Afectarán gravemente a todos los generadores privados

La reforma a la Ley de la Industria Eléctrica en México, impulsada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador,  pueden provocar un «colapso» en aquellas instituciones financieras que invirtieron en proyectos energéticos, dijo el presidente de la Comisión de Energía de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Régulo Salinas, durante el Panel de Energía de la American Society.

Salinas expuso que si los generadores no pueden despachar energía porque primero entrarán las plantas de Comisión Federal de Electricidad (CFE) entonces no tendrán recursos para pagar los créditos de sus proyectos.

De esta manera, las modificaciones a la ley eléctrica afectarán gravemente a todos los generadores privados, ya que el orden de despacho da «preferencias» a centrales de generación de la CFE, aunque estas son más contaminantes y caras.

Los cambios a la ley pueden causar un «colapso del sector financiero mexicano que financió los grandes proyectos de energía del país, el repago de los financiamientos está vinculado al despacho y cobro de la energía generada por los proyectos financiados», expuso Salinas.

Dijo que precisamente los altos costos de generación de electricidad en México obligaron a la industria a instalar sus propias plantas generadoras «para competir contra extranjeros que compran su energía a la mitad del precio en el país».

Por ello a la fecha el 14% del PIB se abastece con electricidad generada bajo ese esquema de autoabastecimiento, y cancelaciones arbitrarias de estos permisos afectarían a los consumidores de diversos sectores pagando una energía más cara».

Con información de EL INFORMADOR