Esperan que este cable pueda ser un conector más rápido al agruparlo

Con la ventaja de ser más ligero, barato y transmitir más datos, científicos crearon un nuevo conductor de energía capaz de sustituir al cableado de cobre

 Debido a las altas demandas energéticas de los procesadores de silicio en las computadoras y las conexiones en centros de datos, científicos desarrollaron un nuevo cable capaz de enlazar a mayor rapidez energía e información. Este nuevo cable, hecho a base de polímero plástico es más ligero y barato de producir en comparación a los de cobre, y transfieren información 10 veces más rápido que un USB. Asimismo, este nuevo enlace de energía e información podría ser utilizado en la industria automotriz y espacial en el futuro.

En la época actual, donde es necesaria la conexión eléctrica y de datos para trabajar, estudiar y entretenerse, los procesadores de información son parte fundamental en la tecnología. Cables como los USB y HDMI necesitan de mucha energía al momento de intentar trasladar grandes cantidades de información. Ante la demanda a estos cables de soportar más de 100 gigabytes por segundo, científicos desarrollaron un nuevo cable capaz de transmitir más información, con menor uso de energía y más barato.

Jack Holloway, doctor en ingeniería eléctrica e informática por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), junto a un equipo de científicos desarrolló un cable hecho a base de polímero plástico. Este cable es «mucho más barato de producir» en comparación a los hechos de cobre, y cuando el nuevo enlace es operado por señales electromagnéticas de subterahertz es más eficiente en la transmisión de datos. Este cable de polímero es tan eficiente como el hecho de fibra óptica, sin embargo, tiene una ventaja: «es compatible con procesadores de silicio sin una manufactura especial«, afirma Holloway.

Dicho conductor tiene un diámetro de 0.4 milímetros, «como un mechón de cabello«, señala Ruonan Han, profesor asociado al estudio. A pesar de su pequeño diámetro, este conductor cuenta con una banda ancha total de 105 gigabytes por segundo, 10 veces más rápido a comparación del cable USB. Con dichas cualidades, este cable podría ser utilizado en un futuro por la industria aeroespacial o automotriz y así ser energéticamente más eficientes.

Al desarrollar este enlace, el grupo de científicos liderado por Holloway también diseñó procesadores de bajo costo para combinarlos con el conductor de polímero. Ello, luego de identificar los procesadores de silicio presentan dificultades al operar bajo subterahertz. Con esta solución, los científicos esperan crear conexiones completas con estos nuevos materiales y mejorar los costos de su producción.

También, los científicos esperan que este cable pueda ser un conector más rápido al agruparlo y, entonces, alcanzar la velocidad de un terabyte por segundo, «todavía a bajo costo«. Las conexiones de centros de datos, procesadores y otros dispositivos tecnológicos podrían ahorrar energía y ser más eficientes con este nuevo conductor.