoluta de mi padre, la exoneración de los delitos que le imputan, porque es inocente y así lo hemos probado.

Exigimos la reparación del daño, disculpas públicas de la Fiscalía General del Estado; que se limpien los nombres de mi padre, mi esposo, mi hermana, mi hijo y el amigo de la familia porque son inocentes y fueron exhibidos como los peores delincuentes.

Basta de fabricación de culpables en la Fiscalía del estado!

Exigimos justicia y reparación del daño.

Así como que el Fiscal General deje de seguir encubriendo a los torturadores.

No descansaremos como familia hasta que se haga justicia

Muchas gracias

Alondra Coutiño Guillén