Sr. López / Columna

La Feria / Sr. López

*** Pleito de callejón 

Allá por los años 30’s del siglo pasado, la tía Carmen contrajo nupcias con un señor tontón y muy en concordancia con su anemia neuronal, campeón mundial y olímpico en terquedad. Nadie en la familia discutía con su esposo, tío Martín, porque era más necio que las necesidades fisiológicas que usted sabe, no aceptan explicaciones. Tía Carmen tampoco alegaba con él; si iban por carretera a Veracruz y el tío tomaba rumbo a Tampico, ni el pico abría y cuando se topaban con el letrero de ‘Bienvenidos a Tamaulipas’, le decía: -Tú síguele, viejo, ese letrero debe estar mal -y el tío le seguía, hasta que ya era imposible negar que estaban en Tampico. Lo dejaba siempre meter la pata hasta la ingle, ni chistaba. Este menda conoció al tío ya siendo un viejito que rara vez hablaba y cuando preguntó por qué, supo de los largos años que vivió errando hasta que después de tanto ridículo, ya mejor no decía nada. Así lo domó la tía, sin un pleito. 

El sábado pasado, la Auditoría Superior de la Federación (ASF), entregó a la Cámara de Diputados el ‘Informe de los Resultados de la Fiscalización 2019’, primer año de gobierno del transformador patrio, Andrés Manuel López Obrador. 

La ASF es un órgano técnico de la Cámara de Diputados federal y en ella mandan los 36 diputados que forman su Comisión de Vigilancia (25 de Morena y asociados -PT, PES, PVEM; y once de sus opositores: MC, PAN, PRI, PRD). Para la fecha de la entrega de este Informe de Resultados, había dos plazas vacantes de Morena, una del PES y una PRI; la mayoría aplastante era de Morena y Cía. con 22 diputados frente a diez de la oposición. 

La ASF, fiscaliza todo aquello en lo que se gaste un peso del erario federal; no auditan todo, es imposible, pero revisan lo más significativo. 

Entre las muchas cosas interesantes de este Informe, destaca que el gobierno federal publicó en abril de 2019, que el capricho de cancelar el aeropuerto de Texcoco costaría 100,000 millones de pesos… la ASF encontró que cuando menos costó, 331,996 millones. Cuentachiles. 

Respecto de la refinería de Dos Bocas, la ASF determinó que se sobreestimaron las posibles utilidades que producirá. Pemex Transformación Industrial consideró que operará por arriba del 90% de su capacidad, la Sener indicó que se utilizaría al 78.5%; arrojará pérdidas y encima, Pemex no incluyó todo el gasto de la obra: será más cara y todavía menos rentable. 

Sobre los programas sociales, la ASF encontró “profundas deficiencias e irregularidades financieras (…) que ponen en duda el éxito del combate a la pobreza”. Vamos por partes, como diría Jack el Destripador: 

Censo del Bienestar, la ASF detectó que “(…) no levantó información del total de viviendas de ninguno de los 2 mil 457 municipios para los 119 millones de habitantes”; también encontró casos de más personas censadas que el total de habitantes de los municipios. Agüita pa’l calor. 

Universidades para el Bienestar Benito Juárez: en 2019 se entregaron más de 828 millones de pesos en subsidios para la construcción de 100 sedes; ocho de cada diez proyectos no reúnen requisitos de elegibilidad y no hay “documentación comprobatoria del ejercicio del gasto”. Metiches. 

Programa de Pensiones para el Bienestar de Personas con Discapacidad: el gobierno en 2019 destinó 8,295 millones. La ASF determinó, que “no (se) identificó y cuantificó a la población potencial y objetivo”, y determinó con un 95% de certeza, que no se acreditó el pago de la pensión a “entre el 71.3% y el 81.3% de los 837 mil 427 beneficiarios”. Qué fijados. 

Pensión para Adultos Mayores: se necesita aclarar el destino de 992 millones 680 mil pesos, por carencia en el registro de beneficiarios. Qué fea es la desconfianza. 

Jóvenes Construyendo el Futuro (los ninis): ejercieron 23,520 millones y dice la ASF: “No fue posible conocer el impacto de los beneficios de la capacitación acompañada de becas y seguridad social (…)”. Nada les acomoda. 

Sembrando Vida: se gastaron 14,647 millones en beneficio de 244,657 personas, pero no se cuenta con documentación completa que justifique el gasto. Observación fifí. 

Segalmex (Seguridad Alimentaria Mexicana): tiene que aclarar el destino de 3,396 millones; aparte, 516 millones de subsidio a compras de trigo; la desaparición de sus almacenes de 1,496 millones de pesos de maíz; junto con el pago de 295 millones de pesos a un grupo de empresas, sin comprobar la prestación del servicio. Tiquismiquis. 

Programa de Apoyo para el Bienestar de Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras: creado después de desaparecer las estancias infantiles (mucha corrupción), el 80% de los expedientes de beneficiarios carece de requisitos; no se pudo acreditar que “se entregaron los apoyos de manera directa y conforme a los montos previstos, y no se supervisó la operación del programa”. Pelillos a la mar. 

Servidores de la Nación: irregularidades en la nómina de más de 18 mil “servidores” (antes, operadores electorales de Morena), coordinados directamente desde presidencia; hay un monto por aclarar de más de 561 millones de pesos; faltan justificativos para pago de nómina, hay RFC que no corresponden, CURP duplicadas, etc. Si la envidia fuera tiña. 

Ayer mismo el Presidente de la república respondió sobre lo que más le interesa, lo del aeropuerto de Santa Lucía: “(…) exageran y no solo eso, están mal sus datos, yo tengo otros datos y se va a informar aquí, y ojalá lo hagan ellos, los de la Auditoría Superior de la Federación, porque le están dando mal la información a nuestros adversarios y yo creo que no deben de prestarse a esas campañas (…)” 

¡Zaz!, sobre advertencia no hay engaño: la Auditoría Superior de la Federación, único órgano de auditoría que sin interrupción existe en México desde 1810, con justo prestigio en el mundo de la fiscalización superior, está haciéndole el caldo gordo a los adversarios del Presidente… qué bueno que nos avisa… pero a su gente nada la salva: aclaran o aclaran, esto no se arregla con babas presidenciales ni es pleito de callejón.