Ciberviolencia

Ante el creciente uso de plataformas digitales, la violencia de género se ha establecido en línea. Sin embargo, entenderlo es necesario para erradicarlo

 Acorde a la firma de ciberseguridad Kaspersky, en Europa 7 de cada 10 mujeres han experimentado ciberacoso, y por lo menos una de ellas fue víctima de violencia física por su pareja. Con la intención de erradicar la violencia de género en Internet y el ciberacoso, organizaciones globales proponen capacitar a quienes atienden a victimas de dichos casos y al personal de gobierno. Esta conducta se replica alrededor del mundo en mayor o menor escala, sin embargo, el proyecto DeStalk lo aborda para no permitir una expansión mayor.

La Red Europea para el Trabajo con Perpetradores de Violencia Doméstica, Fundación Blanquerna, Kaspersky y Una Casa per l’Uomo and Regione del Veneto, trabajan en conjunto en la creación del proyecto DeStalk. Dicho proyecto está enfocado en abordar el tema de la ciberviolencia y el ciberacoso, el cual desata en Internet una nueva forma de violencia de género.

Dentro de dos años, el equipo europeo del proyecto, conformado por expertos en violencia de género y ciberseguridad, desarrollará contenido para guiar a quienes tratan con víctimas de violencia. Asimismo, piensa en capacitar a las autoridades regionales y de otros gobiernos para concientizar al público en general y tomar medidas contra la ciberviolencia.

«Abordamos el tema desde un enfoque innovador y un consorcio sólido con los participantes de la investigación«, detalló la doctora Berta Vall, profesora asociada a la Fundación Blanquerna. Asimismo, Vall indicó, DeStalk se compromete a obstaculizar la violencia de género dentro de las actuales y nuevas plataformas de comunicación, las cuales son en línea, pero «producen un daño real en comunidades«.

Aunado a ello, Kaspersky menciona, el 71% de los abusadores domésticos monitorean las actividades informáticas de las mujeres, mientras un 54% rastrea smartphones por medio de software. En 2019, Kaspersky detectó un incremento anual del 67% en el uso de aplicaciones de monitoreo, y destacó, datos preliminares de 2020 no muestran mucha diferencia a comparación de 2019.

El proyecto DeStalk planea desarrollar una estrategia multinivel, capaz de crear un plan de aprendizaje online sobre la ciberviolencia y el ciberacoso disponible en varios idiomas. Además, deberá tomar en cuenta la experiencia de los participantes en su desarrollo sobre las plataformas usadas por los acosadores. También, se desea crear una campaña de sensibilización piloto en la región europea con posibles replicaciones en otros países interesados en el tema.

Una de las principales problemáticas en la sociedad actual, la violencia de género, también forman parte del entorno cibernético. Ante ello y la evolución de las plataformas, DeStalk presentará un desarrollo en constante actualización para identificar las nuevas formas de ciberacoso en Internet y lograr erradicarlas.