Carlos Araiza / Columna

El Sopapo / Carlos Araiza 

*** De tal palo, tal astilla 

A Aida Guadalupe Jiménez Sesma, hija del cacique local, Germán Jiménez Gómez, ya le gustó ser “diputada chiripa”.  

La “chunca” de tío Germán aprendió rápidamente  que la política es para servirse no para servir y sin mayores méritos, más que el apoyo de su progenitor, apareció como diputada local plurinominal por el PRI en la actual legislatura. 

Como no le dieron jugada en el tricolor renunció al partido y se declaró diputada independiente. 

Más pronto que rápido su papi movió sus influencias y paguita, y un día apareció como fantasma en las filas del PVEM.

Obviamente, tío Germán, acostumbrado a no dar paso sin huarache, ya había negociado que Aidita fuera tomada en cuenta en los primeros lugares de la lista de diputados plurinominales en el pasado proceso electoral. Así que será de nueva cuenta diputada pluri.

No de vicio anduvo de edecán en los diferentes eventos del PVEM  en Chiapas, levantando las manos de los candidatos. 

Y es que el objetivo del vetusto cacique  es ver a su hijita convertida en alcaldesa de Villaflores para continuar la tradición de saquear los recursos del pueblo. 

Bien dice el dicho: De tal palo, tal astilla.