Emergencia de salud

Washington, 16 MAR (apro).-El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió a su país que el problema de la pandemia por el coronavirus se podría extender hasta los meses de julio y agosto y descartó por ahora el cierre de las fronteras para aplicar una cuarentena nacional.

“Por ahora no estamos considerando un cierre del país, solamente algunas áreas; estamos analizando lo que pasa en California”, declaró Trump en conferencia de prensa en la Casa Blanca, para actualizar a su ciudadanía sobre el virus.

La advertencia de Trump se ocurre al momento en que los gobernadores de varios estados de la Unión Americana ordenaron el cierre de negocios como restaurantes, bares, cines, teatros y lugares de concentración de más de 50 personas.

“La nueva realidad por el coronavirus nos indica que esta problemática se puede extender hasta los meses de julio y agosto”, explicó Trump, al tiempo que informó que su gobierno pondrá a la disponibilidad de los estados mayores recursos económicos y médicos para contener el virus.

“Este es un enemigo invisible… y estamos trabajando con los médicos, con las enfermeras y con los gobernadores… es posible que enfrentemos una recesión económica, pero saldremos adelante porque estamos mejor preparados que cualquiera en el mundo”, enfatizó Trump.

Recorte de tasas

El pasado domingo el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal anunció que recortó las tasas de interés de préstamos interbancarios de corto plazo, dejándolas en 0 y 0.25%, en los créditos a la banca comercial y al público en general, respectivamente.

La Reserva Federal (Banco Central) de Estados Unidos anunció también que inyectaría 700 mil millones de dólares a la economía, invirtiendo 500 mil millones en la compra de bonos del Departamento del Tesoro, y 200 mil millones en bonos de deuda de bienes raíces.

Conforme pasan las horas las autoridades estatales y federales de Estados Unidos anuncian nuevas medidas de aislamiento de personas como mecanismo preventivo de la expansión y contagio de la pandemia mundial del Covid-19.

Trump aclaró que en los próximos 15 días las autoridades sanitarias del gobierno federal ponderarán la situación de los casos registrados en Estados Unidos por contagio del Covid-19, estimando que la realidad mundial rebasa las expectativas de la magnitud del problema nacional.

Anticipan contracción

La conferencia de prensa de Trump ocurrió minutos después de concluir una teleconferencia con los 50 gobernadores del país y con los líderes del Grupo de las Siete economías más avanzadas del planeta (G7), con quienes se comprometió a trabajar de manera conjunta ante el virus.

El anuncio de la Reserva Federal de recortar las tasas de interés y la inyección de 700 mil millones de dólares en la economía no evitaron las cifras negativas en el mercado bursátil estadunidense, Wall Street, en Nueva York y otras bolsas del planeta.

La reacción de los mercados se debe a que interpretaron al anuncio de la Reserva Federal como un preludio de la contracción en el desarrollo económico de Estados Unidos debido al coronavirus, lo que podría consumarse durante el segundo y tercer trimestre de 2020.

“La prioridad es atender la realidad de este problema con la gente, ya habrá tiempo de hacerle frente a la problemática económica”, señaló Trump, admitiendo que las acciones de parálisis productiva en los estados generarán riesgo de una recesión macroeconómica.

La suspensión de actividades económicas como el cierre de pequeñas y medianas empresas en estados como Nueva York, California, Washington, Ohio, Illinois, Maryland, Nueva Jersey y Georgia, entre otros, serán motivo de contracciones económicas.

Miles de ciudadanos estadunidenses están quedándose sin empleo, en especial los involucrados en la industria turística, hotelera, de esparcimiento, aviación comercial y manufacturera, entre muchas otras.

La semiparálisis de Estados Unidos por el pavor al contagio del Covid-19 se refleja en el cierre de escuelas a todos los niveles educativos, las compras de pánico de víveres y artículos médicos de primera necesidad y la ausencia de tráfico en las calles y carreteras.

Como medida de prevención del pánico, Trump ha estado pidiéndole a sus conciudadanos que no hagan compras masivas de artículos de primera necesidad y simplemente sigan las indicaciones de prevención, lavarse las manos, evitar las congregaciones de personas y no salir.

Impacto político

El impacto de la pandemia del coronavirus también se ha hecho sentir en la política. Este martes 17 de marzo habrá elecciones primarias en cuatro estados para elegir al candidato presidencial demócrata, entre el vicepresidente Joe Biden, y el senador por Vermont, Bernie Sanders.

Hasta el momento solamente en el estado de Ohio se anunció la postergación de los comicios primarios para este martes 17 de marzo, aunque se habla que los estados de Arizona, Florida e Illinois puedan hacer lo mismo.

En paralelo, el gobierno de Canadá anunció que cerraría sus fronteras a la inmigración extranjera, y que únicamente permitirá la entrada a su territorio a los ciudadanos canadienses, residentes permanentes y a algunos ciudadanos estadunidenses.

Al ser cuestionado directamente sobre si estaba valorando la posibilidad de reciprocar al gobierno de Canadá de cerrar las fronteras, Trump respondió que es algo que estará valorando, “pero por ahora no hay una decisión al respecto en la frontera norte y sur”.

Ante la contracción del desarrollo del Producto Interno Bruto de Estados Unidos que se espera en los próximos meses, algunos sectores productivos ya están pidiendo subsidios al gobierno de Trump para evitar la bancarrota.

La industria de la aviación comercial anunció este lunes que solicitará al Departamento del Tesoro un paquete de asistencia por 50 mil millones de dólares para sobrevivir a la catástrofe que en el sector turístico ha provocado la expansión mundial del coronavirus.

El pasado viernes Trump decretó Estado de Emergencia Nacional, lo cual fue respaldado por el Congreso federal que aprobó un paquete de 50 mil millones de dólares para ayudar a las pequeñas y medianas empresas a paliar la crisis de despidos y cierre de sus puertas.

A esos 50 mil millones de dólares se le agregan los 8 mil 300 millones de dólares que ya se habían autorizado para apoyar financieramente a las personas que se quedarán sin empleo temporal.

A todos los estadunidenses Trump les recordó que, en los próximos días, recomienda que no haya clases, que la gente evite salir a la calle, que no vaya a bares y restaurantes, que no beba agua en la calle, y que desista de viajar a menos que sean casos extremadamente necesarios.

Hasta este momento en Estados Unidos se han registrado 69 casos de decesos por Covid-19, y el contagio del virus en unas 3 mil 800 personas en 49 de los 50 de sus estados, con la excepción de Virginia del Oeste.