Prevenidos

A todos los mexicanos nos ha pasado que contamos con un billete con algún tipo de maltrato por guardarlo en los bolsillos del pantalón, echarlos a la lavadora o también porque nos lo regresaron de cambio en alguna tienda o negocio. 

Hay veces que al momento de pagar algo solamente cuentas un billete en tu cartera, pero este se encuentra roto, le falta un pedazo o está manchado, por lo que al entregarlo no quieren aceptarlo por las condiciones en las que está.

Esto no quiere decir que todos los billetes pierden su valor, pues de acuerdo con el Banco de México (Banxico), «un billete conserva su valor si está sucio, manchado o deslavado, si está incompleto y tiene más de la mitad o si se rompe y se une con cinta transparente.»

Pero, también existen casos en los que pierden su valor.

A continuación te contamos acerca de la validez de los billetes que presentan algún tipo de maltrato:

Casos donde los billetes tienen validez

Billetes rotos

Si por alguna razon cuentas con un billete roto, este no afecta directamente su valor y podrás repararlo con cinta adherible transparente, en caso de que se pegue con alguna cinta de color, perderá su valor.

Billetes incompletos

En caso de tener un billete que le falte un pedazo o una fracción, la superficie faltante debe ser menor o igual a 6.16 cm2, que es el tamaño aproximado de una moneda de diez pesos.

Billetes con manchas

Los billetes que tengan manchas de grasa, aceite, pintura, tinta, sangre o cualquier otra sustancia, siguen teniendo valor, siempre y cuando sea evidente que no han sido manchados con la intención de ocultar algún mensaje dirigido al público de tipo religioso, político o comercial.

Casos donde los billetes tienen validez

Billetes alterados

Uno de los errores que se comenten es alterarlos, esto es cuando se forma un billete con dos o más piezas de diferentes billetes del mismo valor. Al momento de hacer esto automáticamente tu pieza ya no tiene valor.

Billetes con sellos o anotaciones

Otro de los casos son los billetes con sellos o anotaciones, por lo que aquéllos que contienen “palabras, frases o dibujos, en forma manuscrita, impresa, o cualquier otro medio indeleble, que tengan como finalidad divulgar mensajes dirigidos al público, de carácter político, religioso o comercial”, pierden su valor.

Con información de EL INFORMADOR